Inicio / Belleza / Tratamientos / Cómo conseguir un rostro radiante con un solo gesto

Belleza

Cómo conseguir un rostro radiante con un solo gesto

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 16 de octubre de 2017
66 compartidos

La ciencia y la tecnología no dejan de avanzar, dando pasos agigantados en el área de la estética y la belleza. Prueba de ello, es la aparición de nuevos servicios y tratamientos que consiguen paliar los signos de la edad, como la flacidez o el cansancio acumulado por el ritmo de vida frenético, propio del siglo XXI.

Así, cada vez son más los centros estéticos que deciden apostar por tratamientos novedosos y la aplicación de métodos que buscan conseguir resultados propios de los mejores cirujanos, sin tener que rozar el bisturí.

Desde esta apuesta por el uso de la ciencia en los tratamientos estéticos, Carmen Díaz, directora de Germaine Goya, nos habla del último tratamiento revolucionario para lucir un aspecto radiante.

Radiofrecuencia, di adiós a la flacidez

La radiofrecuencia facial posee todas las propiedades regenerativas del calor para conseguir resultados inmediatos sobre la piel cansada y apagada.

La flacidez o el descolgamiento de la piel no es el único defecto de la piel que la radiofrecuencia consigue tratar, sino que, además, gracias a la estimulación de la circulación sanguínea la piel comienza a mostrarse más tersa y joven.

Además, este tratamiento consigue que la piel empiece a generar de manera inmediata colágeno y elastina, a la vez que provoca la contracción de estos lo que da lugar al conocido “efecto flash”, es decir, que la piel recupere su elasticidad.

Esta técnica es completamente indolora y actúa de manera eficaz contra las pequeñas arrugas y huellas de la edad, consiguiendo que la piel adquiera un aspecto completamente rejuvenecido con muy pocas sesiones.

¿Cuándo es mejor recurrir a la radiofrecuencia facial?

Debido a que esta técnica se asemeja por sus resultados al lifting, es aconsejable recurrir a él en el momento en el que la piel del rostro y el cuello muestren signos como la despigmentación, deshidratación o cualquier otra huella del paso del tiempo sobre la piel.

En referencia al número de sesiones necesaria, solo en casos excepcionales donde la piel se encuentre más estropeada y dañada se llega a las 10 sesiones, normalmente con menos número de sesiones el rostro ya comienza a mostrar el conocido “efecto lifting”.

El resultado final de este tratamiento es la obtención de una piel luminosa y visiblemente más joven. A esto, debemos añadirle un aspecto inmediato de rostro descansado, algo que a veces resulta imposible lucir por el ritmo de vida o la falta de sueño en épocas de mayor estrés. Así, la radiofrecuencia facial es una alternativa a la cirugía estética y, por supuesto, de menor coste y con mismos resultados que un lifting.

Artículo elaborado en colaboración con Carmen Díaz, directora del centro Germaine Goya, centro exclusivo de Germaine de Capuccini en Madrid.



Y además:
Cómo aplicar los tratamientos corporales
Factor de crecimiento epidérmico: de inmediato una piel más joven

por Patricia Álvarez 66 compartidos

Puede interesarte