Inicio / Belleza / Tratamientos / Los riesgos de la cirugía estética

Los riesgos de la cirugía estética

Publicado por Maren Agirregomezkorta
Publicado en 22 de septiembre de 2008

¡Se acabaron los pechos caídos, las arrugas y las cartucheras! La cirugía estética actualmente está muy perfeccionada y democratizada, incluso banalizada. Sin embargo, no es algo anodino y puede comportar no sólo consecuencias físicas, sino también psicológicas graves. Concretemos...


Cuando el sueño se transforma en pesadilla…
Una operación quirúrgica no es sin riesgos y puede tener ciertas complicaciones... Las generales son las siguientes:
• La anestesia. Tanto si es general como local, la anestesia conlleva riesgos que deben ser expuestos durante la consulta. Sus consecuencias son muy variables: desde una simple erupción cutánea a la muerte.
• La hemorragia. Se puede causar una hemorragia interna por el esfuerzo más mínimo. Si la hemorragia no es demasiado importante, el cuerpo la reabsorberá, si no, el cirujano deberá proceder a un drenaje. En caso de hemorragia externa: si la situación persiste, el cirujano deberá reabrir la incisión.
• Una infección. Se suele manifestar unos días después de la operación. Si se agrava, será necesaria la hospitalización.
• Las cicatrices. Toda intervención quirúrgica deja cicatriz. El proceso de cicatrización será más o menos rápido según la persona (hasta 3 años, habitualmente entre 6 y 12 meses) y dejará más o menos marcas. Al principio parece fina y bonita, al cabo de 1 mes se vuelve roja e irritada y lentamente va evolucionando hacia su estado final, volviéndose blanca y sin volumen.

Peligros psicológicos de una intervención
Según una encuesta de la universidad de Laval, publicada por el American Journal of Epistemology, el hecho de tener implantes mamarios aumenta el índice de muertes por suicidio en un 73%. Esto se explica por la fragilidad acrecentada y la baja autoestima de las personas que recurren a la cirugía estética. De hecho, muchas mujeres obtendrían un mayor beneficio yendo a un psicólogo que con una operación de cirugía plástica.
Las imágenes difundidas por los medios de comunicación suscitan sueños irreales y, a veces, las mujeres sufren una gran decepción. A menudo, este nuevo aspecto físico revuelve completamente el equilibrio y afecta a la salud mental de las personas adeptas a la cirugía estética. Sobre todo, existe un riesgo de adicción y algunas mujeres acaban multiplicando las intervenciones ocultando completamente sus peligros.

Prevenir riesgos
Verifica la cualificación del cirujano: debe tener una autorización expedida por el Colegio de Médicos. Consulta a varios cirujanos, pide distintas opiniones hasta que te sientas a gusto y estés lo mejor posible antes de la intervención.
Desconfía de los médicos que tienen demasiada prisa y te dan una cita muy rápida (en general, respeta un plazo de al menos 15 días de reflexión). Por otra parte, tampoco te fíes de los abundantes anuncios, ya que en el ámbito médico está prohibida la publicidad, lo que te indicará que no son profesionales.
No aceptes ninguna intervención sin presupuesto previo.
Por último, ¡estate segura de ti misma antes de dar el paso y no pases por alto ningún paso del procedimiento!

Puede interesarte