Inicio / Maternidad / Familia / Juegos tradicionales: los 10 juegos de tu infancia para los peques de la familia

Maternidad

Juegos tradicionales: los 10 juegos de tu infancia para los peques de la familia

por Blanca Nieto Creado en 16 de abril de 2020
Juegos tradicionales: los 10 juegos de tu infancia para los peques de la familia© Getty

Si algo une nuestra infancia con la de nuestros hijos son los juegos tradicionales que han hecho que nos divirtamos tarde tras tarde. El escondite, el pilla-pilla o el pañuelo son solo algunos de los juegos que nos han acompañado durante los primeros años de nuestra vida y que nos han hecho disfrutar con muy poco.

Son pocas las cosas que necesitan los niños para divertirse. A pesar de que ahora sea común verlos pasar demasiado tiempo con tablets y teléfonos móviles, la realidad es que los peques necesitan bien poco para pasarlo en grande. Así lo demuestran los juegos populares que nos han acompañado en nuestra infancia, generación tras generación, y que han sido los protagonistas indiscutibles de los patios de recreo de todo el mundo. Juegos tan conocidos como divertidos: el escondite, el gato y el ratón o las chapas son solo algunos ejemplos de los juegos que siguen formando parte de los ratos de diversión de los más peques. Repasamos los juegos tradicionales más conocidos para que reúnas ideas y hagas que los niños se diviertan en un cumpleaños, en un día de campo o en una reunión familiar. Alerta nostálgicos: estos juegos te traerán muy buenos recuerdos.

Video por Carla Dominguez

1. La rayuela

Para jugar a la rayuela tan solo necesitamos 3 cosas: una tiza, una piedra y un poquito de agilidad. El primer paso es dibujar la rayuela en el suelo con la tiza, dibuja los cuadrados con su correspondiente número en el juego, como en la imagen. Jugar es muy sencillo, el primero paso consiste en tirar la piedra y encajarla dentro del cuadrado de cada número, en orden, empezando la primera ronda intentando acertar al número 1, y así sucesivamente. Después, debemos cruza la rayuela a la pata coja en los cuadros individuales y apoyando los dos pies cuando encontremos dos cuadrados unidos, manteniendo siempre el equilibrio y sin pisar la raya. También debemos esquivar el cuadrado donde se encuentre la piedra. Si no tenemos puntería para meter la piedra en el cuadrado correspondiente o si perdemos el equilibrio cruzando la rayuela, no jugaremos la siguiente ronda. Con este juego popular los niños, no solo desarrollan sus habilidades físicas, sino que también aprenden a respetar los turnos y a aceptar las normas del juego.

2. Balón prisionero

Un juego popular que es muy común en las clases de educación física. Para jugar, necesitamos dos equipos, 1 pelota y un campo dividido en 2, podemos dibujarlo con tiza o delimitarlo con cinta americana, por ejemplo. Uno de los equipos empieza el juego, que consiste en lanzar la pelota e intentar darle a uno de los miembros de otro equipo en alguna parte del cuerpo (excepto la cabeza) sin que este pueda coger la pelota. Si el jugador del otro equipo es golpeado por la pelota y no logra cogerla sin que bote, quedará eliminado de la partida. Así, gana el equipo que elimina a todos los jugadores del equipo contrario.
Los equipos podrán salvar a un compañero si, cuando el equipo contrario lanza el balón y golpea a uno de sus jugadores, otro de su mismo equipo coge la pelota antes de que caiga al suelo.
Lo ideal es jugar a este juego con una pelota blanda, por ejemplo, de gomaespuma, así los niños no sentirán molestias cuando sean golpeados durante el partido. Puedes encontrar esta en Amazon.

3. El escondite

¿Quién no ha pasado las tardes muertas jugando al escondite con sus primos o amigos? Un juego que nunca pasará de moda y que, no solo es divertido, sino que acentúa el ingenio de los más peques. La dinámica de este juego es muy sencilla, uno de los jugadores cuenta hasta 10, mientras que los demás se esconden. Una vez que termina de contar, debe empezar a buscar a los demás jugadores, cuando encuentre a uno de ellos, ambos deben emprender una carrera hasta llegar al sitio de origen. Así, hasta que todos los jugadores hayan sido encontrados de sus escondites. Contará la próxima vez el jugador escondido que haya sido encontrado primero y no haya sido capaz de ganar la carrera hacia el lugar de partida.

4. La comba

Un juego que puede jugarse de forma individual o en grupos y que mejora la coordinación y la agilidad. Si se juega en grupos, dos de los jugadores sujetarán la comba mientras cantan una canción y otro de los jugadores debe saltar, aguantando el máximo tiempo posible sin que la comba deje de girar. Para jugar a la comba tan solo necesitas eso, una comba (puedes encontrarla en Amazon). Es un juego muy beneficioso tanto para niños como para adultos, ya que mejora la salud cardiovascular y aumenta la capacidad pulmonar, quema calorías y es un remedio anti-estrés muy efectivo (y barato).

5. El juego del ratón y el gato

Este juego es ideal para un grupo grande de niños. Uno de los jugadores tomará el papel de ratón y otro de gato, el resto de jugadores se cogerán de las manos formando un corro. Los niños que forman parte del corro cantarán la tradicional canción: "ratón que te pilla el gato, ratón que te va a pillar, si no te pilla esta noche, mañana te pillará". Mientras tanto, el gato tendrá que intentar pillar al ratón, pasando por debajo de los brazos de los niños del corro, estos podrán dificultar la labor del gato si quieren para hacer más divertido el juego.

6. Las canicas

Uno de los juegos infantiles más olvidados en la actualidad, pero que fue uno de los juegos preferidos de los niños de las generaciones anteriores. Hay varias formas de jugar con canicas, uno de los más conocidos es colocar las canicas dentro de un círculo (puedes pintarlo con tiza o delimitarlo con una cuerda) e intentar sacarlas de ese espacio golpeándolas con otra canica. Para lanzar la canica, debes colocarla en el suelo, crear un círculo juntando tus dedos índice y pulgar y golpearla con fuerza con el dedo índice. Ganará la partida el niño que sea capaz de sacar más canicas del círculo. Este juego mejora la puntería, la capacidad de concentración y el desarrollo de la motricidad fina. Puedes comprar un pack de 100 canicas en Amazon.

7. El juego del pañuelo

2 equipos, 1 pañuelo y una persona que lo sostenga. Cada uno de los equipos se coloca a la misma distancia del pañuelo, en extremos opuestos. Cada uno de los miembros del equipo tiene un número asignado, cuando la persona que sostiene el pañuelo grite el número, el miembro correspondiente de cada uno de los dos equipos debe ir hacia el pañuelo e intentar atraparlo antes que el contricante. El jugador que atrape el pañuelo debe correr hacia el lugar donde está situado su equipo, sin ser alcanzado por su contricante.

8. El juego de las sillas

Uno de los juegos infantiles (y no tan infantiles) más divertidos y con los que más fácil es picarse con el contrincante. Para jugar, debemos crear un círculo con sillas, una por cada uno de los participantes. Los jugadores deben dar vueltas alrededor de las sillas mientras suena una canción, cuando la música pare, cada uno de los participantes debe sentarse en una de las sillas. Por cada ronda que pase, se eliminará una silla y el jugador que no encuentre un sitio en el que sentarse cuando pare la música quedará eliminado. Así, hasta que solo queden 2 participantes y 1 sola silla, ¿quién se sentará antes en ella?

9. Las 3 en raya

Otro juego clásico, perfecto tanto para niños como para adultos. En este caso, se trata de un juego de mesa, más pausado que las alternativas anteriores. Para jugar necesitamos 2 participantes, un tablero con 9 cuadrados y 9 fichas. Cada jugador debe luchar por crear una línea con 3 de las fichas, ganará el que antes consiga hacerlo. Puedes encontrar un tablero en Amazon, o directamente dibujarlo en un papel y cortar pequeños trocitos de cartulina, papel o cartón de 2 colores que sirvan como fichas. También está disponible la versión de las 4 en raya, con un tablero más grande (disponible aquí). Una forma muy sencilla de encontrar entretenimiento con muy poco.

10. La gallinita ciega

Uno de los jugadores será la gallinita ciega y tendrá los ojos vendados durante cada ronda. El resto de jugadores formarán un círculo y la gallinita quedará justo en el centro. Mientras la gallinita ciega permanece en el centro del círculo con los ojos vendados, los niños que formen el corro, darán vueltas mientras cantan la canción: Gallinita, gallinita ¿qué se te ha perdido en el pajar? Una aguja y un dedal... Da tres vueltas y la encontrarás. Entonces, la gallinita ciega debe dar tres vueltas y acercarse a uno de los jugadores del corro al azar. Mediante el tacto debe adivinar de qué jugador se trata.

Descubre: Los juegos para bebés más prácticos del mundo
¡Sorpréndele jugando! © iStock