Inicio / Mujer hoy / Sociedad y mujer / 'Por las que no pueden hacerlo en la calle': diputadas turcas cantan 'El violador eres tú'

Mujer hoy

'Por las que no pueden hacerlo en la calle': diputadas turcas cantan 'El violador eres tú'

por María Viéitez Creado en 17 de diciembre de 2019
'Por las que no pueden hacerlo en la calle': diputadas turcas cantan 'El violador eres tú'© GettyImages

Después de que una marcha feminista fuese reprimida en Estambul, el pasado sábado un grupo de diputadas de la oposición turca cantó el himno internacional de LasTesis 'Un violador en tu camino'. El domingo posterior, centenares de mujeres volvieron a manifestarse por la causa.

Un grupo de mujeres de la oposición turca interpreto el pasado sábado en el congreso Un violador en tu camino, el himno de LasTesis que se ha expandido por todo el globo para luchar contrala violencia machista. En lugar de vendas en los ojos, las veinte congresistas que participaron en la intervención se ataviaron con pañuelos morados sobre el cuello y marcaron el ritmo de la canción dando golpes sobre la mesa. Formaban parte del partido socialdemócrata CHP y del partido de izquierda HDP, segundo y tercero en el parlamento respectivamente.

Después de la comparecencia del ministro de Interior derechista Süleyman Soylo, la diputada por CHP Sera Kadigil, tomó el micrófono y reclamó ante Soylo y el resto de congresistas: “Hay una coreografía que empezó en Chile y se ha extendido por todo el mundo para llamar la atención sobre la violencia contra las mujeres. Gracias a usted, Turquía es el único país del mundo donde esta protesta ha sido atacada, así que tenemos un par de cosas que decirle, señor ministro”. Otra parte de los diputados portaba fotos de mujeres asesinadas en Turquí: en este año van 309. Además, las diputadas añadieron nuevos versos como "ni lo que bebía", ya que el consumo de alcohol ha sido considerado un atenuante y justificación en algunos casos de violación.

Con esta demanda, además, Kadigil hacía referencia a la manifestación feminista del domingo 8 de diciembre en la que intervino la Policía y donde siete mujeres fueron detenidas. Actualmente, todas ellas están en libertad con cargos y bajo control judicial.

Y es que, desde hace ya tres años, las manifestaciones públicas que no cuenten con el visto bueno del gobierno son reprimidas y, de hecho, fue lo que ocurrió con las pasadas movilizaciones del 8 de marzo y del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia de Género. "Nuestra intención era llevar al Parlamento la voz de aquellas a las que, mediante el gas lacrimógeno y los palos, se les ha impedido cantarla en la calle, reprimiéndolas por orden del ministro de Interior", explicó después la diputada Aysu Bankoglu, del CHP.

Después de la intervención en el congreso, el pasado domingo 200 mujeres se reunieron de nuevo en las calles de Estambul para representar la coreografía una vez más, esta vez en la plaza rivereña del Bósforo, en el barrio de Besiktas. En esta ocasión, las manifestantes se vistieron con guantes violetas y, al finalizar el himno, repitieron los eslóganes "No obedeceremos" y "No tenemos miedo".

Según Reuters, y dado que en Turquía las autoridades no publican datos oficiales, el año pasado 440 mujeres fueron asesinadas por causas de género, 31 víctimas más con respecto a 2017 (año en que murieron 409) y el doble que en 2012. Además, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Turquía han sufrido o sufren violencia machista cerca del 40% de las mujeres, frente al 25% de la media europea.

Gracias a la presión de organizaciones feministas, el Gobierno turco va a abrir varias investigaciones para indagar sobre las causas de las muertes sospechosas de varias mujeres, casos que previamente habían sido cerrados en falso. Uno de ellos es el caso de Rabia Naz, una niña de once años cuya muerte se catalogó como un suicido a pesar de que hay indicios de que pudo ser asesinada.

Video por Patricia Álvarez

Te puede interesar:
'Un violador en tu camino' en Estambul, una marcha feminista considerada ofensa al Estado
Sara Socas, la rapera tinerfeña que revoluciona batallas de gallos con sus rimas feministas
Queman viva a una mujer en India cuando iba a declarar contra su agresor
Lucha feminista: las japonesas se enfrentan a las empresas que les prohíben llevar gafas