Inicio / Famosos / Noticias Famosos

Famosos

A Raquel Sánchez Silva le sonríe la vida personal y profesional

por Daniel García Creado en 31 de enero de 2016
A Raquel Sánchez Silva le sonríe la vida personal y profesional© Gtres

La presentadora estrena cadena y programa el próximo lunes. Un puesto de trabajo que le viene muy bien para poder atender a los pequeños de la casa recién nacidos.

Ni pidiéndoselo a los Reyes Magos le podría haber salido mejor a Raquel Sánchez Silva. La presentadora se había quedado sin proyectos en Telecinco y no tenía un contrato de cadena. Mientras se le buscaba hueco, a la periodista le ha salido el mejor puesto de trabajo que podía esperar.

Este lunes, Sánchez Silva se estrena en #0, el nuevo canal de Movistar+, con el programa Likes, un magacine muy relacionado con las redes sociales. La presentadora ahora trabajará de lunes a viernes dentro de un plató de televisión, lo que le permite atender cada día a los recién llegados a casa.

Se siente una mujer afortunada y considera que esta oportunidad es un auténtico regalo. La presentadora regresa a sus orígenes, ya que se la empezó a conocer por su trabajo en Canal+. Abandona el mundo del reality para dedicarse al formato de entretenimiento que una vez abandonó. ​​

Raquel Sánchez Silva © Gtres

Un programa sobre redes sociales que no es en directo. ¿Qué nos espera entonces en ‘Likes’?

La retroactividad no es la esencia del programa. La esencia del programa no es decir y que me devuelvan la pelota. Nosotros vamos a lanzar un montón de pelotas y las vamos a recoger al día siguiente. Pienso que eso ralentiza muchas veces. Así está planteado. Yo veo el programa y veo los pilotos y veo un programa que informa, que entretiene, que nos lo pasamos bomba, que te ríes.

¿Qué aporta ‘Likes’ a tu carrera mirándolo con un poco de perspectiva?

Creo que es un cambio. Un cambio grande y de algo que yo quería hacer. Tenía muchas ganas de hacer un diario por varias cosas. Me apetecía hacerlo porque en todos los formatos que he hecho en los últimos años eran entregas de 13, 14 o 17 programas. El programa iba muy bien y me lo quitaban. Cuando estaba en mi punto y se terminaba. Cuando empezaba a estar súper suelta, terminaba. Lo que continúa no lo he hecho nunca. Hice un diario que fue Visto y oído pero no duró mucho, tres o cuatro meses. Siento mucha curiosidad por saber qué se siente con un formato que madura en televisión.

¿Hay menos presión con la audiencia?

Creo que es una manera diferente de trabajar. También tienes un impacto diferente. Eso también va a ser nuevo. Es un público diferente que consume televisión de manera diferente. Pero también por eso, porque elige televisión de una forma diferente, hay que seducirle para que esté contigo a muerte. Ese es el reto.

¿Cuál es el colaborador que promete más?

No voy a decir el que promete más porque cada uno tiene un punto diferente y cuenta las cosas de una forma diferente.

¿El éxito del programa radica en esos nuevos rostros?

Totalmente. Con el tiempo, y ojalá fuese así, nosotros seamos los pilares de inicio para convertirnos en otra cosa en el futuro. Las redes tienen mucho poder de convocatoria. Una persona, con su creatividad y su rollo, va sumando y sumando seguidores. A mí me gustaría que, siendo un programa de redes sociales, fuese así. En las redes todos somos iguales. De lo que se trata es que tú te hagas oír.

Fue una gran sorpresa la salida de Mediaset. ¿Cómo fue?

Fue muy cariñosa. Ese día sentí muchas cosas. Sentí mucha pena, lo sentí mucho. Se me quebró la garganta y eché unas cuantas lágrimas. Tengo que ir a ver a mis compañeros todavía porque esas semanas para mí fueron difíciles. Ha sido mi casa y yo les quiero mucho. Fue una salida estupenda.

¿Necesitabas un cambio?

Se han juntado muchas cosas. Supervivientes era un proyecto importantísimo en mi carrera. Me encantaba hacerlo. La cosa se complicaba. No quiero decir que no lo hubiera hecho con bebés pero sí que el escenario era un poco más difícil. Si hubiese llegado el momento y yo no hubiese tenido otra oportunidad laboral, evidentemente hubiese hechoSupervivientes y ya me hubiese organizado. Pero el escenario cambiaba, mi vida cambiaba, me apetecía más estar en Madrid y de repente surge esto. Se dio todo y justo en ese momento yo no tenía programa en Mediaset. Allí saben que yo nunca les hubiese dejado tirada a una cadena.

¿Esperabas una contraoferta?

No, no lo esperaba y no fue nunca mi intención. No lo busqué la contraoferta porque no soy así.

¿No había planes para tener algún programa más?

Los que hemos trabajado allí lo sabemos. Ellos te nutren, te intentan dar programas. En principio iba a hacer sólo Supervivientes y al final hice GH VIP también. Hay que decir que no cualquier cadena dan esas oportunidades a una embarazada y más como estaba yo, de gemelos con un embarazado un poco más delicado. Allí me tuvieron los 13 programas porque a mí me hacía mucha ilusión y quería estar en el formato de alguna manera. En el horizonte estaba Supervivientes porque era lo más claro. ¿Si hubiesen salido otras cosas? Pues probablemente sí. Pero este programa me ofrecía el diario, algo nuevo, algo diferente y una estabilidad laboral. Cuando lo hablé con Paolo [Vasile] fue una conversación razonable y normal porque ha habido muchas circunstancias. El capricho no ha existido, ha sido algo lógico y razonable.

¿Te sientes entonces una mujer afortunada? Buscas una vida con estabilidad y justo te llega esto…

Es que hay una amiga que me decía “es el regalo”. Tienes dos niños, que tienes que estar con ellos, y de repente te sale un diario en Madrid. Yo, que hago la maleta y me voy donde sea. Sí, es un regalo.

La televisión adolece de rostros femeninos en el horario de noche. ¿Qué opinas?

No creo que haya esa idea o corresponda a una tendencia de que nos gustan más los chicos que las chicas. Esto de hacer de televisión es muy casual y menos pensado de lo que la gente cree. Incluso para nosotros que somos profesionales llega un momento en que no piensas lo que ha llevado a que te elijan a ti. A veces tú eres el tercer nombre que ha salido. En la mayoría de mis programas mi nombre no ha sido el primero. Todo me ha venido un poco de rebote.

Hace 10 años estuviste a punto de hacer un programa con 7 y Acción. ¿Por qué no salió?

Hice un casting. Estaban creando Cuatro y yo era muy chiquitita. Era muy verde como para hacer ciertas cosas grandes. Yo era muy osada y me presenté. Era Channel 4. Lo hice porque era una pesada. Fue ese momento de soñar a lo grande que a mí siempre me ha gustado. Me han elegido para muchas cosas pero si echo la cuenta me han rechazado para muchas más. Surgió esa cosa con Jorge Salvador y me dijo que había cosas en mí. Me lo decía el director de Crónicas marcianas y para mí era…

La vida te sonría en lo profesional. ¿También en lo personal con los dos pequeños en casa?No hablo de mis cosas personales y de mi vida, pero sonrío y ya se ve.

Y además:
Raquel Sánchez Silva: "Tengo los óvulos contados"
Raquel Sánchez Silva luce embarazo en las playas de Formentera