Inicio / Maternidad / Familia

Maternidad

10 motivos por los que cenar en familia puede ser el mejor momento del día

por Redacción enfemenino Creado en 23 de agosto de 2015
10 motivos por los que cenar en familia puede ser el mejor momento del día

La noche suele ser uno de los pocos momentos del día en que toda la familia coincidimos en casa, por eso, ¿qué mejor manera para aprovecharlo que cenar juntos?

Cenar en familia es una costumbre que poco a poco se está deteriorando, especialmente entre semana. La rutina diaria hace que en ocasiones pasemos este momento por alto. Hay noches en que vamos con prisas, en las que llegamos muy tarde del gimnasio y los demás ya han cenado, en las que los niños cenan rápido porque tienen que seguir haciendo deberes después o en las que nosotros, a veces, directamente ni cenamos por seguir trabajando o porque no nos apetece. ¡Pero esto tiene que acabar! Cenar en familia es un momento de unión en el que nos despejamos y nos ponemos al día con los nuestros. ¡Seguro que algunas de tus mejores anécdotas se han creado alrededor de una mesa! A partir de ahora ni se te ocurra decir eso de "yo voy a cenar algo rápido y me voy a la cama". Aquí te dejamos algunos motivos para que vuelvas a engancharte a las cenas familiares.

1. ¡Viaja con el paladar!

Las cenas son el mejor momento para disfrutar de la gastronomía, ¡y no solo de la nuestra! Al menos una vez a la semana podemos innovar en la cocina y probar platos diferentes de otros países. La falta de tiempo no es una excusa, pues incluso podemos optar por preparar algo tan sencillo y saludable como una ensalada. ¿Sabías que existen infinidad de recetas diferentes para probar?

Descubre: La vuelta al mundo en 30 ensaladas
Disfruta de la cocina ligera con las mejores ensaladas del mundo © iStock

2. En las cenas surgen los mejores debates

Política, deportes, música... Siempre surge algún tema sobre el que todos queremos debatir. Las cenas son el escenario ideal para poner en común puntos de vista. ¡Somos capaces de resolver el mundo desde la mesa de nuestro salón!

3. ... y los mejores cotilleos

Pues no, no lo vamos a negar. Las cenas también son una buena oportunidad para ponernos al día del último cotilleo del barrio / instituto / trabajo. ¡Estamos en confianza!

4. Son el momento ideal para crear divertidas anécdotas

"¿Te acuerdas cuándo...?" Muchas de las anécdotas que guardamos han surgido entorno a las cenas familiares: platos que no salen como uno esperaba, vasos llenos de agua que se derraman, una historia divertida que nos ha hecho llorar de la risa...

5. Podemos desconectar de la rutina

Hay días en los que estamos más estresados, ya sea nosotros por el trabajo o los niños por sus estudios, o simplemente por haber tenido un día especialmente difícil. Pero en la cena sabemos que podemos desconectar durante unos minutos y dejar las preocupaciones a un lado. ¡Es uno de los poderes que tiene nuestra familia!

6. Estrechamos lazos fraternales

Es algo que hacías tu cuando eras pequeña y que seguramente tus hijos también hagan ahora. Los hermanos suelen tener una conexión especial en las cenas en las que comparten chistes o bromas privadas. ¿A quién no le han regañado nunca por 'hacer el tonto' en la mesa?

7. Las cenas fomentan la comunicación entre familia

Con ellas creamos un ambiente de confianza en el que todos podemos sincerarnos y compartir tanto los problemas como las alegrías. Esto es especialmente importante para los más peques de la casa: es el momento indicado para preguntarles cómo les ha ido en el cole, qué van a hacer esta semana en clase, etc. Es importante que se sientan queridos y que sepan que les escuchamos.

8 Pueden ser un momento didáctico para los peques

En ellas los niños también pueden aprender: en el reparto de la tortilla hay matemáticas, en la elaboración de una pizza hay historia y geografía, y en el orígenes de las frutas, ¡muchas ciencias naturales!

9. ... ¡y también para nosotros!

¿Quién no ha intentado jugar a algún programa de sobremesa sobre preguntas y respuestas mientras lo emiten en la televisión? ¡Es un clásico!

10. ¡Brindemos por ello!

No hace falta celebrar una ocasión en particular para brindar por los buenos momentos, porque al lado de tu familia, ¡todos lo son! Si hay algo que nos gusta de las cenas son sin duda los brindis. ¡Por nosotros!

¿Estás de acuerdo con todos estos motivos? ¿Te identificas con ellos? Las cenas entre semana son a veces el único momento para compartir y conectar con nuestra familia en todo el día. Ya son muchos los que se están uniendo a este movimiento de la cenología, incluidas algunas entidades como Ikea, quienes apuestan por dar valor a este momento tan especial del día.


Reuníos todos juntos, preparad la cena, implicad a los peques para que colaboren elaborando primero y recogiendo después, pensad en los distintos platos que os apetece probar... ¿Sabíais que en Ikea podéis encontrar productos de origen sueco para organizar una cena? ¡Dotad a vuestros platos de originalidad! Y lo más importante: disfrutad todos juntos.



Y además:
Test: ¿tu hijo tiene demasiados deberes?
¡Vuelta al cole y al trabajo! Consejos para aprovechar y disfrutar de la rutina dia

Redacción enfemenino
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …