Inicio / Belleza / Maquillaje / Maquillaje a partir de los 40. ¿Qué debo tener en cuenta?

Belleza

Maquillaje a partir de los 40. ¿Qué debo tener en cuenta?

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 10 de octubre de 2017
766 compartidos

¿Qué tienen en común Heidi Klum, Jennifer Aniston y Sofía Vergara? Todas ellas son mujeres todoterreno, seguras de sí mismas y con una belleza que sigue acaparando miradas de jóvenes y adultos, a pesar de haber pasado hace años la barrera de los 40. Y es que, pese a que muchas mujeres en la cuarentena son mucho más sexys que algunas veinteañeras, las necesidades de la piel van cambiando, y debemos adaptar nuestro maquillaje para evitar ponernos años encima. ¡Te enseñamos todos los trucos!

Piel

Antes de centrarnos en la aplicación de maquillaje propiamente dicha, debemos contar con una piel perfectamente limpia e hidratada. A medida que nos hacemos mayores los poros tienden a dilatarse, por lo que se ensucian con más facilidad, y es necesario realizar limpiezas periódicas en un centro de belleza, además de la limpieza diaria en casa.

Otra consecuencia de la edad es que la piel del rostro se vuelve más seca, por lo que si no mantenemos unos buenos niveles de hidratación con nuestros productos de tratamiento, nuestro rostro intentará cubrir esa necesidad con lo que le apliquemos sobre él, y por tanto absorberá la base de maquillaje, haciendo que dure mucho menos de lo normal.

La piel es el lienzo sobre el que construir nuestros maquillajes, por lo que cuanto más bonito y uniforme sea este lienzo, mejor nos sentará todo lo que le pongamos encima.

Base de maquillaje

La piel va perdiendo luminosidad con el paso del tiempo, haciendo que se vea opaca y cetrina. Por ello, los fondos de maquillaje mate te hacen parecer mayor. A partir de una cierta edad, lo mejor es utilizar bases de maquillaje fluidas, que dejen un aspecto jugoso en la piel, y que incorporen agentes hidratantes en su composición. Otro aspecto importante es que elijas el tono correcto, que se funda perfectamente con tu color de piel, ya que los maquillajes muy oscuros sólo te pondrán años encima.

No abuses de los polvos sueltos o compactos. En exceso, acabarán depositándose en las líneas de expresión y los poros, marcándolos mucho más y haciendo más visibles las imperfecciones.

Corrector

Aplica el corrector solo en las zonas en las que lo necesites. Puedes hacerlo antes o después de la base de maquillaje, según el efecto que busques y las necesidades de tu piel, pero nunca apliques más producto del necesario. Si te pasas con el corrector, conseguirás el efecto contrario al que buscabas, y en lugar de cubrir las imperfecciones, acabarás resaltándolas.

Una simple sonrisa conlleva el movimiento de 17 músculos faciales, mientras que al fruncir el ceño estamos activando 43. Así, si nuestra piel tiene demasiado producto sobre ella, acabará agrietándolo al gesticular y dando la sensación de que nuestro rostro tiene muchas más arrugas y líneas de expresión de las que realmente tiene.

Colorete

Al igual que ocurre con la base de maquillaje, los coloretes muy oscuros y los tonos terracota nos suman años. Para evitarlo, utiliza en las mejillas tonos rosados o pasteles muy claros. Te darán un aspecto mucho más juvenil. ¿Un truco para que el color del rubor no tape la luminosidad y jugosidad de nuestra base de maquillaje? Aplícalo un pelín más separado de la nariz y difumínalo con movimientos ascendentes hacia el pómulo. Así dejarás la parte central del rostro con su luz natural, y el resultado será mucho más favorecedor.

Ojos

Los tonos cálidos son los que más favorecen a partir de una determinada edad, así que tendrás que evitar los tonos demasiado oscuros en los párpados. Las sombras han de ser mate o ligeramente nacaradas, pero no debemos abusar de los glitters, las purpurinas y los tonos metalizados. Este tipo de acabados suelen favorecer la formación de pliegues en el párpado, por lo que si ya tenemos alguna arruguita la resaltará mucho más.

Evita el uso de máscara en las pestañas inferiores, te hará parecer mayor, y no te olvides de tus cejas. Con la edad pierden densidad y color, y maquillarlas te hará mantener una mirada más joven.

¿Quieres un efecto lifting instantáneo solo utilizando maquillaje? Aplica iluminador (uno que no tenga brillos) o una sombra blanca o achampanada en el arco de la ceja. ¡El resultado te dejará con la boca abierta!

Labios

Los labios tienden a desdibujarse y a afinarse con la edad, por lo que perfila el contorno del labio con un tono similar al del labial que escojamos, o uno del mismo color que nuestro labio para dar definición, servirá para que el pintalabios se vea mucho más bonito y dure mucho más.



Y además:
Maquillaje natural: consigue el “no make up” look
Trucos para que el maquillaje aguante todo el día

por Patricia Álvarez 766 compartidos

Puede interesarte