Inicio / Belleza / Tratamientos / Protector solar infantil: ¿cómo elegir el más adecuado?

Belleza

Protector solar infantil: ¿cómo elegir el más adecuado?

por Patricia Álvarez Creado en 11 de julio de 2019
© Unsplash

La infancia es una época en la que una protección solar adecuada es crucial, y no solo porque los más pequeños son más sensibles a las agresiones externas, sino porque la piel tiene memoria, y cualquier quemadura solar a estas edades puede acarrear un problema en el futuro.

Los bebés y los niños son mucho más sensibles a los rayos solares que los adultos. Sin embargo, alrededor de la mitad de las radiaciones ultravioletas que nos llegan a lo largo de nuestra vida, las recibimos antes de cumplir la mayoría de edad. Por este motivo, es importantísimo seguir unas pautas básicas para proteger a los reyes de la casa.

Una de las medidas básicas para evitar los efectos nocivos del sol en los niños es utilizar siempre un fotoprotector, pero al igual que ocurre con los adultos, si queremos que nuestros hijos estén lo mejor protegidos posible, debemos elegir una crema solar adecuada y aplicarla correctamente. ¿Cómo actuar de manera correcta? ¡Sigue nuestros consejos!

Video por Patricia Álvarez

Protección solar para bebés

Los niños menores seis meses no deben exponerse de forma directa al sol en ningún momento, ya que tampoco es recomendable aplicarles ningún tipo de fotoprotector.

Sin embargo, esto no significa que no puedan disfrutar de un agradable paseo al aire libre, que además es beneficioso para ellos ya que les permite sintetizar la vitamina D. Simplemente debemos tener cuidado de que nuestro bebé no esté expuesto de manera directa.

Transcurridos estos seis primeros meses de vida, y hasta que cumpla los tres años, tendremos que seguir siendo muy cuidadosas con el sol, para proteger su piel extremadamente sensible. Una vez llegada esta fase, desde los 6 meses a los 3 años, lo ideal es utilizar filtros físicos/minerales que reflejan la radiación sobre la crema y rebotan, sin penetrar en la piel. TAmbién es importante asegurarse de que la crema elegida protege frente a los rayos UVA y UVB, ya que no todas lo hacen. Aunque esto supone que sean cremas bastante espesas y difíciles de aplicar, en los últimos años las fórmulas han mejorado bastante y cada vez son más cómodas de aplicar. No suelen ser resistentes al agua, así que es recomendable renovar la aplicación de forma frecuente.

Nuestra recomendación: la crema solar Pediatrics Fusion Fluid Mineral Baby SPF 50+ (con filtros 100% minerales, y protección contra UVB UVA SPF50+ HE-VL y IR-A) de ISDIN Pediatrics. Consigue la crema aquí en Amazon por 19,95€.

Protección solar para niños

Para la gran mayoría de los niños, pasar un día en la playa es como vivir una aventura en la que los baños, las carreras por la arena, y los juegos son una parte indispensable. Por ello, en muchas ocasiones se hace difícil el poder mantenerlos quietos durante unos minutos para poder extenderles el fotoprotector de manera adecuada. ¿Misión imposible? ¡Para nada!

A partir de los 3 años ya pueden utilizar filtros químicos, pero que también tenga protección frente a los rayos UVA y UVB. Uno de los consejos básicos que debes poner en práctica es aplicarles la protección solar (siempre con factor protector solar de mínimo 30, aunque si es de 50 mejor) veinte minutos antes de la exposición, en casa, para que su piel absorba la crema y les proporcione una protección eficaz. Elige unfotoprotector que sea resistente al agua, al sudor y a la arena, y no olvides reaplicarlo cada dos horas.

Si vas a pasar el día en la playa, lo mejor es optar por un producto que además sea fácil de aplicar y extender, para que te baste con tan solo unos segundos para poder renovar su protección y ellos puedan seguir disfrutando de la diversión.

Aunque siempre se recomienda aplicar la crema solar sobre la piel seca, actualmente existen fotoprotectores que permiten hacerlo sobre la piel mojada, lo que facilita aún más la labor sin comprometer la protección.

Otro aspecto imprescindible es que sea un protector solar de amplio espectro, es decir, que contenga filtros que bloqueen las radiaciones UVA, UVB e infrarroja. ¡Y cuidado con los días nublados! Que las nubes cubran el sol y no haga un calor sofocante no implica que no podamos quemarnos, ya que éstas solo bloquearán los rayos infrarrojos, responsables de la sensación de calor, pero no los ultravioletas.

Nuestra recomendación: la crema solar en spray para niños de Garnier Delial con filtro UVA y UVB SPF +50 y resistente al agua. Consíguela aquí por 10,59€ en Amazon.

Protección solar para adolescentes

La adolescencia es un periodo complicado, en el que el aspecto físico se convierte en una de las prioridades y en la que cualquier tipo de consejo, norma u obligación proveniente de los padres se pone en entredicho.

Por ello, y ya que no podemos obligarles a protegerses de manera responsable como cuando eran niños, principalmente cuando empiezan a ir solos a las playa con sus amigos, es importante inculcarles unos hábitos de exposición solar correctos. Han de ser ellos mismos los que tomen la iniciativa y sean conscientes de la importancia de una buena protección solar. ¿Cómo?

Ya que la imagen es algo muy importante en estos años, es imprescindible recurrir a productos que les resulten aceptables cosméticamente. Será más fácil que se protejan adecuadamente con un filtro transparente y rápida absorción que con uno que deje cualquier tipo de residuo blanco en la piel. De esta forma, los formatos en spray o gel pueden ser los más cómodos para ellos tanto a nivel corporal como facial.

Otro consejo muy útil es predicar con el ejemplo. Si desde niños nos han visto protegernos adecuadamente, será una conducta que tengan totalmente interiorizada, y que no les costará repetir cuando ya no estemos con ellos para vigilarles.

Nuestra recomendación: la crema solar en spray UV Water spray transparente para cuerpo y rostro con SPF +50. Es invisible en la piel y tiene efecto refrescante, además incluye aloe vera en la fórmula. Consíguela aquí por 11,30€ en Amazon.

Reglas básicas de protección solar infantil

Una vez que ya has aprendido los factores más importantes a la hora de elegir la protección solar de tus hijos, es el momento de recordar una serie de reglas básicas con las que te asegurarás de que los más pequeños disfrutan del sol sin correr ningún riesgo:

  • Empieza a exponerlos al sol de manera gradual: un exceso de exposición solar en los primeros días puede causar enrojecimiento de la piel e incluso quemaduras, por lo que lo mejor es ir aumentando poco a poco la dosis de sol.
  • Evita las horas centrales del día: si este es un consejo fundamental para los adultos, con más motivo para los niños, puesto que son más vulnerables a la radiación solar.
  • Ponles gafas de sol, gorros con visera y camisetas: cuando las exposiciones solares son prolongadas, como un día en la playa, es importante llevar prendas que les cubran la piel, el pelo y los ojos, especialmente si son menores de dos años, muy blanquitos de piel o pelirrojos.
  • Vigila los medicamentos fotosensibilizantes: si el niño está tomando algún medicamento hay que consultar con el pediatra antes de exponerlos al sol, para asegurarnos que ninguno de ellos es fotosensible.
  • No utilices perfumes ni colonias: los perfumes y las colonias suelen contener alcohol, un ingrediente que en ocasiones reacciona con el sol, por lo que conviene no perfumar al niño antes de ir a la playa o piscina.
  • Elige un fotoprotector infantil: la piel de los niños tiene unas características peculiares con respecto a la de los adultos y es mucho más sensible, por eso es conveniente elegir un producto específico para su piel. Presta atención también a que el SPF sea mínimo de 30 y tenga filtros protectores frente a los rayos UVA y UVB.
  • Ten en cuenta también su tipo de piel: no todas las pieles son iguales, si la de tu hijo es especialmente sensible, te recomendamos que apuestes por un protector solar infantil adecuado para él. Para evitar riesgos, lo mejor es que consultes al pediatra y/o al dermatólogo.
  • Utiliza loción after sun: tras la exposición solar, es recomendable aplicar una loción que restablezca la hidratación de la piel. Eso sí, siempre como método complementario y nunca para sustituir el protector solar. El after sun no es un producto para tratar quemaduras, sino para calmar y nutrir la piel después de pasar tiempo al sol.

¿Cuáles son las mejores cremas infantiles?

Una buena referencia es la OCU, que cada año publica un estudio sobre la calidad de los protectores solares de niños y adultos. Uno de los resultados más llamativos de 2019 fue que las cremas las cremas ISDIN Fotoprotector Pediatrics Transparent Spray SPF 50+ y Babaria Solar Infantil Spray Protección 50+ tenían menos factor de protección que el que indican (SPF15 y SPF 30, respectivamente, en lugar de 50+). Pero estas ya han sido retiradas del mercado.

En cuanto a las mejores opciones, destaca Garnier Ambre Solaire Delial Niños Sensitive Advanced SPF 50+, (consíguela aquí) que recibe un 73/100. La marca Cien de LIDL también destaca con Cien Spray Solar infantil de SPF 50+ con 71/100 y el tercer protector solar mejor valorado es Garnier Delial Ambre Solaire Niños Spray Hidratante SPF 50+ (consíguela aquí), también con 71/100. Como ves, la marca Garnier Delial destaca con dos de sus protectores solares. Puedes acceder a la lista completa de la OCU aquí.

© iStock

Y además:
Las claves para proteger a tu hijo del sol, ¡evítale riesgos!
10 protectores solares para el cabello: la clave para proteger tu pelo del sol
Mitos sobre las cremas solares

por Patricia Álvarez