Inicio / Mujer hoy / Sociedad y mujer / ¿Qué es el TATT? 5 claves para no dejarte vencer por el síndrome de la oficina

Mujer hoy

¿Qué es el TATT? 5 claves para no dejarte vencer por el síndrome de la oficina

por Cristina Gonzalez Creado en 2 de marzo de 2017

Si pasas mucho tiempo delante de la pantalla del ordenador, estás cansada todo el rato y te cuesta conciliar el sueño, tal vez padezcas el síndrome TATT.

Este síndrome, llamado así por sus siglas en inglés: Tired All The Time (cansada todo el tiempo) se compone de síntomas similares a los de la fatiga crónica, aunque de menor intensidad: falta de energía, cansancio, ausencia de motivación, baja concentración, desgana, dificultad para llevar a cabo las tareas del día a día, la sensación de que a pesar de haber dormido no has descansado lo suficiente... Experimentar alguno de estos síntomas puede resultar normal, pues según explican los expertos, el trabajo diario, la falta de conciliación real y los quehaceres más allá de nuestra jornada laboral (ocio incluido) puede generarnos cierto agotamiento.

El problema surge cuando esta sensación de cansancio permanente no desaparece aunque descansemos o hayamos tenido un sueño reparador. Según un estudio publicado en el Daily Mail, el síndrome TATT afecta especialmente a las personas de 30 años. De hecho, 1 de cada 10 trabajadores lo sufre, siendo las mujeres las más propensas a padecerlo. Si no lo prevenimos ni lo controlamos podría derivar en estrés, ansiedad o fatiga, por eso es importante no dejar que el trabajo se apodere del control de nuestra vida. Aquí tienes algunas claves sencillas para prevenir el TATT.

1. No dejes que tu vida gire entorno al ordenador

Probablemente hayas desayunado, comido o incluso hecho la pausa del café de media mañana delante del ordenador, ¿verdad? Debes saber que esto no te beneficia en nada: al contrario. Comer delante del ordenador puede generar estrés y contribuir al aumento de peso. Por tanto, mejor levántate de tu sitio, estira las piernas y come o bebe alejada de tu puesto de trabajo: te ayudará a despejarte y a descansar.

Descubre: 20 recetas con pasta para viajar a Italia desde tu cocina
¿Sabes cómo preparar tus recetas de pasta más deliciosas? © iStock

2. Cuida tu vista

Trabajar en una oficina implica en la mayoría de los casos pasar una larga jornada delante de la pantalla del ordenador. Y no solo eso, pues a lo largo del día también consultamos nuestro teléfono móvil infinidad de veces. Nuestros ojos se someten a un esfuerzo diario, por eso es importante que tomemos medidas. Los expertos recomiendan ajustar el brillo de la pantalla del ordenador y del smartphone, guardar una distancia mínima entre nuestra posición y el ordenador de unos 40 centímetros y realizar pausas visuales cada cuarto de hora aproximadamente. Esto es quitar los ojos del ordenador, pestañear y lanzar la vista a un punto más alejado. Si utilizas lentillas, lo ideal sería no pasar el día entero con ellas, sino utilizar más bien las gafas frente al ordenador.

4. Haz pausas y desconecta

¿Sabes que lo aconsejable es realizar descansos de unos 15 minutos cada dos horas? Especialmente si trabajamos a jornada completa. Pero, confiesa: ¿los haces? Estos descansos nos ayudan a alejar el estrés y a concentrarnos mejor cuando volvemos a nuestro puesto de trabajo. Igualmente, es imprescindible que no caigamos en la costumbre de llevarnos el trabajo a casa. Una vez lleguemos, deberíamos emplear el tiempo en cosas que nos gusten o nos relajen: ir al gimnasio, leer, cocinar, salir a tomar algo o disfrutar de la comodidad de nuestro sofá y de Netflix.

Descubre: 30 películas musicales que debes ver al menos una vez en la vida
30 películas musicales que debes ver al menos una vez en la vida © Mamma Mia

3. Utiliza un sistema eficaz para organizarte

Puede que estés harta de escucharlo, pero es un consejo que, aunque esté ya manido, sigue siendo muy práctico. Apuntar todo lo que tenemos que hacer en el trabajo y asignarle un orden de prioridad es esencial para aprovechar el tiempo. Ya sea en una agenda, un calendario, un organizador, en alguna plataforma virtual... si lo vemos escrito nos liberaremos de tener que recordarlo.

5. Trata de ser positiva

Sí, lo sabemos: ¡es muy fácil decirlo! Pero está demostrado que una actitud positiva frente al trabajo puede garantizar el éxito. Y no lo decimos nosotras, lo dice la ciencia. De hecho, hace un par de años, un estudio publicado por la Universidad de Yale declaró que las personas positivas no solo son más felices, sino que gozan de un mejor rendimiento (superior entre un 65% y 100%) que los demás.

Puede que tu trabajo actual no te guste, que te sientas frustrada por no avanzar, que sientas que tienes un exceso de tareas que no te corresponde hacer a ti... Pero no dejes que este estrés laboral se traslade a tu vida personal, al fin y al cabo solo es un trabajo. Mientras buscas alternativas intenta enfocar tu día a día de manera positiva, ¡es la única manera! Igualmente, si algo no te gusta, no te lo guardes para ti: intenta ver qué puedes hacer para cambiarlo.

Descubre: Empodera a tus compañeras: frases para mujeres en el trabajo
Empodera a tus compañeras en el trabajo con estas frases motivadoras © Getty


Y además:
10 palabras que no deberías usar nunca en tu currículum si buscas trabajo
Las 10 preguntas más raras que te pueden hacer en una entrevista de trabajo

por Cristina Gonzalez