Inicio / Maternidad / Embarazo / Tapón mucoso en el embarazo: todo lo que necesitas saber

Maternidad

Tapón mucoso en el embarazo: todo lo que necesitas saber

por Elvira Sáez Creado en 3 de octubre de 2019
100 compartidos
© Unsplash

¿Qué es? ¿Cuándo se expulsa? ¿Duele? Respondemos a estas y otras preguntas para que resuelvas todas tus dudas en torno al tapón mucoso.

Si has llegado hasta aquí, es posible que no tengas muy claro qué es el tapón mucoso. Lo cierto es que se trata de un tema que genera muchas dudas entre las embarazadas, especialmente en el caso de las primerizas. Por eso, y con el fin de aclararlas, hemos preparado este artículo en el que resolvemos algunas de las cuestiones más frecuentes. Desde qué es y cuál es su función hasta cuándo se expulsa. ¡Sigue leyendo!

Video por Patricia Álvarez

¿Qué es el tapón mucoso?

El tapón mucoso es una sustancia gelatinosa (entre blanquecina y rosácea por la presencia de sangre) que se forma alrededor de la séptima del embarazo y cierra el cuello del útero o cérvix. Su función es la de proteger al bebé ante posibles infecciones del exterior, por lo que aparece al inicio del embarazo y se expulsa a su fin.

¿En qué momento se expulsa el tapón mucoso?

El tapón mucoso es expulsado por la vagina cuando se inicia la dilatación cervical o apertura del cérvix uterino. Su expulsión es una señal de que pronto se iniciará el parto, pero no significa que vaya a ser de forma inminente. La mujer embarazada puede notar una pequeña cantidad de flujo espeso, entre blanquecino y rosáceo. Puede ser expulsado de golpe, pero también durante varios días. No obstante, también es posible que no percibas su expulsión porque se produzca mientras haces pis. En principio, el hecho de que no lo notes no tiene por qué suponer ningún problema, así que no debes preocuparte. En caso de que esto te genere dudas o preocupación, lo mejor es que consultes a tu ginecólogo en las últimas revisiones del embarazo.

¿Las relaciones sexuales pueden afectar al tapón mucoso?

No, mantener relaciones sexuales no tiene por qué afectar ni a la formación ni a la rotura o expulsión del tapón mucoso. Es posible que durante las últimas semanas de embarazo se produzca un ligero manchado tras practicar sexo, pero esto no tiene por qué indicar ningún problema. Salvo que se haya aconsejado lo contrario por parte de un profesional, la mujer puede tener relaciones sexuales durante todo el embarazo sin ningún problema.

¿La expulsión del tapón es dolorosa?

No, la expulsión del tapón mucoso no duele. Lo que sí podría ocurrir es que este proceso vaya acompañado del inicio de las contracciones, las cuales sí que producirían dolor, pero no la expulsión en sí misma. En este caso lo más habitual es que las molestias sean similares a las de la menstruación y su intensidad irá en aumenta. Sin embargo, si la expulsión del tapón mucoso se produce antes de las primeras contracciones, es muy probable que no sientas molestia alguna.

¿Qué ocurre si se expulsa el tapón mucoso antes de tiempo?

La cantidad de días que trascurren desde que se expulsa el tapón mucoso hasta el parto es variable entre unas mujeres y otras. Por lo tanto, aunque sí que suele indicar que se acerca el nacimiento del bebé, en algunos casos pueden pasar dos o más semanas hasta que se produzca el parto. Por lo tanto, no tiene por qué ser un problema expulsar el tapón mucoso antes de tiempo si no viene acompañado de contracciones que indique un parto prematuro.

Como la función del tapón mucoso es proteger al bebé de posibles infecciones externas, es posible que te preguntes si su expulsión días antes del parto puede afectarle de alguna manera. La respuesta es que lo normal es que no tiene por qué suponer ningún problema para tu bebé. Aún así, sí que es conveniente que cuides la higiene.

Cómo diferenciar la expulsión del tapón mucoso con una hemorragia

La principal diferencia es el color. En la expulsión del tapón mucoso, aunque puede haber una tonalidad rosada por la presencia de sangre, es un tono claro mezclado con blanquecino. En el caso de una hemorragia su color sería rojo fuerte y normalmente la cantidad del líquido expulsado por la vagina sería mucho más abundante. La textura de la secreción vaginal también puede dar pistas, pues como ya hemos mencionado el tapón mucoso es viscoso.

¿Y qué diferencia tiene con el líquido amniótico?

La secreción que se produce al expulsar el tapón es mucosanguinolenta, sin embargo, el líquido amniótico es muy claro, más similar al pis. En caso de que se produzca una expulsión de este tipo sí que es importante que acudas rápidamente al médico porque podría tratarse de la rotura de aguas y hay que evitar cualquier riesgo. Respecto a esto, debes saber que la rotura de aguas no siempre se produce y hay embarazadas que llegan al parto con el saco amniótico totalmente intacto. En caso de que se produzca a partir de la semana 38 es una señal inequívoca de que el parto es inminente y tendrás que prepararte para ir al hospital a dar a luz. Si se produce antes de la semana 37 también debes ir a urgencias inmediatamente porque se considera rotura prematura del saco amniótico y puede ser más problemático para el bebé.

¿En qué caso debería consultar al médico?

Que se produzca un ligero manchado por la expulsión del tapón mucoso es normal. No obstante, puede ser recomendable que lo hables con el ginecólogo para que resuelva tus dudas e inquietudes. Eso sí, si lo que se produce es un sangrado abundante, al igual que el caso del líquido amniótico, sí que debes informar a tu ginecólogo inmediatamente para que determine las medidas a seguir.

Descubre: La evolución del feto a través de ecografías
El desarrollo del embarazo semana a semana © iStock

Y además:
Durante el embarazo, ¿qué es normal y qué no?
El seguimiento del embarazo semana a semana
15 cosas que debes saber sobre el parto

por Elvira Sáez 100 compartidos