Inicio / Mujer hoy / Trabajo / Empodera a tus compañeras: frases para mujeres en el trabajo

Empodera a tus compañeras: frases para mujeres en el trabajo

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, es el día en que debemos reivindicar la igualdad de derechos y libertades de las mujeres y alzar la voz para poner fin a la violencia machista, la desigualdad de oportunidades, el acoso callejero, la discriminación sexista y la brecha salarial. Y es precisamente este aspecto uno de los que hacen más obvia la desigualdad entre sexos.

Según los últimos datos del Eurostar publicados por ala UGT, en España las mujeres cobran de media un 15,1% menos que los hombres, lo que se traduce en que trabajan 55 días al año sin remuneración. Y aunque estos datos han mejorado con los años, España es el segundo país de la Unión Europa donde la brecha económica entre sexos ha aumentado (un 0,9%).

Además de la diferencia de salarios, las mujeres se enfrentan a otro gran obstáculo en el mundo laboral: el denominado techo de cristal. Y es que los puestos de poder están ocupados, por norma general, por hombres. De hecho, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), solo el 31,4% de estos altos cargos son mujeres, frente al 68,6% de hombres.

Pero la brecha salarial y el techo de cristal son solo dos de los muchos síntomas del patriarcado. Alrededor del mundo las mujeres se enfrentar, además, al acoso callejero, a la violencia machista, a la segregación por sexos, a la subordinación a los hombres de su familia, a la mutilación genital femenina o a la falta de oportunidades, entre otras cosas.


Las mujeres unen fuerzas a lo largo de la historia

Pero somos fuertes, combativas, luchadoras y valientes. Desde mediados del siglo XVIII las mujeres luchan por la igualdad de derechos, libertades y oportunidades, y coincidiendo con la Revolución Francesa, comenzaron a cuestionar la jerarquía entre sexos. Esta es la que se considera la Primera Ola del Feminismo, que planteaba el debate de si las mujeres eran o no iguales a los hombres por naturaleza. En esta etapa del movimiento destacan Olympe de Gouges, quien redactó la Declaración de los derechos de la mujer y de la ciudadana en 1791, y Mary Wollstonecraft, quien escribió en 1792 la Vindicación de los derechos de la mujer partiendo de la premisa de que hombres y mujeres somos iguales.

La Segunda Ola se inicia en la década de 1960 y se extiende hasta los años 80, y en ella se reivindicaba la libertad sexual de las mujeres, el derecho al aborto, el sufragio universal, la no obligatoriedad del matrimonio y la igualdad de sexos en los planos familiar y laboral. Además, coincide con el Movimiento de Liberación de las Mujeres en Estados Unidos. En esta etapa destacan personajes como Clara Zetkin, política alemana que fue, precisamente, quien fundó el Día Internacional de la Mujer, que en su día se estableció como el Día de la Mujer Trabajadora.

En la segunda mitad del siglo XX se inicia la Tercera Ola Feminista, en la que los protagonistas son los derechos sociales de las mujeres. En esta etapa se comienzan a incorporar de forma masiva a la educación secundaria y superior, así como a nuevos oficios y puestos de trabajo. Además, se reivindica que la justicia comience a legislar sobre aspectos que antes eran privados y se exige que la mujer deje de ser sexualizada en los medios de comunicación. En otras palabras, se comienzan a emprender políticas de igualdad. 

En esta tercera etapa del movimiento Simone de Beauvoir fue una de las personalidades más importantes. La escritora parisina, autora de El segundo sexo, apuntó a que las mujeres se han definido a lo largo de la historia no por lo que son por sí mismas, sino por la relación con los hombres (madres, esposas, hijas, hermanas...) y criticó que lo que entonces se entendía por mujer era el resultado de una construcción social.

Otras muchas mujeres han seguido y siguen los pasos de las precursoras del feminismo y han logrado cambiar el rumbo de la historia con su lucha. Una de ellas es Emilia Pardo Bazán, autora que fundó en 1892 la Biblioteca de la Mujer y dedicó su carrera a la denuncia de la desigualdad educativa entre sexos. Con todo, Pardo Bazán logró convertirse en la primera mujer en presidir la Sección de literatura del Ateneo de Madrid. O Simone Veil, quien con la llamada Ley Veil, con su nombre, logró despenalizar el aborto en Francia. Además, fue la primera mujer en presidir el Parlamento Europeo de Estrasburgo.

Hoy todavía las mujeres luchamos por nuestros derechos informándonos, concienciando, acudiendo a manifestaciones y uniendo fuerzas por construir un mundo más justo e igualitario. Mientras, activistas como Emma Watson, Ellen Degeneres o Meryl Streep colaboran con la causa feminista logrando llegar con su mensaje a miles de millones de personas. Y aunque todavía queda mucho camino por recorrer, sabemos que juntas somos más fuertes.

La lucha continuada y sin descanso de muchas mujeres ha permitido que hoy todas tengamos acceso, por ejemplo, a la misma educación que los hombres, o que podamos solicitar los mismos puestos de trabajo. Sin embargo, los roles discriminatorios siguen latentes. Prueba de ello es el movimiento #MeToo, que nace en octubre de 2017 por las denuncias de numerosas actrices que declararon haber sufrido acoso y agresiones sexuales por parte del ejecutivo y productor de cine estadounidense Harvey Weinstein. También en el ámbito del cine, cada año podemos comprobar como actrices de la talla de Scarlett Johansson, Anne Hathaway o Angelina Jolie perciben salarios muchos más bajos que actores como George Clooney o Brad Pitt. Incluso aunque ellas hayan sido, al iguales que ellos, protagonistas de grandes películas.


Trabaja para quererte más a ti misma

Empoderamiento, una de las palabras más escuchadas gracias a un movimiento feminista que crece apoyado por millones de mujeres y hombres que luchan por conseguir igualdad entre géneros. La huelga del 8 de marzo de 2020 será la tercera convocatoria legal que se celebra en España y te animamos a que participes y animes a tus amigas a hacerlo. Sabemos que eres valiente, fuerte, segura, independiente. Así que alza la voz para ser valorada y para invitar al resto a reflexionar. 

Tú debes ser quien primero apueste por ti misma, quien busque la fuerza para hacer frente a todos los obstáculos. Te animamos a que de nuevo este 8 de marzo apoyes a las mujeres. A tus amigas, tus familiares y tus compañeras de trabajo. Que salgas a la calle y luches por un futuro más justo para todas, por la igualdad de oportunidades y por un mundo más igualitario. 

¿Quieres colaborar por la igualdad y por un mundo mejor? Puedes hacerlo, simplemente, con pequeños gestos: animar a tus compañeras de trabajo a alcanzar el éxito, haciendo feliz a tu entorno, alegrándoles el corazón y el alma con una frase bonita por las mañanas o dejando un mensajes motivadores en sus mesas. Compartir tu felicidad con los demás y animándoles a crecer te ayudará a sentirte bien contigo misma, así, ser más feliz. Escoge la frase que más te guste y, si quieres, compártela en Twitter, en Facebook y con tu entorno más cercano y disfruta de los beneficios de ser una persona positiva que sabe cómo dibujar una sonrisa en la cara de los demás. 

Sentir que ayudas al resto y les animas a ser personas buenas, positivas y exitosas te permitirá crecer y mejorar tu vida en todos los ámbitos, empezando por el laboral si lo pones en práctica con tus compañeras de trabajo. Te aseguramos que cuando cambias tu perspectiva, encuentras a tu alrededor aún más cosas bonitas. Y es que solo tú tienes el poder de decidir ser feliz y estar a gusto contigo mismo. Si quieres alcanzar el éxito y cumplir tus sueños, todo depende de ti.

Aquí te dejamos una recopilación de 50 frases motivadoras para mujeres en el ámbito laboral. Para que estés dispuesta cada día a comerte el mundo



Te puede interesar:

Por la igualdad! 60 frases feministas de mujeres famosas

20 frases inspiradoras para empoderar a las mujeres

Mujeres activistas famosas: 15 ejemplos a seguir