Inicio / Maternidad / Embarazo / ¿En que consiste una ecografía 3D? Te contamos cuánto cuesta y cuándo debes realizarla

Maternidad

¿En que consiste una ecografía 3D? Te contamos cuánto cuesta y cuándo debes realizarla

por María Viéitez Creado en 22 de octubre de 2019
¿En que consiste una ecografía 3D? Te contamos cuánto cuesta y cuándo debes realizarla© GettyImages

Las ecografías 3D proporciona una visión multidimensional del feto y, además, son un bonito recuerdo para los futuros padres. Pero, ¿sabes cuánto cuestan y cuál es el mejor momento para hacerla?

El ultrasonido 3D es ahora el más demandado cuando se realiza un examen prenatal durante el embarazo. Muchas madres lo prefieren al ultrasonido tradicional porque ofrece una visión más real o vívida del bebe, una representación más natural que la imagen plana del método tradicional, que devuelve una figura oscura y poco detallada.

Este resultado se consigue porque este método de ultrasonido muestra al feto en tres planos ortogonales del espacio, de modo que se puede analizar su superficie o bien capturar partes de su cuerpo para investigarlas posteriormente. Por este motivo, las ecografías 3D desempeñan un papel fundamental en el posible diagnóstico de enfermedades que puede sufrir feto. Además, pueden capturar el movimiento a tiempo real. En este caso hablamos de ecofrafías en 4, que utilizan sondas volumétricas especiales que devuelven de 25 a 30 imágenes por segundo. Esta ventaja no sol cumple una función diagnóstica, ya que permite observar sus movimientos, gestos y rasgos, sino que permite que los padres desarrollen un vínculo aún más profundo con su bebé cuando todavía esta en el vientre. Pero, ¿cuánto cuesta y en qué periodo del embarazo es más conveniente hacerlas?

¿Cómo funciona?

Gracias a la avanzada tecnología, el equipo de ultrasonido 3D es capaz de memorizar un cierto número de secciones mediante la realización de un "renderizado" que permite obtener una imagen tridimensional del feto. Esta imagen no sólo es precisa y de alta definición, sino que da una idea mucho más concreta de cómo es el bebé en realidad.

En el pasado se obtenía un resultado similar a través de la fetoscopia, una técnica que consistía en la introducción en el vientre de un fetoscopio con fibra óptica y un sistema de visión (un conducto de entre 2 y 3 mm) a través del abdomen de la madre con la intención de comprobar la salud del feto o incluso realizar pequeñas intervenciones en pro de su salud. Este procedimiento está ahora en desuso por ser demasiado invasivo y por conllevar riesgos.

Descubre: La evolución del feto a través de ecografías
El desarrollo del embarazo semana a semana © iStock

¿Cuándo es más conveniente hacer una ecografía 3D?

Las ecografías 3D se pueden realizar con éxito en cualquier momento del embarazo. Lo único que hay que tener en cuenta es que, a partir de la semana 25, verás un feto de tamaño medio y, por tanto, el impacto será sin duda mayor, ya que son muchos más detalles los que podrás apreciar y la figura que verás será muy semejante a la del nio cuando nazca. Por eso, si estás pensando en someterte a una ecografía 3D, es aconsejable que lo hagas al mismo tiempo que la segunda ecografía, la denominada ecografía morfológica.

¿Cuáles son las ventajas?

Como ya hemos dicho, la posibilidad de ver al feto en tres dimensiones facilita el diagnóstico de cualquier anomalía, no sólo del cordón umbilical, sino también de las extremidades y de todas las estructuras superficiales del bebé. Y esto no es todo, porque también permite hacer un diagnóstico precoz de posibles anomalías torácicas, así como de los órganos fetales.

¿Otra ventaja? La ventaja de obtener una representación de sus órganos, lo que no es posible con el ultrasonido tradicional en 2 dimensiones, permite descartar que el feto esté colocado en una posición desfavorable. El ultrasonido 3D también permite medir el tabique uterino, evitando así que la mujer tenga que someterse a exámenes más invasivos como la histerosalpingografía o la histeroscopia. Sólo hay un pequeño problema: para conseguir todo esto se necesita de unas instalaciones e instrumentos concretos, y no todas las instalaciones clínicas y hospitalarias disponen de ella. Esta es la razón por la que el ultrasonido bidimensional tradicional sigue siendo el más extendido en la actualidad.

Ecografía 3D: el precio

Precisamente porque no todos los hospitalesdisponen del equipamiento adecuado para realizar ecografías 3D, el coste es bastante alto, oscilando entre los 150 y 240 euros. Sin embargo, es posible contratar packs de ecografías con los que se puede reducir el precio por unidad. La ecografía 4D, sin embargo, asciende a los 200 ó 250 euros.

Video por Norma Varela

Y además...
La maniobra de Kristeller: directrices, posibles daños y consecuencias
Conservación y donación del cordón umbilical, ¿en qué consisten?
Ecografías: ¿en qué consisten exactamente y cuándo se realizan?
Aborto natural: posibles causas y síntomas