Inicio / Pareja / Anticoncepción

Pareja

Métodos anticonceptivos: una opción para cada mujer

por Elvira Sáez Creado en 17 de diciembre de 2019
Métodos anticonceptivos: una opción para cada mujer© Getty

El objetivo de un método anticonceptivo es evitar o reducir la posibilidad de un embarazo por una relación sexual vaginal. Hoy en día existen infinidad de métodos anticonceptivos diferentes y lo importante es elegir la opción que mejor se adapte a las necesidades y a la situación personal de cada mujer. ¿No sabes qué método anticonceptivo utilizar? Infórmate sobre las diferentes opciones y elige el tuyo.

No existe el método anticonceptivo perfecto. Cada uno está diseñado para utilizarse de una manera concreta y conseguir así la mayor efectividad. Si se utilizan de forma adecuada prácticamente todos tienen una efectividad frente a los embarazos no deseados de más del 90 %. ¿Entonces por qué se producen tantos casos de embarazos no programados? La respuesta es clara: por no usar correctamente el método anticonceptivo o por no utilizar protección alguna durante las relaciones sexuales.

¿Quieres conocer cuál es la eficacia de todos los métodos anticonceptivos? A continuación repasamos las diferentes opciones existentes para que te informes y puedas usar el más adecuado para ti.

Video por Norma Varela

La píldora anticonceptiva, el anillo vaginal, los condones, el parche… El abanico de alternativas que se ofrece es muy amplio. Pero muchas veces no se tiene la información necesaria para elegir bien. Lo fundamental es saber qué métodos existen y decantarse por el que mejor compagine con los hábitos y los gustos de cada mujer. Por ejemplo, no tiene sentido elegir la píldora si eres olvidadiza pudiendo elegir el anillo vaginal o el parche con los que te aseguras una mejor adherencia y será mucho más probable que método anticonceptivo sea eficaz.

Echa un vistazo la lista de los métodos anticonceptivos que existen y encuentra el tuyo. Eso sí, recuerda que lo ideal es que acudas a tu médico para que te asesore personalmente.

© iStock

Métodos anticonceptivos de barrera

Los métodos anticonceptivos de barrera son aquellos que impiden el paso de los espermatozoides al útero. Dentro de este grupo de anticonceptivos se encuentra uno de los más habituales: el preservativo. Según el Dr. Iñaki Lete, ginecólogo y miembro de la Sociedad Española de Ginecología (SEGO), “en España el método anticonceptivo más empleado es el preservativo”. Una de las principales ventajas que ofrece respecto a otros métodos es que el preservativo también protege frente a infecciones que puedan transmitirse durante la relación sexual, por lo que puede ser una buena alternativa para aquellos que no tengan una pareja estable. La eficacia de estos anticonceptivos es alta si se utilizan de forma óptima. Pero no es el único método de barrera, repasamos todos:

  • Preservativo masculino. El preservativo o condón es una funda látex que se coloca en el pene en erección durante la relación sexual. El preservativo también protege frente a determinadas enfermedades de transmisión sexual (ETS). Es el método más utilizado en España. Para utilizarlo correctamente, es importante seguir las indicaciones del fabricante y respetar la fecha de caducidad.
  • Preservativo femenino. Es la versión femenina del condón masculino. Consiste en una funda de plástico que se coloca dentro de la vagina antes de que se produzca la penetración. También protege frente a las ETS. Al igual que con el preservativo masculino, es importante seguir las indicaciones del fabricante para ponerlo correctamente.
  • Diafragma. El diafragma es una funda de látex que se coloca al fondo de la vagina cubriendo el cuello del útero. Impide que los espermatozoides entren en la cavidad uterina durante la relación sexual. Deben utilizarse con espermicidas.
  • Espermicida. Los espermicidas son sustancias que se aplican en la vagina antes y después de mantener relaciones sexuales. Su función es destruir los espermatozoides para evitar que lleguen al óvulo. Es un método poco fiable como método anticonceptivo, lo ideal es combinarlo con otros para que sea más eficaz.

Métodos anticonceptivos hormonales

  • Píldora. La píldora anticonceptiva es, seguramente, el método anticonceptivo hormonal más conocido. Son orales y contienen hormonas (progesterona y estrógenos) que se liberan en la sangre para bloquear la ovulación y evitar un embarazo no deseado. Existen píldoras combinadas, contienen los dos tipos de hormonas, y las que solo tienen estrógenos, aptas para las mujeres que no toleran los estrógenos. La píldora ha de tomarse todos los días durante 21, 22 o 28 días según el tipo de píldora. Para que la efectividad en anticoncepción sea la deseada (99%) hay que intentar no olvidarse la píldora ningún día.

    ¿Quieres saber cuáles son los posibles efectos secundarios de la píldora anticonceptiva? Te los contamos aquí.
  • Anillo vaginal. Es un anillo flexible y transparente que se coloca en la vagina de forma sencilla. El anillo vaginal libera estrógenos y progesterona de forma continuada durante tres semanas. Pasado este tiempo se retira y, tras una semana de descanso, se coloca uno nuevo. Como solo hay que colocárselo una vez al mes mejora la adherencia al tratamiento porque es más probable no olvidarse de colocárselo.
  • Parche. El parche anticonceptivo transdérmico es un método hormonal combinado que libera hormonas a través de la piel. El parche ha de pegarse sobre la piel limpia, seca y sin vello. Se mantiene durante una semana y el ciclo se repite tres semanas seguidas. Pasado este tiempo se retira y tras una semana descanso se coloca uno nuevo.
  • Inyección de progestina. La inyección intramuscular de progesterona se realiza todos los meses o de forma trimestral. El objetivo es impedir la ovulación.
  • Implante. Es una varilla fina que se coloca debajo de la piel en el brazo. Es un método discreto y cómodo que puede mantenerse durante tres años. Solo libera progesterona por lo que lo pueden utilizar las mujeres que no toleran los estrógenos.
  • DIU. El dispositivo intrauterino es un método anticonceptivo de larga duración (cinco años). Existen dos tipos, el hormonal y el de cobre. Ambos impiden la fecundación con una efectividad muy alta. Este método ha de ser colocado y retirado por un médico.

Métodos anticonceptivos naturales

Los métodos anticonceptivos considerados naturales son aquellos que intentan evitar una gestación teniendo en cuenta el ciclo menstrual de la mujer y analizando determinados síntomas y signos como la temperatura basal o la consistencia del flujo vaginal, por ejemplo. Estos métodos no son fiables al 100% porque hace falta un control exhaustivo y ser muy regular.

  • Método Ogino-Knaus. Para que este método anticonceptivo sea eficaz hay que evitar las relaciones sexuales durante los días fértiles del ciclo de una mujer. Es recomendable conocer perfectamente el ciclo de la mujer para evitar riesgos.
  • Método de la temperatura basal. La temperatura corporal de una mujer aumenta aproximadamente 0,5ºC cuando está ovulando. Por este motivo hay que medir la temperatura corporal de la mujer cada mañana para conocer el momento en el que se está produciendo la ovulación y evitar las relaciones sexuales durante estos días.
  • Coitus interruptus. Esta técnica consiste en retirar el pene de la vagina antes de que se produzca la eyaculación durante la relación sexual. Esta técnica es poco fiable porque en el líquido pre eyaculativo hay presencia de espermatozoides y se puede producir una gestación. Por ello, si quieres asegurarte de que no se produzca embarazo, es mejor que utilices algún otros de los métodos de anticoncepción mencionados.
  • Método Billings o del moco cervical. Este método se basa en analizar diariamente la consistencia y el aspecto del moco cervical para determinar cuándo son los días fértiles de una mujer. Esto es posible porque el flujo vaginal de una mujer varía durante el ciclo.

Métodos anticonceptivos definitivos

Estos métodos anticonceptivos son irreversibles. Es decir, cuando se llevan a cabo se imposibilita un embarazo de forma permanente. Por lo tanto ya no se pueden tener (más) hijos. Es importante meditar sobre esta opción con calma y responsabilidad. Consulta a tu ginecólogo para que te asesore.

  • Ligadura de trompas. Es una intervención quirúrgica que consiste en seccionar o sellar las dos trompas de Falopio de la mujer para evitar que los espermatozoides lleguen al óvulo.

  • Vasectomía. Mediante esta técnica se bloquean los conductos deferentes del hombre para impedir que los espermatozoides salgan al exterior junto al semen.

  • Dispositivo Essue. Está técnica consiste en la colocación de un muelle de titanio y acero en las trompas de Falopio para inutilizarlas completamente.

Qué tener en cuenta para elegir el método anticonceptivo más adecuado para ti

Es recomendable que, elijas el método que elijas, acudas a tu médico para que sea él el que te asesore y para que pueda revisarte de forma periódica cuando sea necesario. No obstante, repasamos algunos puntos a tener en cuenta que pueden serte útiles.

  • La eficacia del método anticonceptivo: lo eficaz o no que sea el método es uno de los principales factores a tener en cuenta a la hora de decantarte por uno u otro. En este sentido, debes reflexionar hasta qué punto es importante para ti evitar el embarazo. En caso de que aunque no lo estés planeando ya, tengas pensado tener un hijo pronto, no es necesario optar por el método más eficaz, pero si no es así, debes elegir entre las opciones más eficaces.
  • Cuánto esfuerzo requiere: es importante elegir un método de anticoncepción que se adapte a nuestro estilo de vida y personalidad. Si eres una persona despistada que olvida con frecuencia tomar sus medicamentos, lo mejor es que no optes por anticonceptivos orales como la píldores y elijas otro que suponga un menor esfuerzo para ti.
  • El precio del método anticonceptivo: tu situación económica y lo que puedas gastar en anticoncepción también es clave antes de elegir el más adecuado para ti. Si necesitas una opción asequible, puedes optar por los condones que son baratos e, incluso, gratuitos en algunos centros.
  • La protección del método anticonceptivo frente a infecciones: los preservativos son el único método que protege frente a las enfermedades de transmisión sexual y esto debe ser determinante si la persona no mantiene relaciones sexuales con una o varias personas sin garantías sobre su salud sexual. Sin embargo, este método no es tan eficaz para evitar el embarazo como otros métodos, por lo que en algunas ocasiones puede ser preferible utilizar otros o, incluso, combinarlos, en función de la situación.
  • Problemas previos con algún anticonceptivo: en caso de haber tenido algún tipo de problema con el suo de un anticonceptivo, lo ideal será probar otros para determinar cuál es el mejor para ti.


¿Sigues teniendo dudas? A continuación te dejamos un test que puede serte útil.

Ahora solo queda que disfrutes de tu sexualidad con pasión. Por eso, para terminar, aquí te dejamos nuestro album con los 100 juguetes sexuales más increíbles.

Elvira Sáez
Elvira Sáez es redactora en enfemenino. Se graduó en Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y pronto inició su andadura profesional en los medios digitales. Se ha especializado en …