Inicio / Maternidad / Embarazo / ¿Cómo quedarse embarazada de una niña? 7 trucos que podrían (o no) funcionar

Maternidad

¿Cómo quedarse embarazada de una niña? 7 trucos que podrían (o no) funcionar

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 29 de marzo de 2016
253 compartidos

Programar las relaciones sexuales, elegir una determinada postura, darse un baño de agua caliente antes de intentar concebir... Descubre algunos de los métodos caseros que podrías emplear para concebir una niña. ¿Funcionarán?

Hace algún tiempo te contábamos algunas de las divertidas técnicas que se utilizaban antiguamente para predecir el sexo del bebé durante el embarazo. Ahora, hemos querido realizar una recopilación de pequeños trucos populares que se emplean para intentar concebir una niña en lugar de un niño. No estamos hablando de bebés a la carta (una técnica que no se practica en nuestro país), sino de métodos caseros. Sobra decir que ninguno de ellos mantiene una base científica corroborada: emplearlos no es garantía de que vayamos a tener una niña. De hecho, el sexo del bebé nunca se puede predecir con seguridad, ya que depende de factores genéticos. Tanto los espermatozoides como los óvulos están formados por 23 cromosomas cada uno: X e Y. De la unión de los pares de cromosomas dependerá el sexo del bebé: XX (niña) y XY (niño). Resumiendo: tenemos prácticamente las mismas posibilidades de tener un niño que una niña. Pero aún así, se cree que podemos emplear algunos métodos para decantarnos por el sexo femenino. ¿Quieres saber cuáles son? Por probar... ¡no se pierde nada!

1. Seguir una dieta rica en minerales

Esta creencia está basada en el método Barreta, desarrollado por una bioquímica argentina llamada Adriana Baretta. Según su teoría, minerales como el calcio y el magnesio pueden favorecer la concepción de una niña, pues fomenta los espermatozoides del tipo X (femenino). Así mismo, evitar el consumo de alimentos ricos en sodio y el potasio (que fomentarían los masculinos) también se debería llevar a cabo. Concretando: según esta teoría, si queremos tener una niña, deberíamos incluir en nuestro menú productos lácteos (leche, queso, yogures...), pescado, carne de ternera, conejo o cerdo, fruta (naranjas, piñas, fresas...) y cereales.

2. Darse un baño de agua caliente antes del sexo

Esta es otra de las teorías que circulan por ahí. Según creen algunos, el calor favorece la rapidez de los espermatozoides de tipo X (los femeninos, como hemos mencionado), dándoles "ventaja" en el camino a la concepción. Tu pareja puede darse un baño de agua caliente antes de tener relaciones sexuales para intentar poner en práctica este método.

3. Tener relaciones sexuales 12 horas después de la ovulación

O lo que también se conoce como el método O-12. Se cree que fue inventado por una mujer que tenía ya seis hijos varones, y tras probar otras prácticas para tener una niña, finalmente dio con un truco que le funcionó: tener relaciones sexuales pasadas justo 12 horas después de la ovulación. ¡A ella le funcionó! Pero, claro, si tenemos en cuenta que esto es como una tómbola, y que ya llevaba seis intentos masculinos... El azar y la probabilidad jugaba a su favor.

4. Colocarse arriba durante las relaciones

Otra creencia popular que se basa en la velocidad de los espermatozoides: se supone que en esta postura a los espermatozoides masculinos les cuesta más trabajo "llegar a la meta". De todas formas, aquí os dejamos una recopilación de diferentes posturas para disfrutar del sexo durante el embarazo:

5. Concebir las noches de luna llena

Suena romántico, ¿verdad? Esta suposición se basa en el calendario lunar y, al igual que ocurría con la famosa tabla china de predicción, se trata de una teoría sin fundamento. Una creencia popular muy comentada que podría tener su explicación en la coincidencia del ciclo menstrual con las fases de luna llena... ¡Quién sabe!

6. Tener relaciones sexuales un par de días antes de la ovulación

Este es el procedimiento del método Shettles (que contradice al 0-12, por cierto). Basándose en que los espermatozoides X son más grandes y resistentes, este método propone intentar concebir dos o tres días antes de la ovulación. En este periodo se supone que el pH del flujo vaginal es más ácido, algo que favorece a estos espermatozoides.

7. Intentarlo solo los días pares del mes

Es otro de los cuentos chinos tan populares que rodean la concepción de una niña, pero no hemos encontrado ninguna base teórica en él. Se cree que mantener relaciones los días pares favorece la concepción de niñas y, los días impares, de niños. ¿Será verdad?

¿Qué te han parecido todos estos curiosos métodos? ¿Emplearías alguno de ellos?

80 alimentos para favorecer la fertilidad:


Y además:
10 malos hábitos que todas las mujeres embarazadas deberían desterrar
10 reacciones que tus familiares y amigos tienen cuando les cuentas que estás embarazada

por Cristina Gonzalez 253 compartidos

Puede interesarte