Inicio / Moda / Tendencias / Ropa nueva: ¿lavar o no lavar? Esa es la cuestión

Moda

Ropa nueva: ¿lavar o no lavar? Esa es la cuestión

por Redacción enfemenino Publicado en 13 de junio de 2016
187 compartidos

Los expertos recomiendan lavar las prendas nuevas antes de usarlas, pero ¿hay algo más tentador que estrenar la ropa nada más comprarla? Si crees que ir de tiendas es un acto de lo más inocente, te vamos a abrir los ojos. ¡Bienvenida a la cruda realidad!

Vivimos en un mundo en el que parece que todo es perjudicial para la salud. En este caso nos vamos a centrar en eso que tanto nos gusta: la ropa. ¿Te has parado a pensar en la cantidad de porquería que acumula? Después de leer este artículo quizás te pienses dos veces aquello de estrenar a toda prisa tus nuevas adquisiciones. ¡El que avisa no es traidor! Antes de que se te quiten las ansias de ir de shopping, te mostramos los vestidos más veraniegos de la temporada para que vayas abriendo boca. Si sigues los consejos de los expertos no tendrás nada que temer.

Relacionados: Vestidos de verano: el rey del street style

Street style con vestidos de verano © PixelFormula

Si eres de las impulsivas que no puede esperar a estrenar su ropa nueva, debes saber que ni una de las prendas, por muy online que las compres, se libran del ataque de los virus y las bacterias.

No creas que porque te traigan los pedidos a casa, aparentemente limpios, planchados y envueltos en papel de seda, tu ropa está impoluta. Antes de llegar empaquetada a tu casa ha estado guardada durante largos periodos de tiempo en almacenes, expuesta a ácaros, excrementos de animales y todo tipo de gérmenes. Las fábricas no tienen las mejores condiciones de ventilación, por lo que los niveles de humedad son altos y se convierte en caldo de cultivo para que hongos y mohos campen a sus anchas sobre la ropa. Luego pasan por cientos de manos, desde su empaquetado hasta que lo recibes en casa. Además, contienen fibras sintéticas, tintes y otras sustancias químicas que pueden provocar reacciones en la piel. Los expertos aseguran que la mayoría de estas sustancias nocivas se eliminan tan sólo con un lavado previo.

¿Te gusta comprar in situ? Atenta:

Si eres de las que aún les gusta comprar directamente en las tiendas, la siguiente información puede herir tu sensibilidad.

El Doctor Philip M. Tierno, director de microbiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, tuvo la genial idea de analizar blusas, pantalones y ropa interior procedente de tres tiendas de distinta calidad y los resultados fueron alarmantes: en una blusa encontraron secreciones respiratorias, flora de la piel y restos de flora fecal. Otras prendas contenían microorganismos vaginales, restos menstruales y gérmenes fecales en cantidades superiores a lo normal.

"Este tipo de sustancias se acumulan principalmente en las zonas de la prenda próximas a las axilas y cercanas a las nalgas, en el caso de los pantalones. La mayoría de las personas no son conscientes de esto porque ven la ropa nueva y perfectamente colocada en el estante. Sin embargo, mucha gente se la prueba. Así, entra en contacto con ciertas partes de su cuerpo que pueden tener agentes patógenos que después se transmitirán", revela el experto.

¿Modo de empleo de la ropa nueva?

La respuesta es contundente: lavar antes de usar. La higiene debe ser extrema para evitar posibles riesgos y problemas de salud. Este consejo es algo que para la mayoría de la gente resulta desconocido y no siempre se hace, pero lo cierto es que así eliminarán cualquier residuo procedente de su fabricación y posterior manipulación.

Y además...
¿Cada cuánto lavas tu sujetador?
La importancia de lavar correctamente tus bikinis y bañadores

por Redacción enfemenino 187 compartidos

Puede interesarte