Inicio / Belleza / Tratamientos / ¿Piel sensible? Dime qué tipo de piel tienes y te diré cómo cuidarla

© Unsplash
Belleza

¿Piel sensible? Dime qué tipo de piel tienes y te diré cómo cuidarla

por Elvira Sáez Publicado en 23 de abril de 2019

Piel sensible y seca, piel atópica, piel tirante… Hay diferentes tipos de pieles sensibles y cada una necesita un cuidado específico. ¡Descubre el tuyo y mima tu piel!

El 50% de la población tiene la piel sensible, un problema cada vez más común que se ha incrementado mucho en los últimos años. Algunas de las principales causas de esto, aparte de la genética de cada persona y la edad, son determinados factores externos como la contaminación o la humedad, que afectan al estado de la piel. Es por esto que cada vez es más necesario escoger productos de higiene y cuidado corporal específicos.

Sin embargo, aunque las pieles sensibles se consideran una tipología de piel, esta catalogación es muy genérica, ya que dentro de las mismas hay diferentes tipos de pieles, como la piel sensible seca o la piel atópica, y cada una de ellas tiene unas necesidades concretas.

Sabemos que no siempre es sencillo encontrar el producto de cuidado de la piel que mejor se adapta a la tuya. Pero en esta ocasión vamos a echarte una mano en tu búsqueda, porque hemos dado con una marca que nos tiene encantadas, ya que sus productos están elaborados a base de avena 100% natural que repara, suaviza y aporta un extra de hidratación. Se trata de Avena Kinesia®, que cuenta con una gama de geles de baño y lociones corporales para las pieles más sensibles. La avena tiene múltiples propiedades para tratar la piel, por eso este ingrediente es la clave de sus productos.

En este artículo te vamos a enseñar a elegir el producto que mejor se adapte a tu tipo de piel. ¡Es hora de cuidarla!

Piel sensible y seca

¿Cómo es la piel sensible y seca? Este tipo de piel se caracteriza por su sequedad y deshidratación. Tiene un bajo contenido en grasa y la barrera cutánea está debilitada. Es habitual la sensación de tirantez y pueden llegar a producirse descamaciones y prurito (picor).

¿Cómo cuidarla? En este caso necesitas geles o cremas reparadoras. Te recomendamos la Gama Reparadora de Avena Kinesia®, específica para el cuidado de las pieles secas y sensibles. Su objetivo es restaurar la barrera cutánea y proteger la piel de posibles agentes externos. Aporta hidratación y sensación de suavidad, ideal para las pieles que necesitan un extra de nutrientes.

Piel hipersensible

¿Cómo es la piel hipersensible? La piel hipersensible es muy tirante y en ella los picores son frecuentes. Es muy molesta y puede llegar a afectar de forma directa a la normalidad del día a día porque puede llegar a producir escozor y ardor.

¿Cómo cuidarla? En este caso, además de hidratación, es necesario utilizar productos con efectos calmantes. Para ello, es muy recomendable la Gama Calmante de Avena Kinesia®, ideal para el cuidado diario. Gracias a su fórmula extra-calmante, conseguirás una sensación de suavidad en la piel, además de reducir la sensibilidad.

Piel atópica

¿Cómo es la piel sensible atópica? Las principales características de este tipo de piel son la reactividad cutánea anómala con enrojecimiento e irritaciones. La piel sufre descamación y tiene la función barrera debilitada.Tiene una mayor pérdida de agua ante agentes externos irritantes y es más reactiva y vulnerable a la irritación.

¿Cómo cuidarla? Para este tipo de piel Avena Kinesia® dispone de la Gama Avenatopic de cuidado diario, avalada por expertos dermatólogos. Sus productos están formulados para reparar la piel y aliviar el picor gracias a sus agentes emolientes, humectantes, antiinflamatorios y calmantes.

Y si buscas un gel de ducha específica para pieles atópicas o extrasecas, la última novedad de la marca, el Oleo Gel de Ducha, puede ser la opción ideal para ti. Su fórmula hipoalergénica sin jabón limpia de forma suave y su alto contenido en aceite de Avena 100% natural ayuda a suplir la deficiencia de ácido linoleico. El resultado es una piel más hidratada y el alivio del picor.

¿A qué esperas para probar los productos más adecuados para tu piel? ¡Lo agradecerás!

por Elvira Sáez

Puede interesarte