Inicio / En forma / Salud

En forma

Te quiero mucho, pero con el cerebro

por Beatriz Lopez Creado en 14 de febrero de 2012
Te quiero mucho, pero con el cerebro

“En el sentimiento del amor hay hasta doce áreas del cerebro humano involucradas”, explica el Dr. Jesús Porta-Etessam, Director del Área de Cultura de la SEN. Dichas áreas del cerebro están relacionadas con la percepción, lo que explica que veamos a nuestra pareja como el ser más perfecto. Ahora entendemos el dicho que dice que el amor es ciego. Otros médicos apuntan que sólo tardamos medio segundo en enamorarse, ¡eso sí que es amor a primera vista!

Diferencias entre sexos
Como ya suponíamos, el cerebro de un hombre y el de una mujer reaccionan de forma diferente ante el amor. Los hombres se guían más por los estímulos visuales, mientras las mujeres activan las zonas de la memoria. También es cierto que el cerebro no reacciona igual cuando sentimos amor, que cuando se trata de deseo sexual, del mismo modo que no reacciona igual en una relación duradera que en las primeras etapas del enamoramiento.

Hay estudios demuestran que el amor y el odio estimulan algunas de las mismas regiones del cerebro, reafirmándose que del amor al odio sólo hay un paso. Al parecer, el amor inhibe las zonas racionales, mientras que el odio las hiperactiva.

Con todo esto, queda demostrado que en cuestiones de amor siempre hay una explicación neurológica, pero en días como San Valentín preferimos creer que nuestro corazón tiene más fuerza que nuestro cerebro.

Beatriz Lopez
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …