Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / 10 consejos para convertir tu terraza en un oasis

Decoración

10 consejos para convertir tu terraza en un oasis

por Redacción enfemenino Creado en 31 de mayo de 2016
© IKEA

Cuando llega el buen tiempo la necesidad de aprovecharlo hace que nos lancemos a poblar las playas y las terrazas de los bares pero ¿por qué no aprovechar el espacio que tenemos en casa? Con estos sencillos y útiles trucos lograrás sacarle el máximo partido a tu terraza y hacer de ella todo un paraíso urbano.

Video por Carla Dominguez

Si hay algo por lo que no te vas a tener que preocupar este verano va a ser de tu terraza. No importan las dimensiones o las vistas, con algo de imaginación puedes sacar todo el potencial a la tuya y sin tener que gastarte mucho dinero. Incluir una elegante sombrilla, hacerte con algunas plantas para crear una oasis, un par de tumbonas o una útil mesa pueden ayudarte a transformar tu terraza por completo.

© IKEA

1. Muebles de jardín a juego

Se acabó eso de decorar la terraza a base de retales: una silla por aquí una mesa por allá... Si te esfuerzas en que en el salón de tu casa todos los muebles estén perfectamente coordinados ¿Por qué no hacerlos con los de la terraza? Hoy en día existen familias de muebles que te harán la tarea mucho más fácil.

La utilidad de las familias de muebles reside en que ofrecen una amplia variedad de modelos y que los puedes combinar a tu gusto. No tienes porqué comprar una gama completa, un par de estanterías, un sofá o una mesa pueden ser todo lo que necesites.

Familia ÄPPLARÖ © IKEA

2. Un jardín o balcón de estilo bohemio

Cuando pensamos en el buen tiempo no podemos dejar de imaginarnos esas elegantes haimas en la playa en las que todo parece ir a otra velocidad. Tu terraza también se puede convertir en un paraíso con un poco de imaginación. Incorpora sombrillas para crear diferentes ambientes. Si te gusta la intimidad propia de una haima, con un cenador con cortinas conseguirás pasar agradables veladas en tu terraza sin tener que sufrir el calor del sol pero disfrutando de toda su luz. Un cenador clásico también puede ambientar tus tardes de verano para aprovechar los últimos rayos del sol cada tarde.

Pero si lo que quieres es un auténtico cuento de hadas, una mosquitera puede convertirse en uno de tus accesorios preferidos para las noches de verano. Además de protegerte de los mosquitos, le devolverá todo el romanticismo a tu terraza. Fíjala en el techo y deja que caiga cubriendo algún sofá. Querrás pasarte allí la noche entera.

3. ¿Alguien dijo sofá?

Si hay algo que se convierte en todo un must durante el verano es la siesta. La jornada intensiva en la gran mayoría de los trabajos suele dejar un par de horitas por la tarde para la siesta, y ¿qué mejor que dormir en la terraza? La luz del sol, los pajarillos piando, el olor de las plantas... Todo parece mecerte en un agradable sueñecillo pero por supuesto, el sofá sobre el que dormir forma parte del encanto.

Puedes probar a combinar diferentes sofás hasta encontrar uno que se adapte a la forma y tamaño de tu terraza. Termina de completar este juego de sofás con un taburete, perfecto para colocar los pies mientras disfrutas de las tardes de verano.

4. La excusa perfecta para tener una hamaca

A todo el mundo le encantan las hamacas, aunque solemos pensar que es necesario tener un enorme jardín lleno árboles para poder colgarlas. Bien, pues ha llegado el momento de democratizar el uso de la hamaca.

Pero por si no eres muy de hamacas, siempre puedes conciliar el sueño en una tumbona. Durante el día puedes broncearte bajo los rayos del sol de la forma más cómoda y por las tardes reclinarla un poco y ponerte al día con tus lecturas veraniegas.

5. La vegetación se abre paso

Si de verdad quiere un oasis, las plantas son una parte innegable de la decoración de tu terraza. No hace falta que recurras a pesados tiestos con grandes árboles. Aloe vera, gardenias o incluso resistentes y pequeños cactus pueden salpicar tu terraza de color verde.

Los maceteros colgantes te permiten ahorrar espacio y son la mejor forma de exponer algunas plantas. Si cuelgas varios del techo de tu terraza, conseguirás el efecto de una auténtica selva. También puedes utilizar los clásicos maceteros con soporte, de esta forma embellecerás tus barandillas y también ahorrarás espacio. Si prefieres una decoración más romántica, existen soportes de pie para plantas, una forma muy coqueta de comenzar tu pequeña colección.

6. Confort chic

Los sillones y las hamacas, aunque decorativos, pueden resultar algo duros si no los complementas con cojines de silla o de respaldo. Si quieres que tu terraza tenga coherencia, nada como utilizar los mismos cojines para todos los muebles. Cada vez es más común dejar cojines y mantas en las terrazas. Aunque en verano haga calor, ese fresquillo característico de las noches hace que en más de una ocasión optemos por meternos dentro de casa en vez de aprovechar y quedarnos a ver las estrellas. La mejor solución ante este tipo de problemillas es dejar siempre alguna manta en la terraza.

También puedes accesorizar tus sofás y sillas con la ayuda de cojines. Material, color, forma... Elígelo todo para que se adapte al estilo que le quieres dar a tu terraza y no te olvides de la comodidad extra que le aportan.

© IKEA

7. A la rica barbacoa

Otro de los planes clave del verano son las barbacoas. Si estás cansada de tener que esperar que te inviten a una, cómprate la tuya propia. No importa que tu terraza sea pequeña porque existen barbacoas de todos los tamaños: con carrito, portátiles, simples... Asegúrate de tener una buena ventilación y el resto será pan comido, o en este caso, barbacoa comida.

8. No te olvides de la luz

Pero como no todos los planes veraniegos se hacen de día, también es importante aclimatar tu terraza para que sea un oasis también en la noche. Ábrele la puerta a las luces LED. En todos sus formatos pueden ayudarte a darle la iluminación necesaria a tu terraza para que crees ambientes íntimos y paradisíacos. Un par de guirnaldas de luces LED atravesando tu terraza pueden reproducir el ambiente de una auténtica terraza chill out.

Otra de las muchas posibilidades que existen es la de utilizar lámpara de luz solar. Se cargan durante el día gracias a los rayos del sol y no tienes que encenderlas ya que lo hacen ellas de forma automática cuando están completamente recargadas. Si colocas este tipo de iluminación por el suelo de tu terraza y en zonas donde no dificulten el paso, conseguirás la luz necesaria para verlo todo perfectamente pero sin que su luz llegue a resultarte molesta.

9. Ambienta las paredes: ¡tápate de miradas curiosas!

A menudo nos olvidamos de decorar las paredes de nuestra terraza. Si las cubres con celosías conseguirás crear una estancia más íntima. Este tipo de enrejados te ofrecen la posibilidad de colgar plantas a través de tiestos o a modo de enredadera de tal forma que la naturaleza envuelva tu terraza. También puedes colocar guirnaldas de luces LED para que le den a tu decoración un toque mágico.

10. El suelo también cuenta

El suelo es el gran olvidado de todas las estancias. Nos pasamos todo el verano sobre él y no recapacitamos en que también puede ser algo que decorar. Puedes sacarle el máximo partido al suelo de tu terraza si colocas por ejemplo alfombras en tonos arena para que la calidez llegue a las siempre frías baldosas. Existen tejidos especialmente recomendados para uso exterior.

Siempre puedes cubrir el suelo de tu terraza con la ayuda de tarima de madera. De esta forma protegerás el suelo y cambiarás por completo la estancia. Además de ser fácil de limpiar, si te cansas de ella siempre puedes cambiarla por otra e ir renovando la decoración de tu terraza según lo necesites.

No lo dudes, este verano sácale el máximo partido a tu terraza y conviértela en tu lugar favorito de la casa.


Y además:
7 consejos para sacar partido a un balcón pequeño
10 planes para disfrutar al máximo de tu terraza

¿Quieres saber más? Descubre aquí como convertir tu terraza en un oasis