Inicio / Pareja / Sexualidad / 20 posturas increíbles para penes grandes

20 posturas increíbles para penes grandes

Posturas para penes grandes 

No está bien asumir que el tamaño importa, pero si tu chico ha ganado la lotería genética allí donde perdemos de vista el ombligo, tampoco vamos a decirte que no sea un bonus para tus relaciones sexuales. Sin embargo, si alguna vez has estado con un hombre que tiene el pene grande, seguramente te habrás dado cuenta -o más bien habrás notado- de que mantener relaciones con él puede ser un poco, digamos, duro.

Porque aunque no lo creas, pensar que más es siempre mejor es un cliché. Mientras un pene razonablemente grande aporta una mayor sensación de fricción y por lo tanto, más placer; uno que sea demasiado grande (especialmente en longitud) puede llegar a derivar en relaciones sexuales dolorosas e insatisfactorias.

Pero no todo está perdido. Te vamos a descubrir a qué posturas puedes recurrir para sacar el máximo provecho a la anatomía de tu chico sin morir en el intento. ¿Quieres saber en qué posiciones gritarás "Oh Dios mío"? ¡Entonces ponte manos a la obra, y toma nota de estas 20 posturas!

Posturas para penes grandes: El clip

Lo primero que debes pensar es que si tu chico tiene el pene muy grande puede ser una gran idea que controles tú la profundidad de la penetración. Esto es, ¡llevar tú la iniciativa!

Con la postura del clip, tú estás sentada encima de tu chico, mirándole a la cara, lo cual te permite llevar el control y, además, te aporta una fricción inmejorable entre su miembro y tu clítoris. Si te gusta mucho esta postura, entonces prueba a tumbarte hacia atrás arqueando tu espalda (justo como en la foto) para una sensación extra de penetración.

Posturas para penes grandes: El muslo

Como veníamos diciendo, para practicar sexo XXL es mejor que tú tomes las riendas. Por eso es bueno explorar todas las opciones. Y una de ellas es ésta. Necesitas tener unas piernas fuertes y seguridad en ti misma, porque mientras él está tumbado boca arriba, tú debes ponerte en cuclillas o de rodillas dándole la espalda. 

Para los hombres esta postura es especialmente excitante, porque tienen una visión clara de la penetración, mientras que tú eres la que controla el ángulo y la profundidad de ésta.Para ti será algo más cómodo permanecer de rodillas porque tendrás mejor opción de maniobra. 

El éxito en este caso pasa por comenzar haciéndolo despacio para encontrar el punto exacto del placer.

Posturas para penes grandes: La barca del amor

Digamos que esta postura te recordará a la barca de Ariel y Eric en La Sirenita, pero un poco más íntima. Haz que tu chico se tumbe boca arriba de forma que tú puedas acercarte desde la posición contraria y sentarte delante. 

Coloca su pene a la altura de tu vagina y entonces él debe levantarse, de forma que os aproximéis el uno al otro. El truco está en tener las piernas dobladas hasta tal punto que el contacto íntimo sea perfecto para la penetración. 

Para conseguir firmeza, es importante que ambos os sujetéis las piernas y... Sí, ¡parece que eso es todo! En esta postura ambos podéis llevar las riendas, aunque para él será algo más cómodo. Además, desde ese ángulo tu punto G recibirá unos centímetros extra de placer. ¡Merece la pena intentarlo!

Posturas para penes grandes: El mono

En la misma línea, el mono es una gran postura para un gran chico, a pesar del hecho de que tú vas a hacer gran parte del trabajo. Haz que él se tumbe boca arriba y acerque sus rodillas a su pecho. Entonces tú siéntate de espaldas a él sobre sus muslos y deslízate hasta que su pene esté dentro de ti. 

Un pequeño truco es que te apoyes en sus piernas y os agarréis de las muñecas, ya que así será más fácil para los dos.

Esta posición hará que te sientas en las nubes ya que, si para él tendrá unas vistas estupendas, en tu caso estará haciendo fricción en la pared de la vagina, donde tú vas a controlar la profundidad de la penetración. ¡Es perfecto!

Posturas para penes grandes: Tortilla francesa

Realmente vas a ir al centro del asunto en esta postura. Con ella no sólo serás a ser capaz de sentir de lleno los beneficios de una carga XXL, sino que vas a conseguirlo sin que suponga una gran dificultad. Haz que tu chico se siente apoyándose sobre sus brazos hacia atrás. Entonces, siéntate a horcajadas sobre él e inclínate hacia delante. 

Esta vez también vas a tener tú el control, pero no te creas que te tienes que matar a hacer flexiones: ¡el truco está en mover la cintura! Mientras estéis haciendo el amor, además de estar perfectamente preparada para que tu clítoris reciba toda la atención que se merece, él puede jugar con tu ano si así lo deseas... Las opciones son infinitas.

Posturas para penes grandes: Autobús de dos pisos

En esta postura, tu chico se tumba boca arriba mientras que tú haces lo mismo pero sobre él. Tú debes arquear un poco la espalda hasta recostarte sobre su pecho, apoyándote de tus codos. Mientras tú mantienes tus piernas dobladas y tus pies a la altura de sus rodillas, él debe sujetarte por la cintura mientras te penetra con movimientos suaves.

La postura del autobús de dos pisos (no hace falta que expliquemos por qué se llama así), es una buena posición de transición, ya que le cedes el papel dominante al chico mientras que es poco probable que te haga daño desde ahí.


Posturas para penes grandes: La sillita de montar

El nombre de esta postura deja poco a la imaginación pero tiene matices. En este caso vuelves a tener el control al completo, lo que os va a permitir experimentar diferentes sensaciones. Haz que tu chico se tumbe boca arriba de forma convencional, mientras que tú te sientas sobre su pene de forma lateral con los brazos hacia atrás y las piernas dobladas. 

El truco de esta postura estará en tus movimientos que deben emular a los de un sacacorchos, girando suavemente tu cintura de un lado a otro. ¡Los dos entraréis en un mundo de placer desconocido hasta ahora!

Posturas para penes grandes: El tigre al acecho

Esta postura es, en la práctica, similar a la anterior. En este caso él esta tumbado sobre la cama, con lo cual tiene sus pies en el suelo. De esta forma, si a ti te cuesta un poco moverte debido a tu postura, él puede empujar también.

Tu chico debe tumbarse boca arriba sobre la cama con el trasero en el borde de ésta, con las rodillas dobladas y los pies en el suelo. A continuación, colócate de cuclillas sobre él mientras te sujeta con sus manos. Y mientras tú con tus manos puedes estimular sus testículos... ¡Diversión para todos!

Posturas para penes grandes: El visitante

Tiene sentido que las posiciones de pie son buenas para mantener relaciones con un chico con el pene grande, pues en esta postura se alarga la cavidad vaginal y, además, no habrá "resbalones" incómodos en el momento de la penetración.Inicialmente, puede parecer una postura un poco rara, pero podemos garantizarte que tiene todo lo que necesitas para que disfrutes. 

En primer lugar vas a poder mirarle a la cara y besarle, así como sentirte rodeada completamente por sus brazos y su cuerpo. Por otro lado, antes de realizar el coito, es una postura muy excitante para jugar con tu chico, dando lugar a unos preliminares espectaculares. 

Por último, el ángulo de la penetración es óptimo también, pues no tendrás la sensación de que se adentre tanto como para que te duela. Además, para aventureros del sexo que se atreven a hacerlo en cualquier sitio, esta posición es ideal... ¡Rápida y placentera!

Posturas para penes grandes: Contra la pared

Para esta postura tu chico debe tener cierta fuerza en los brazos, lo suficiente como para que pueda cogerte y que sea más placentero que doloroso. 

Él debe agarrarte del trasero mientras se apoya de la pared (esto es importante porque le ayudará a sostener el peso), y tú, por tu parte, puedes sujetarte de sus hombros o cabeza y apoyar los pies en la pared, para que no pierdas el equilibrio.

Puede parecer un poco complicado, pero confía en que merece la pena, ya que la sensación desde este ángulo es una maravilla. Con ella, el punto G estará perfectamente estimulado... ¡Tienes que probarlo!

Posturas para penes grandes: La columna

Si te gusta la postura del visitante, por qué no probar entonces la de la columna. Como puedes ver, es básicamente lo mismo pero el chico se coloca detrás de ti, penetrando desde esa posición.

Esta postura es genial si quieres un poco más de profundidad que en la anterior. Además, desde ahí va a tener las manos libres para estimular otras zonas erógenas de tu cuerpo. 

Por otro lado, esta postura le va a dejar a él tomar las riendas por una ocasión y, afrontémoslo, ¡ya va tocando su turno! Lo bueno es que, como antes, se alarga la cavidad vaginal, por lo que lo normal es que no sientas ningún dolor, sino todo lo contrario, porque es un gran ángulo para estimular tu punto G... ¡Bingo!

Posturas para penes grandes: El caballito de mar

Si te sientes en plena forma y tu chico también, esta postura va a ser genial para ambos. Él debe permanecer de pie de manera firme (¡asegúrate de que tiene los brazos fuertes!), con las rodillas ligeramente dobladas. Entonces tú te colocas enfrente mientras él te coge del trasero y te levanta hasta que puedas poner tus piernas alrededor de su cintura. 

Es muy útil que la primera vez te apoyes sobre la cama o sobre alguna silla para aflojar un poco de peso a tu pareja y que sea más cómodo.

No te vamos a engañar, en esta postura él va a alcanzar una gran profundidad de penetración pero puede ser también una gran forma de obtener placer, así que haz esta postura siempre y cuando te sientas bien y cómoda en ella.

Posturas para penes grandes: La carretilla

Recuerda que en tu vida sexual también debe haber algo de aventura, y esta postura es una de las propuestas que no te dejarán indiferente, sobre todo si tu pareja es un gran chico en el piso de abajo.

Empieza por tumbarte a unos centímetros del borde de la cama. Apóyate sobre tus codos y deja que él te coja de las caderas y te levante. Como puedes imaginar, tu pareja debe llevar las riendas de la situación y encargarse de la penetración y del ritmo.

Esta postura puede resultar un poco complicada si en vez de ser un chico XL hubiese que añadir un par de equis más a su medida. Por ello debes asegurarte de que empiece de forma lenta y sensual mejor que rápida y dura. ¡Al menos hasta que os sintáis igual de cómodos!

Posturas para penes grandes: La flor de Loto

Esta postura es genial por muchos y variados motivos. Se trata de una posición muy íntima, genial para mirar a tu chico a los ojos, poder besarle y acariciarle mientras él tiene acceso directo a tus pechos. 

Por otro lado, es buena porque te vuelve a dar, una vez más, el control en la profundidad de la penetración. Así que haz que tu chico se siente en la cama como un indio mientras tú haces lo mismo en el hueco que forman sus piernas y rodeas su espalda con las tuyas.

A partir de aquí, eres tú la que debe hacer movimientos con tu cadera y llevar las riendas de la penetración. Un plus añadido para él va a ser notar sobre su torso como tus pechos le rozan a medida que te mueves. Y puedes estar segura de que eso le encantará.

Posturas para penes grandes: La pegatina

Esta postura es una variante del tradicional misionero, y es genial si tu chico calza un gran número de centímetros porque no le va a permitir una penetración demasiado profunda.

Haz que tu chico se tumbe en la cama con sus piernas abiertas. Mientras tanto, colócate encima suya pero, muy importante, con las piernas prácticamente cerradas. 

De esta forma, puedes hacer movimientos hacia arriba o hacia abajo tan rápido o tan despacio como tú quieras, consiguiendo un gran contacto con tu chico, mucha fricción en la penetración y, además, puedes besarle y acariciarle.

Posturas para penes grandes: Pincho moruno 

Siendo realistas, esta es una gran postura si tienes ganas de sexo pero te sientes algo cansada. Esta vez tus manos están libres para estimular tu cuerpo o el de tu chico mientras es él quien debe hacer todo el trabajo duro.

Tu pareja, por su parte, debe estar apoyada de lado, de forma que hagáis un ángulo recto entre los dos. Pon tus rodillas en forma de puente de manera que él esté por debajo y... ¡Que empiece la diversión!

Posturas para penes grandes: Las tijeras

Esta postura es muy parecida a la anterior pero tomando algo de distancia. Está bien, no es la posición más íntima de la lista, pero verás como también resulta algo mágica.

Empieza tumbándote de lado apoyando tu cabeza sobre una almohada. Haz que tu chico se coloque de forma perpendicular a ti e introduzca su cuerpo entre tus piernas, mientras que tú levantas un poco la pierna de arriba para que él pueda penetrarte con más facilidad. En este caso, el movimiento depende de él... ¡Relájate y disfruta!

Posturas para penes grandes: Lateral excitante

Esta postura tiene mucho que ver con el sexo de calidad y, esperamos, que en tu caso también tenga que ver con un orgasmo increíble. Esta vez debes hacer entender a tu chico que no se trata de un sprint, sino de una maratón, por lo que aquí hablaremos el lenguaje de la sensualidad y de la penetración suave.

Túmbate de lado mientras él se arrodilla detrás de ti. A continuación, tu chico debe colocar una de sus piernas entre las tuyas y deslizarse hasta conseguir la penetración.

En un principio, él tendrá una gran sensación de fricción, por lo que el coito puede parecer complicado. Por eso, con movimientos suaves y firmes, conseguiréis una sensación totalmente diferente de placer.

Posturas para penes grandes: La cucharita íntima

Tras unos románticos preliminares, esta puede ser la forma perfecta de alcanzar un clímax súper íntimo. Se parece a la típica postura de la cuchara solo que aquí encontrarás algún matiz diferente. Túmbate de lado acurrucada mientras tu chico hace lo mismo detrás de ti. Pero esta vez, en lugar de la postura habitual, envuelve sus piernas con las tuyas. 

De esta forma, él conseguirá tickets en primera fila para acceder a tu clítoris, con un incremento de fricción que os hará disfrutar a los dos por igual. Después de leer estos 20 consejos, ya sólo te queda hacer una cosa... ¡Ponerlos en práctica! ¡Que los disfrutes!

Posturas para penes grandes: La pedida

No se puede decir que el nombre de esta postura no sea romántico. Sin embargo, aunque se parezca a una pedida de mano, es ciertamente más excitante

Se trata de una posición de piernas cruzadas que te hará disfrutar especialmente si tu chico tiene el pene grande. Esta postura es una variante del misionero pero ambos tenéis que tener una rodilla apoyada y la otra doblada, sosteniendoos apoyando el pie sobre la superficie. 

Lo que hace a esta postura buena para chicos XXL es que no se alcanza un nivel muy profundo de penetración (con lo que se evita cualquier posible dolor) y, sin embargo, estimula mucho el punto G gracias al ángulo desde el que se penetra. Bien pensado, ¿eh?


Y además:
Test: ¿cuál es tu nivel de apetito sexual?
10 sitios raros para hacer el amor
Las mejores posturas para practicar sexo en el coche