Inicio / Pareja / Relaciones / 20 motivos por los que tener una cita era mucho mejor en los 90

© Dawson Crece
Pareja

20 motivos por los que tener una cita era mucho mejor en los 90

Sara Alcoceba
por Sara Alcoceba Publicado en 13 de mayo de 2016
248 compartidos

¡Ay los 90! Qué mala época para la moda y qué buena para tener pareja. Todo era más sencillo, quedabas a una hora en un sitio y no era necesario controlar cada dos minutos dónde estaba el otro, como hacemos ahora. Los planes siempre eran fuera de casa, y las relaciones a distancia se mantenían a base de largas conversaciones desde el teléfono fijo. ¡Estar enamorado era más fácil!

En los 90 las relaciones eran personales y no cibernéticas. La última conexión de Whatsapp no se interponía en la felicidad de una pareja, y las peticiones de amistad en Facebook no eran la causa de un ataque de celos. ¡Que vuelvan aquellos maravillosos años! ¿Quieres saber por qué estamos tan nostálgicas? Tenemos 20 motivos para estarlo, te damos todas las razones por las que una relación era mejor entonces. ¡No te los pierdas!

© Monica y Chandler

1. No se podía espiar el perfil de Facebook antes de una cita

No ibas con una idea preconcebida. Ahora, al ver las fotos de una persona te puedes hacer una idea de cómo es y luego te llevas una decepción. Antes simplemente tenías que esperar y conocerle desde cero, probablemente sabías muy poco de él y era más fácil llevarse una grata sorpresa.

2. No existía el electrolatino

Una cita antes podía consistir en una tarde de cine y palomitas o bolera y batido. Eran planes sencillos a la par que inocentes. Ahora, quedar con alguien a tomar algo en cualquier bar puede suponer que te acribillen con una banda sonora de electrolatino de fondo durante toda la cita, y con tanto perreo el romanticismo se esfuma a la velocidad de la luz.

3. No estábamos enganchados al móvil

No había última conexión de Whatsapp, no había sms, no vivíamos en un Gran Hermano permanente dónde controlamos y nos controlan. No teníamos la necesidad de vivir pegados al móvil pasando revisión a todos los perfiles de nuestra pareja en redes sociales.

4. No había posibilidad de malinterpretar un mensaje

Las cosas importantes se decían en persona. La gente vivía menos estresada y no tenía la necesidad de analizar con lupa lo que ponía en un mensaje. ¿Qué habrá querido decir con esto? ¿Por qué me está escribiendo ahora?... Lo que te quería decir te lo decía a la cara y punto, no había posibilidad de tener un malentendido.

5. Las citas se planeaban con días de antelación y solo se cancelaban por fuerza mayor

"Te paso a recoger el sábado a las seis y vamos a tomar algo". Tenías toda la semana para decidir qué te ponías, y el sábado a las seis menos un minuto estaba sonando el timbre de la puerta de tu casa. Ahora es más fácil cancelar planes, atrasarlos, adelantarlos ¡Es un caos!

6. El cine no costaba casi 10 euros

Invitar a tu pareja al cine ahora supone un gasto enorme, y solo tienes dos opciones, o vas a ver una película el día del espectador (cuando está lleno, hay colas enormes y es imposible) o ahorras para poder hacerlo. ¡Con lo fácil que era antes!

7. ¿Qué ha sido de las cartas de amor?

No había nada más romántico que recibir una carta de amor de tu pareja. Tenía -al menos- un folio entero para declararte todo el amor que sentía por ti. Hoy en día estamos en la época del amor en 140 caracteres, ¡y no son suficientes!

8. Antes se hablaba con palabras no con emoticonos

Vale que la carita que tiene corazones en los ojos es muy adorable pero, ¿no hubieras preferido recibir un 'te quiero'? En cualquier idioma sí, pero con palabras.

9. La llamada de antes de dormir era obligatoria

Los hombres de los 90 eran más valientes que los de ahora. Te llamaban a casa por la noche arriesgándose a que tu padre cogiera el teléfono. Las llamadas después de cenar eran obligatorias, había que contarse qué tal había ido el día y darse las buenas noches.

10. La prueba definitiva de amor era grabar un casete

Sabías que estaba enamorado el día que recibías un casete con las canciones más románticas de la época grabadas directamente de cuando sonaban en los 40 Principales. Si dentro había canciones de Alejandro Sanz, ¡lo tenías en el bote! Que te dedique una playlist en Spotify no es lo mismo...

11. Ir con algo a juego era lo más

Camisetas iguales, una pulsera, un anillo o el mítico collar que uno lleva medio corazón y el otro la otra parte que lo completa. Era la mejor manera de representar que estabais enamorados.

12. Llenar los cuadernos con vuestras iniciales

Cuadernos, libros y todo lo que se pudiera pintar. Vuestras iniciales quedaban plasmadas en cualquier superficie, desde un árbol hasta una pared. Y si debajo estaba escrito 'forever' erais almas gemelas.

13. Las citas a ciegas eran realmente a ciegas

No había redes sociales en las que pudieras entrar para ver cómo era el chico con el que te habían arreglado una cita. Te fiabas de la palabra de tu amiga y ya está. ¡Así nacieron muchas parejas! Ahora si no te entra por los ojos no quedas con él. ¿Y si fuera el hombre de tu vida?

14. Se mandaban tarjetas por San Valentín...

Las papelerías se hacían de oro en esa época, los mensajes ingeniosos para recordarle a tu pareja lo que sentías por ella estaban a la orden de día. Pero, ¿y qué me dices de las tarjetas artesanales? ¡Eso sí que era amor!

15. ... y se recibían

Una de las cosas que más ansiosa esperabas en San Valentín era que te llegaran las tarjetas de tus admiradores secretos. En la taquilla, en el buzón de casa, encima del escritorio... ¡se ha perdido esta bonita costumbre!

16. No veías constantemente cómo tu ex había rehecho su vida

Encontrártelo por la calle paseando de la mano de otra chica era poco probable, y si pasaba solo tenías que verlo una vez. Ahora tu muro de Facebook te recuerda constantemente que está feliz y nuevamente enamorado, pero si dejas de seguirle pensará que no lo has superado y eso tampoco es bueno... ¡Qué tortura!

17. No tenías que hacerte 20 selfies antes de enviarle una foto

¡Llevaba tu foto de carnet en la cartera! No hacía falta que tuviera tropecientas fotos tuyas en el teléfono. Además ahora antes de mandarle una foto te haces 20, borras 17, retocas 3, cortas 2, eliges 1 y se la mandas. ¡Seguro que no pareces ni tú!

18. Los regalos eran mucho mejores

El osito de peluche que sujetaba un corazón en el que estaba bordada la palabra 'amor' era lo más tierno de este mundo. Que te envíe un gif de un osito bailando al que le salen corazones es hortera como poco...

19. Antes buscábamos el pareja en 'Lo que necesitas es amor', ahora en 'Mujeres y hombres y viceversa"

No coments.

20. Los hombres eran más valientes

Antes te pedían una cita, te preguntaban si querías ser su novia... ¡Se atrevían con todo! Ahora si no lo tienen seguro ni lo intentan, y si quieren algo te lo muestran con insinuaciones. ¡Con lo fácil que es preguntar!

No queremos que con esto te vengas abajo. ¡Ojalá existiera una máquina del tiempo que nos llevara de nuevo a esta maravillosa época! Pero hay que saber sacarle el lado bueno a todo y las relaciones de ahora tampoco están mal. ¿No te encanta la existencia del wifi cuando tu chico está de viaje al otro lado del mundo?

Además:
Ayuda para corazones rotos: 50 frases para superar una ruptura
Test: ¿eres una persona celosa?

por Sara Alcoceba 248 compartidos

Puede interesarte