Inicio / Maternidad / Embarazo / Los efectos del estrés en el embarazo

Maternidad

Los efectos del estrés en el embarazo

por Redacción enfemenino Publicado en 27 de julio de 2016
115 compartidos

La experta nos cuenta la importancia del equilibrio emocional y la ausencia de estrés en la mujer para que el embarazo siga un curso normal y tranquilo, y el bebé se forme y nazca de un modo equilibrado.

Desde hace algunos años empezamos a saber que nuestra vida fuera del útero es determinada en gran parte por las 40 semanas que vivimos dentro de él. El equilibrio emocional y la ausencia de estrés en la mujer embarazada es vital para que nuestro bebé se pueda formar y nacer de un modo equilibrado. Los sucesos estresantes que nos pasan durante el embarazo aumentan la sensibilidad del feto para interpretar ciertos estímulos biológicos. Es decir, es más probable que una mujer que tiene mucho estrés durante la gestación dé a luz a un bebé más irritable, que llore mucho más o que necesite muchos más mimos para sentirse seguro.

Los motivos por los que nos estresamos son muchos y variados, pero la quiropráctica Roser de Tienda nos explica que: "una de las causas de estrés más común que veo en mis pacientes es que, la mayoría deben apurar al máximo tiempo en el trabajo, para poder pasar más tiempo con el bebé". Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el escaso tiempo por baja maternal que se concede a las mujeres en nuestro país, nos sitúa a la cabeza en partos prematuros y de intervencionismo obstétrico en Europa.

Qué es el cortisol y sus consecuencias en el embarazo

El cortisol es la hormona que segrega nuestro organismo ante situaciones de emergencia o peligro. El flujo sanguíneo adecuado para el buen funcionamiento del útero depende del equilibrio entre el sistema simpático y el parasimpático. La ansiedad aumenta la adrenalina y la tensión descarga noradrenalina. Toda esta hiperactividad explica muy bien una serie de problemas y consecuencias en el embarazo tales como:

  • Aborto espontáneo, malnutrición fetal y retraso en el crecimiento intrauterino.
  • Parto prematuro, y distocia hipertónica (dificultad en el proceso del parto).
  • Hipertensión arterial.
  • Hipoxia para la madre (falta de oxígeno en el cerebro).

Cómo detectar si tienes estrés en el embarazo y cómo evitarlo

Para detectar si estás estresada sólo tienes que pararte un momento y escucharte. ¿Te duele la espalda, la cabeza, estás triste, comes sin hambre, pero no puedes parar, pasas de la alegría a la tristeza en un momento, estás cansada nada más levantarte...? Si es así, vamos a aprender unas pautas de comportamiento que nos ayudarán a mejorar nuestro día a día y que nos recomienda la experta:

>Además de asistir a las visitas periódicas con tu ginecólogo visita a un especialista en la columna vertebral y del sistema nervioso. Un quiropráctico licenciado te ayudará a que tu organismo funcione perfectamente, así como a que el parto sea más fácil con una pelvis bien alineada. Esto te proporcionará más seguridad y tranquilidad durante tu embarazo.

>Realiza un curso pre-parto y conoce al equipo que estará contigo para dar a luz. Crea un plan de parto que puedas compartir con ellos. Eso te dará confianza y podrás visualizarte en el proceso.

>Planifica tu baja laboral de forma que puedas descansar el máximo tiempo posible. Si es necesario tener una baja con antelación pídela a tu ginecólogo, ningún trabajo merece el estrés que conlleva trabajar hasta el último mes.

>Prioriza las cosas importantes y simplifica. Haz listas de las obligaciones que tienes y reparte tareas con tu pareja. Optimiza tu tiempo, puedes descansar mientras haces la compra por internet en el sofá. Cocina el doble de todo, así tendrás reservas y no tendrás que pensar en ello cada día.

>Baja tu nivel de exigencia y perfección. Estás viviendo igual que siempre, pero al mismo tiempo estás fabricando una vida humana, así que, si hoy no cambias las camas, o no puedes quedarte a una reunión porque estás agotada, es normal. Así que sin culpabilidad vete y descansa.

>Crea espacios de intimidad con tu pareja y diviértete. Haz cosas que os gusten a los dos, compartid vuestros miedos e ilusiones, tanto si es vuestro primer bebé, como si es el cuarto, hacer un espacio entre los dos para recibir a un nuevo miembro de la familia es muy necesario. Diviértete, es un momento único en la vida y te mereces disfrutarlo.

Cuando estés nerviosa, recuerda que tu bebé se está formando dentro de ti, y que es capaz de sentir las cosas que suceden a tu alrededor. Intenta vivir tu embarazo como si tuvieses un invitado en casa, cuídalo, mímalo y hazle la vida agradable. Verás que, al nacer, esa relación de tranquilidad y cariño os hará la vida mucho más fácil y equilibrada.

Contenido elaborado en colaboración con Roser de Tienda



​Y además:
¡Quiero ser mamá! 10 consejos para quedarte embarazada rápido
Guía de belleza para mamás: ¿cómo cuidarte durante el embarazo?

por Redacción enfemenino 115 compartidos

Puede interesarte