Inicio / Cocina / Cocina internacional / La mostaza

Cocina

La mostaza

por El equipo editorial Creado en 17 de diciembre de 2009

Pequeña historia de la mostaza
La mostaza es un condimento obtenido de los granos provenientes de una planta del mismo nombre. Existen decenas de tipos de mostazas diferentes. Su sabor tan especial es a menudo fuerte, amargo y picante. Sirve para realzar platos, en particular carnes, a menudo frías.
Se le atribuye a Dijon pero en realidad se produce en la Borgoña: se fabrica también en París, en Burdeos, en Reims...
Hoy, “mostaza de Dijon” determina el tipo de mostaza que está en el bote y no su origen. De hecho se puede encontrar mostaza de Dijon... ¡de París!
Se distingue la mostaza blanca, la mostaza amarilla y la mostaza negra.

La mostaza en la cocina
Es base en numerosas salsas (vinagreta, mayonesa...). La mostaza se utiliza para cubrir las carnes justo antes de cocinarla (como para el famoso conejo a la mostaza) o simplemente para condimentar un alimento en tu plato.

¿Cómo se elige una mostaza?
Todo depende, por un lado de tus gustos y por otro de lo que desees hacer con ella. Es importante saber que todas las mostazas no tienen el mismo sabor, que algunas tienen incluso consistencias diferentes. Utiliza la tabla de aquí abajo para elegir la mostaza que te hace falta.

Las diferentes mostazas


La mostaza de Dijon:

Es la que se encuentra más frecuentemente. Se fabrica con los granos de mostaza molidos y vino blanco. Su sabor es más bien picante. Su color ilustra perfectamente lo que se llama la “mostaza amarilla”.

La mostaza a la antigua:

Algunos la llaman también la mostaza de Meaux o incluso mostaza gastronómica. Se realiza con el agua del vinagre, sus granos se muelen poco, es lo que le da esta textura granulosa. También, a menudo es una mostaza más bien suave, aunque su gusto sea picante.

La mostaza de Burdeos:

Mezcla de los granos con el vinagre, azúcar y estragón. No es una mostaza “fuerte”.


La mostaza de Beaujolais:

Un poco más grumosa que la mostaza de Dijon, se fabrica con los granos de mostaza molida y vino tinto.


Las mostazas aromatizadas:

Existen numerosas mostazas aromatizadas. Son así más suaves, más picantes o simplemente más originales. Descubre las mostazas al curry, al estragón, a la miel, a las bayas, a las hierbas, al paprika...

¿Los sabías?
En la mostaza sólo se consumen los granos. Las hojas o los gérmenes a veces se emplean en las ensaladas.

¿Y entonces el rábano picante?
Mucha gente clasifica al rábano picante en la categoría de las mostazas. ¿Qué es verdaderamente? El rábano picante es una planta de la misma familia que la mostaza. Su raíz es la que se utiliza para fabricar una pasta de sabor muy picante que sustituye a menudo a la mostaza.
El wasabi japonés que se sirve con el sushi y maki-sushi se fabrica a partir de esta planta.

Truco de conservación
La mostaza se conserva en un lugar fresco protegido de la humedad. Una vez abierta, guárdala en el frigorífico, durará más tiempo. Las hojas de la mostaza no se conservan más allá de unos pocos días. Si deseas que duren más tiempo, congélalas.

Por el lado de la salud:
La mostaza estimula el apetito y tiene propiedades digestivas. Es un fuerte antioxidante y una buena fuente de hierro. Cuidado con las alergias: la mostaza es uno de los condimentos más temidos por las personas víctimas de alergias. Pregunta siempre a tus invitados para evitar malas sorpresas.

No te pierdas:
La carne de ternera
Lo que no debe faltar en la despensa

Y...
Un recorrido por los vinos del mundo
Aprende a cocinar todo tipo de aves