Inicio / Novias / Organización / ¡Qué no pare la fiesta! 10 ideas para amenizar tu boda

© Getty
Novias

¡Qué no pare la fiesta! 10 ideas para amenizar tu boda

por Alba Gómez Publicado en 30 de abril de 2015

Todas queremos que nuestra boda sea perfecta, pero para ello hay que destacar entre las demás. Si quieres que la tuya sea digna de recordar, a continuación tienes 10 ideas que quedarán para siempre en la memoria de tus invitados.

Desde la llegada de los invitados a la ceremonia, hasta que se vaya el último del convite, todo tiene que estar cuidadosamente estudiado. Si sigues las indicaciones que te mostramos más abajo estamos seguras que tendrás una boda de 10. Por ejemplo, uno de los aspectos más importantes de una boda es el lugar, aquí te dejamos una selección de los lugares más románticos donde puedes celebrar tu boda.

¡A por el bodorrio! Eso sí, ¡queremos fotos!

10 ideas para una boda perfecta © Pinterest

1. La música

Indispensable para cualquier evento en el que pasárselo bien y disfrutar de los tuyos sea el motivo principal. Tienes varias opciones, tú decides cual te gusta más.

Contratar un DJ
Viene con su material y su música, además de ocupar poco espacio en la sala. Comentarle vuestros grupos musicales preferidos y estilos para que así sea lo más ameno posible. Jazz para el cóctel, temas más comerciales para el principio de la fiesta y por supuesto los temas preferidos para abrir el baile.

Playlist
Además de ser la fórmula más económica, puede ser también la más especial. A la hora de enviar las invitaciones podéis pedirle a vuestros invitados que os digan sus tres canciones preferidas y así crear la lista de vuestra boda. El trabajo arduo será ordenarlas en función del momento, pero para eso, los amigos siempre están dispuestos a ayudaros.

Música en directo
Sería aconsejable combinarlo con un DJ, puesto que sería muy costoso tener música en directo durante toda la ceremonia, además de algo monótono. Si el presupuesto no es inconveniente, buscar una banda que tenga un registro amplio y que esté dispuesta a aceptar peticiones de los invitados. Hay grupos especializados en bodas en los que interactúan con los invitados haciéndolos creer verdaderas estrellas del rock. ¿Quién no ha querido cantar su canción preferida con un grupo detrás? Haz que ellos también sean los protagonistas de la fiesta.

2. El lugar perfecto

¿Playa o montaña? ¿campo o ciudad? Una de las decisiones más difíciles para empezar a planificar una boda es elegir el lugar en el que se celebrará. Pensar en vuestros gustos y en todas sus posiblidades. Tanto si decidís hacerlo en un lugar abierto y cerca de la naturaleza, como en un sitio cerrado, tener en cuenta las distintas edades de los invitados y sus "zonas" de relax. Un rincón para los niños, otros para los más mayores... pero hacedles partícipes siempre, que no sientan que los están apartando, si no que os habéis acordado de ellos.

3. El discurso

¿Quieres que haya discursos? Avisad con antelación a las personas encargadas de ello para que así tengan tiempo de preparárselo. Pensar que para ello necesitaréis micrófonos y alguna que otra pantalla o proyector por si quieren poner algún vídeo personalizado.

Pide a uno de tus testigos o damas de honor que se encargue de ello, así para vosotros será una sorpresa. Si queréis sorprenderles de verdad, haced un discurso para ellos. Recordad momentos con vuestros amigos, confesad algún secreto que les haga reír y dedicad bonitas palabras a la familia. Eso siempre hace saltar alguna que otra lagrimita.

4. Si no queréis arroz

Hay muchas alternativas para el momento de la salida de la ceremonia. Confetti de colores, pétalos de flores, pistolas que crean pompas de jabón y ¡hasta panderetas!. Cuanto más original y colorido, más divertidas serán tus fotos.

5. ¿Qué hacemos con los niños?

Muy fácil, diseña un rincón para ellos, así dejarán a sus padres disfrutar de la boda. Papel y colores para crear dibujos y luego colgarlos en la pared de deseos, un taller de dulces para el postre, etc. Piensa que tendrás que contratar una niñera y no te olvides de tener una sala en el que puedan descansar cuando les entre el sueño.
Si están en plena pubertad y no sabes dónde sentarlos, siempre puedes decirles que inviten a un amigo y crear una mesa para ellos. Así no se sentirán tan niños ni molestaran a los adultos.

6. Ellos también son los protagonistas

Los reyes de la fiesta siempre seréis vosotros dos, pero hacer que los invitados también se sientan especiales. Personalizar su invitación o su copa, dejarles una nota en su sitio que les haga sonreír. ¿Has pensado en la ilusión que le haría a tus abuelas ser las chicas de las flores? O si vuestra mascota es la reina de la casa, siempre puede llevar los anillos al altar, así formara parte de la ceremonia y arrancará más de una carcajada a los invitados. ¡Nadie se lo espera!

7. Mensajes para el recuerdo

Durante el cóctel será la mejor manera para que los invitados se vayan conociendo. Cread un lugar en el que os puedan dejar mensajes de agradecimiento. Ultimamente está muy de moda crear un hashtag y que todos suban fotos en él para luego poderlas imprimir como si fueran polaroids. ¿Genial, verdad?

8. Abrir el baile

Un vals está pasado de moda, si quieres ser realmente la reina de la fiesta enreda a tus amigos para ello. Crear una coreografía con tus amigos o un lipdub. Si no logras convencerlos, no te preocupes, siempre podéis hacerlo vosotros dos con vuestra canción preferida y que el resto de invitados os vitoreen y aplaudan. ¿Qué mejor manera de empezar la noche que siendo los reyes de la pista?

9. Fotos, fotos y más fotos

Y una vez habéis terminado de comer... ¿Qué hacemos con los invitados? Muy fácil! Los photobooth o photocalls están muy de moda. Contrata un fotógrafo para ello y añádele una caja con disfraces, sombreros, y todos los accesorios que se te pasen por la cabeza. A la gente le encanta disfrazarse y pasárselo bien. Y para los más románticos, un fotomaton para que se lleven una foto de recuerdo. Normalmente se pueden imprimir dos copias, una para vosotros ( con dedicatoria incluida) y la otra para ellos.

10. Y para dormir

Una vez terminada la fiesta volver a casa es un engorro para muchos. Esperar que el autobús les lleve al hotel es una faena para todos. Los jóvenes pierden horas de juerga, y los mayores tienen que esperar hasta que sea de madrugada para irse a dormir. Una buena idea es que todos durmáis en el mismo recinto. Hay complejos rurales con apartamentos para los invitados y así os aseguráis que nadie coge el coche bebido. De esta manera pasáis un fin de semana con todos vuestros seres queridos.

Y además:
Tendencias de boda primavera-verano 2015
Las invitaciones de boda más originales y divertidas

por Alba Gómez

Puede interesarte