Inicio / Ocio / Cultura

Ocio

‘Mujercitas’ una historia sobre la madurez desde una perspectiva feminista

por Elvira Sáez Creado en 5 de febrero de 2020
431 compartidos
‘Mujercitas’ una historia sobre la madurez desde una perspectiva feminista© Rotten Tomatoes

Con esta adaptación Gerwig nos regala una de las mejores películas del 2019 y varias lecciones valiosas sobre la sororidad, la amistad, la familia y el amor.

Artículo elaborado por Yanuacelis Aure

A pesar de existir numerosas versiones de la adorada obra de Louise May Alcott, la actriz estadounidense Greta Gerwig, después de ser toda una revelación como directora con su primera cinta Lady Bird (2017), se aventuró a llevar este clásico de la literatura universal a la pantalla grande. Mujercitas sigue la vida familiar de cuatro jóvenes hermanas: Meg, Jo, Amy y Beth March y cómo lidian con el paso de la niñez a la adultez, mientras se desarrolla la Guerra de Secesión en Estados Unidos.

Loading...
YouTube


Flashbacks: una decisión acertada para el filme


A diferencia de su predecesora de 1994, que en su momento le valió una nominación al Oscar a Winona Ryder como Mejor atcriz, así como dos nominaciones en las categorías de Mejor banda sonora y Mejor diseño de vestuario, Gerwig optó por el recurso de los flasbacks para sustituir un tiempo lineal. Una decisión acertada que dota ciertas escenas de mayor emotividad al realizar ese contraste entre los recuerdos y el presente de las hermanas March, su impacto emocional se puede apreciar mejor en la escena de la muerte de uno de los personajes más queridos de la trama.

La elección de jugar con una paleta de colores fríos y cálidos para diferenciar el pasado del presente y su magnífica dirección de arte permiten al espectador adentrarse en la trama sin ningún inconveniente.


Una de las mejores decisiones de su directora fue el casting, en el que figuraron grandes estrellas jóvenes como Saroirse Ronan, Florence Pugh, Emma Watson, Eliza Scanlen, Timothée Chalamet junto a actrices icónicas como Meryl Streep y Laura Dern, un elenco que nos deleita con unas actuaciones impecables y difíciles de olvidar que permiten que el peso de la trama no solo caiga sobre los hombros del personaje de Jo, cosa que sí ocurre en la querida versión de los noventa de Gilliam Armstrong.

Un mensaje feminista a través de una historia sobre el paso de la niñez a la adultez


Asimismo, la cinta hace gala de un excelente guion que nos deja apreciar el trasfondo feminista de la película, que lejos de parecer forzado por ser una temática común de nuestro tiempo, el mensaje cala de manera perfecta gracias a sus diálogos bien construidos que reflejan el dilema que representaba ser mujer en el siglo XIX.

Por un lado; esto se puede apreciar en Jo (Saroirse Ronan), quien representa a la mujer incomprendida de su tiempo que busca vivir como una escritora y ser algo más que una madre y esposa. Sin embargo, para Jo entregarse a su vida profesional y a su libertad implica mucha soledad y tal vez una de las mejores escenas es cuando Ronan asegura con desesperación y lágrimas en los ojos lo que significa realmente ser mujer, pero también en un momento de flaqueza expresa en voz alta su miedo a la soledad por no encajar con los estándares sociales de la figura femenina; mostrando así, frente al personaje de Laura Dern, su lado más humano.

Por otro lado, tenemos a Amy (Florence Pugh), quien se debate entre un matrimonio sin amor con un hombre de buena posición y su ambición de ser la mejor artista de su tiempo en una sociedad dirigida por hombres que deciden lo que es y no es arte y así lo hace saber Pugh en un brillante parlamento que sostiene con Chalamet, quien interpreta al hombre del que estuvo enamorada durante toda su vida.

Pinterest


También está Beth (Eliza Scanlen), una joven dulce y muy familiar que, a pesar de su personalidad tranquila; logra hacerse sentir en la trama para regalarnos varios momentos conmovedores. Finalmente, está Meg (Emma Watson), que tal y como le confirma en la cinta a Jo, nos recuerda que la verdadera libertad de la mujer radica en poder elegir tu propio destino y que este no necesariamente entra en conflicto con el papel de esposa y madre, todos estos personajes y sus problemas nos permiten conectar fácilmente con estos.


De igual manera, otro de los aspectos que merece ser destacado es el claro homenaje a la autora de la novela en el personaje de Jo, quien siempre ha sido visto como el alter ego de Louise May Alcott, y que por sus biografías sabemos que constantemente tuvo que justificar ante sus editores y lectores su decisión de no querer casar a su protagonista, así como se muestra en las conversaciones de Jo con su editor.

Si bien la decisión de Alcott, de negarle un matrimonio a Jo durante casi toda la trama de su obra, entró en conflicto con los deseos de sus fanáticos en aquel entonces. Gerwig nos recuerda en esta nueva adaptación por qué fue la mejor decisión, pues le permitió a la segunda de las March labrarse su propio camino y finalmente casarse con un hombre con quien compartía los mismos intereses y aficiones intelectuales sin tener que renunciar a sus sueños y a su espíritu libre.

Newsletter


Con un filme que combina una exquisita paleta de colores y una perfecta dirección de arte para sumergirnos en pleno siglo XIX y al mismo tiempo ilustrarnos un discurso feminista actual. Greta Gerwig se consagra como una de los mejores directores de cine de nuestro tiempo, demostrándonos que no importa cuántas veces sea adaptado un clásico, siempre y cuando nos regale una emocionante historia con ciertos momentos de comedia como lo es esta nueva versión de Little Women que merece un lugar especial en nuestro corazón.

Esperemos que la tercera película de Gerwig sea la vencida y algún día la Academia le dé a esta el puesto que merece como una de las mejores cineastas de nuestro tiempo.

Elvira Sáez
Elvira Sáez es redactora en enfemenino. Se graduó en Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y pronto inició su andadura profesional en los medios digitales. Se ha especializado en …
431 compartidos