Inicio / Cocina / Cocina internacional / El vino caliente o Glühwein

Cocina

El vino caliente o Glühwein

por Redacción enfemenino Creado en 1 de noviembre de 2009

Pequeña historia del vino caliente o Glühwein

El vino caliente o Glühwein se consume principalmente en invierno y no es de origen saboyano como muchos creen: es una muy antigua tradición que viene de Escandinavia y de Europa del Este.. Se consume principalmente en Alemania, Austria y República Checa.

El vino caliente en la cocina...

Como su nombre indica, el vino caliente es simplemente vino (tradicionalmente tinto aunque a veces puede ser blanco) que se calienta en una cacerola hasta que hierve, añadiéndole azúcar y complementándolo con frutas y/o especias.

El Glühwein no se sirve nunca en un vaso de vino.

Se elegirá más bien una jarra de cerveza o una taza grande.

¿Cómo puedo adornar el vino caliente?

Las frutas recomendadas:

Naranjas, mandarinas, limones, higos...

Las especias recomendadas:

Canela, clavo, vainilla, nuez moscada...

Truco para la conservación del vino caliente:

¿Conservar el vino caliente? Es posible, si lo metes en una botella y lo dejas al fresco. No obstante, ¡consúmelo rápidamente!

¿Qué se puede picar con el vino caliente?

Idealmente, ¡un alajú! También puedes servir un brioche o rebanadas de pan con mantequilla si se sirve a la hora de la merienda. El vino caliente también se puede servir con un aperitivo o una comida salada: en Escandinavia es la bebida que acompaña la cena de Navidad.

Para regalar: el kit de vino caliente

Ofrece una botella de vino y un tarro que contenga las especias, condimentos y el azúcar necesarios para la realización de la receta. No olvides adjuntar la receta y envolverlo todo con un bonito papel de regalo.

El abuso de alcohol es peligroso para la salud, consumir con moderación.