Inicio / Belleza / Tratamientos / Objetivo piel perfecta: ¡Descubre cómo hidratar la piel en verano!

Belleza

Objetivo piel perfecta: ¡Descubre cómo hidratar la piel en verano!

Margarita Velasco
por Margarita Velasco Publicado en 30 de julio de 2016

La piel de nuestro rostro sufre contra todo tipo de adversidades. Los rayos del sol que la cuartean, el aire acondicionado que la reseca, incluso el propio cloro de la piscina puede dañarla. Si este verano quieres presumir de un rostro sano e hidratado, no te pierdas estos tips con los que tu piel estará perfecta tato por dentro como por fuera.

Nunca es tarde para cuidarse y tu piel es la mejor demostración. Si eres de las que las que en verano sale a la calle con la cara lavada y sin ningún tipo de protección, ya puedes ir olvidándote de tener la piel de un ángel de Victoria's Secret porque no tardarás en ver como los rayos UVA o la polución dejan huella en la piel de tu rostro. Este verano mima tu piel y dale un plus de hidratación. Cuidarte se convertirá en tu pasatiempo preferido y te verás mejor que nunca.

1. El agua es tu elemento

Sí, puede que el verano sea esa época en la que te permites pasar de tu estricta rutina de cuidados, pero lamentamos decirte que estás equivocada. Las altas temperaturas del verano resecan tu piel y la cuartean. Además, los rayos del sol también son nocivos ya que pueden generar manchas en tu piel, acelerar el envejecimiento o derivar en graves problemas de salud si la exposición al sol excesiva y sin protección.

Si la piel tiene sed... ¿Qué es lo mejor que puedes hacer? Hidratarla, es decir, darle de beber. El punto número 1 para poder tener una piel cuidad es beber agua. En verano es más sencillo deshidratarse, por ello intenta beber 2 litros de agua al día para mantener tu cuerpo bien hidratado. Frutas como el melón o la sandía pueden ayudarte a cumplir con la cantidad de agua diaria. El refrescante e hidratante pepino, es otro de esos alimentos estupendos para el verano.

2. Enamórate de tu crema

La crema hidratante es uno de los productos estrella dentro de los cuidados para la piel. Indispensable en el día a día, cuando llega el verano y las altas temperaturas y demás agresiones externas atacan nuestra piel, tu crema debe aportarte un plus de hidratación. No pierdas de vista ingredientes como la glicerina o el ácido hialurónico y busca siempre una crema que tenga una mayor concentración de agua.

Además de redensificar, el ácido hialurónico es el encargado de mantener la hidratación de nuestra piel ya que su función es la de retener el agua. De este modo devuelve volumen y elasticidad a la piel, ayudando a difuminar las primeras arrugas o líneas de expresión. Tu rostro estará lleno de vitalidad y tendrá un aspecto de lo más saludable, será como estrenar piel cada día. No te olvides de aplicar tu crema todas las mañanas para que la hidratación de acompañe durante todo el día.

© Getty

3. ¡No te olvides del fotoprotector

Tanto los rayos UVA como los UVB aceleran el envejecimiento cutáneo contribuyendo a que aparezcan los primeros signos de la edad. Como siempre, prevenir es curar así que en verano nunca te olvides de salir de casa sin tu fotoprotector solar. Primero asegúrate de conocer cuál es tu fototipo y no te cortes con el factor de protección solar, tu piel te lo agradecerá. Cada vez más cremas, maquillajes o incluso bálsamos labiales contienen factor de protección así que ya se te han acabado las excusas para no protegerte del sol.

4. Mascarillas nutritivas

La piel siempre agradece que la mimes y una mascarilla puede ser la opción perfecta. Si durante todo el año utilizas mascarillas de todo tipo, desde exfoliantes hasta detox, en verano la inversión la tienes que hacer en las mascarillas nutritivas. Una vez a la semana aplícate una mascarilla de propiedades hidratantes para reparar las agresiones de toda la semana.

5. Cuidados extra

Además de una dieta que incluya alimentos ricos en agua, de usar una crema que hidrate tu piel y de protegerte del sol, existen otros cuidados que te ayudarán a mantener la hidratación de tu piel. Por ejemplo el uso diario de un sérum con una alta concentración de antioxidantes es perfecto para seguir combatiendo a los primeros signos de la edad y además mantener la piel protegida.

Dormir es una de las claves de belleza que ha logrado pasar de generación en generación. Sin duda dormir ayuda a que la piel se regenere y se llene de luminosidad, así que en verano más que nunca, reivindica tu derecho a la siesta y aprovecha a dormir todo lo que tu cuerpo te pida.

Evita los cambios de temperatura muy bruscos. Si en invierno la piel sufre y se reseca por el frío, en verano ocurre lo mismo con el calor. Cuando pongas el aire acondicionado asegúrate de no hacerlo a temperaturas muy bajas ya que repercutirá en tu piel.

Como ves, cuidar la piel en verano para que esté hidratada, luminosa y llena de vida no es tan complicado. Empieza hoy mismo y no tardarás en ver los resultados.

¿Quieres saber más? Descubre lo que el agua puede hacer por tu piel

Si quieres más información, descubre aquí algunas de las mejores cremas para pieles secas.

Y además:
22 fases por las que pasamos cuando utilizamos autobronceador​
Cómo cuidar tu piel en la playa
Cómo elegir el mejor solar

por Margarita Velasco

Puede interesarte