Inicio / Famosos / Noticias Famosos / ¡La edad no importa! Parejas de famosos que se llevan un porrón de años

© Gtres
Famosos

¡La edad no importa! Parejas de famosos que se llevan un porrón de años

por Daniel García Publicado en 29 de enero de 2016
A-
A+

Si hay amor, no hay edad. Hay famosos que se han reído de las críticas que suscitaron su relación y han sacado pecho cuando se sacan más de una veintea.

Cuando Cupido decide lanzar la flecha, no diferencia de edad que lo pare. Muchos famosos han tenido que dar explicaciones (y ganarse algún cabreo) cuando han dejado caer la diferencia de edad que les separa de su pareja. Y es que algunos tienen más de dos décadas de diferencia.

Los hay que tratan de esconder esta diferencia cambiando su estilo y adaptándose a los tiempos modernos. Otros sacan pecho de esa diferencia y les parece mucho más interesante que se note. Son los más atrevidos.

Uno de estos valientes es Risto Mejide. El publicista y presentador de televisión ha tenido que responder en numerosas ocasiones por la diferencia de edad con su nueva novia, la modelo Laura Escanes. Ella tiene 19 años, y él 22 añitos más. Nada más y nada menos. El amor recorre sus redes sociales y él ya le ha pedido matrimonio de forma pública.

Risto Mejide y Laura Escanes © Gtres

Parejas más históricas son las de Julio Iglesias y Miranda Rinjsburger. Les separan 22 años y tienen cinco años en común. Lo suyo es el blanco ibicenco y las fotos de la revista ¡Hola! como una familia perfecta.

​Una diferencia bastante parecida a la de Alberto Grimaldi y Charlene se llevan 20 años. Harrison Ford y Calista Flockhart son otros que se llevan unos cuantos años: 22. La pareja formada por Ortega Cano y Ana María Aldán se llevan 25 años.

La ​palma se la lleva Cayetano Martínez de Irujo y la nadadora Melani Costa. Aunque forman ahora una de las parejas más solventes del panorama nacional a pesar de llevarse nada más y nada menos que 26 años.

Y además:
Las historia de amor de Risto Mejide a través de las redes sociales
Risto Mejide le pide matrimonio a su novia... ¡en un teatro!

por Daniel García