Inicio / Belleza / Tratamientos / Mascarillas faciales: mucho más que limpieza e hidratación en tu rostro

© Getty
Belleza

Mascarillas faciales: mucho más que limpieza e hidratación en tu rostro

por Elvira Sáez Publicado en 20 de marzo de 2019

En los últimos años, las mascarillas han pasado de ser un producto ocasional a uno de los grandes protagonistas de las rutinas de belleza. ¡Te contamos todo lo que debes saber!

Artículo elaborado por Carmen Díaz, directora del centro Germaine Goya, centro exclusivo de Germaine de Capuccini en Madrid.

Si hacemos un flashback en las rutinas faciales, las mascarillas recordaremos que eran ese tratamiento excepcional que ocupaba la última hora del domingo cada mes o el momento previo a una cita importante o celebración. Las mascarillas estaban destinadas a dar un toque más perfecto a la piel en contadas ocasiones.

Sin embargo en los últimos años las mascarillas para la cara se han convertido en el producto estrella de los cuidados de la piel del rostro. Su uso se ha colado tanto de día como de noche para aportar hidratación, limpieza y luminosidad. Es un placer que nadie se quiere perder sin tener que esperar a un momento especial.

Muchas veces nuestro afán de conocer y probar productos nuevos nos lleva a la sobresaturación de cosméticos, para al final acabar utilizando lo mismo de siempre. Además, en cuestión de belleza más vale poco bueno que mucho. La selección de aquellos productos que van a ser aplicados directamente sobre nuestra piel debe ser rigurosa y, sobre todo, debemos ser conscientes de qué necesitamos realmente.

Las mujeres actualmente somos amantes del consumo rápido, sí, pero no nos dejamos seducir por cualquier novedad del momento. Creemos en la belleza convencional, sin complicaciones. Sabemos cómo ganar tiempo en belleza. Elegimos productos que nos hagan la vida más fácil. Porque queremos sentirnos guapas cada día y sabemos que podemos conseguirlo. Ganar la batalla al tiempo y a su paso, pero, sobre todo, sentirnos bien con nosotras mismas. Ese es el ‘tip’ número 1 de la belleza. La piel recuperará su vitalidad, eliminará los signos del cansancio y acabará con la irritación y la sequedad.

La nueva generación de mascarillas además suman un componente lúdico, compartible y muy fotogénico que ha generado todo un movimiento en las redes sociales. Al mismo tiempo que haces algo por tu piel puedes ver la tele, leer, meditar o simplemente relajarte y además compartirlo con los demás. Las mascarillas faciales son todo un fenómeno en la cosmética ya que son cómodas, fáciles de usar y ofrecen unos resultados muy eficientes. Además contienen unos ingredientes únicos para hidratar, recuperar, iluminar, unificar y rejuvenecer la piel de la cara.

Estos productos multifunción además de las ventajas extra que aportan a la piel suelen incluir otras propiedades específicas para corregir los signos de la edad o las imperfecciones cutáneas. Un todo en uno capaz de mantener la belleza del cutis.

Se diferencian de las tradicionales cremas por su alta concentración de principios activos que profundizan en la epidermis y no solo actual en la capa superficial de la piel. Pero a estas alturas te preguntarás cuándo se deben usar. El cuidado diario de la piel del rostro debe incluir la limpieza, la hidratación y la aplicación del sérum específico, aunque la aplicación de la mascarilla, debido a su composición se debe limitar a una vez a la semana. Aunque se nota en la superficie al instante, sus efectos en las capas más profundas de la piel puede incluso tardar días.

Tipos de mascarillas

Hay distintos tipos de mascarillas y cada mujer encontrará la que mejor se adapte a sus necesidades para optimizar sus beneficios. Las cuatro áreas más importantes que debe trabajar una mascarilla son:

  • Hidratación. Dirigidas a cuidar las pieles secas o muy secas. Sus componentes calman la tirantez de la piel gracias a componentes suaves como los aceites. La hidratación pasa a ser un segundo paso imprescindible para conseguir preparar la piel de manera eficaz. Como sabemos, la hidratación de la piel es una de las principales preocupaciones de mujeres y hombres pues se trata de un asunto que varía según la piel de cada persona, el ambiente en el que se mueva o incluso el ritmo de vida.

  • Limpieza. Aportan luminosidad y ayudan a eliminar impurezas, controlando la segregación de la grasa. En cuanto a la limpieza, es un proceso que no deberíamos saltarnos ningún día del año pero es cierto que en muchas ocasiones por falta de tiempo, acabamos descuidando la limpieza facial.

  • Calmante. Perfectas para las pieles perfectas ya que relajan el cutis calmando las irritaciones y rojeces.

  • Efecto Flash. Sus vitaminas y componentes ayudan a que la piel absorba rápidamente componentes activos que aportan un efecto rejuvenecedor inmediato. Un tratamiento que suma a la limpieza de cutis profunda un aspecto terso y cargado de luminosidad. Rápido y fácil. Un mus’ que no debe faltar en tu neceser de cosmética.

Nos encontramos con tratamientos efectivos y cambios instantáneos. Y ahora sabes cómo conseguirlo en pocos minutos. Si tú también quieres estar a la última en belleza, saber las tendencias de moda y los trucos de las celebrities, no te conformas con lo primero que te ofrecen y acudes a los especialistas en estética para saber los pros y contras de cualquier tratamiento antes de usarlo, quizás también formas parte de la nueva generación de mujeres que quieren estar guapas por encima de todo de forma inteligente.

Y además:
Las mejores mascarillas hidratantes para una piel radiante
8 mascarillas caseras para una piel perfecta
¡Baile de mascarillas! Cubre tu rostro para revelar su máxima belleza

por Elvira Sáez

Puede interesarte