Inicio / Novias / Moda / Guantes de novia: ¿cómo se llevan?

© istockphoto
Novias

Guantes de novia: ¿cómo se llevan?

Gema Begega
por Gema Begega Publicado en 7 de agosto de 2015
90 compartidos

Los guantes pueden ser un complemento ideal para tu vestido de novia si lo que buscas es darle un toque especial. Los hay de mil y una maneras y, en esta guía, te enseñamos como lucirlos y con qué tipo de vestidos ponértelos.

Cuando hablamos de «boda» lo hacemos de «vestido de novia» y también de «guantes de novia». En las bodas, los bailes y demás ceremonias, los guantes se convierten muy a menudo en accesorios valoradísimos. Adquieren mucho protagonismo entre los futuros maridos y desde hace unos años han vuelto a ponerse de moda tras pasar un tiempo en la sombra. Por eso ahora nos cuesta un poco tomar una decisión: ¿guantes cortos o largos?, ¿de seda, cuero, encaje...?

¿Dónde comprarlos?

Para combinarlos con el vestido de novia lo mejor es comprarlos en el mismo sitio en el que has adquirido el vestido. Aunque cuesten un poco más caros que comprarlos aparte, el riesgo de que el tejido, la textura, el color y el estilo no combinen con el vestido es mínimo.

En este caso, mejor olvidémonos de Internet. Seguramente es mucho más barato, pero las opciones de encontrar unos guantes que no combinen en absoluto con el vestido son muy elevadas. Sólo los podrás ver en unas pocas fotos, por lo tanto, corres el riesgo de llevarte una decepción y de encontrarte con una prenda que no podrás lucir con el vestido de novia. ¡Justo lo que no querías!

Pronovias (90 euros) © Pronovias

¿Con qué tipo de vestido se llevan?

Si, como muchas mujeres, no visualizas el día de tu boda sin guantes, debes saber que hay ciertos vestidos que son más dados que otros a ir acompañados de guantes, por ejemplo: los corpiños, los que no llevan tirantes o los que lucen un escote llamativo.

El estilo del vestido también es muy importante: los guantes de «fantasía», con colores vivos, combinan con vestidos sencillos, mientras que los guantes de un solo color, y claro, son perfectos para los vestidos estampados. Recuerda que llevar guantes y vestido es como añadir especias a una receta: están ahí para sublimar el plato, pero no hay que abusar de ellas si no queremos que el resultado sea excesivo.

Vestido vintage © Pinterest

¿Cómo de largos son los de novia?

Existe una regla que hay que respetar: «cuanto más largas sean las mangas del vestido, más cortos tienen que ser los guantes». Con esta regla de oro seguro que encuentras unos guantes que se adapten a tu modelito. Y seguro que los encuentras de medidas diferentes, los hay que sólo cubren hasta la muñeca, mientras que los más largos alcanzan los hombros. Si sigues esta regla te verás compensada y equilibrada.

¿Cuándo lucirlos?

Una vez los lleves puestos, sólo te los quitarás en dos ocasiones, cuando intercambies los anillos y durante la comida. Excepto en estos dos momentos, puedes llevarlos tanto como quieras.

Ahora bien, el intercambio de alianzas existe un protocolo que se debe respetar. Cuando te quites (¡con cuidado!) el guante, deberás pasárselo, junto con el ramo de flores, a una de tus damas de honor. No olvides volvértelo a poner cuando termine la ceremonia y empiece la sesión de fotos.


​Y además...
Accesorios de novia: modo de empleo
Elegir el vestido de novia

por Gema Begega 90 compartidos

Puede interesarte