Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / Cómo quitar la humedad de una habitación: 8 consejos para conseguirlo

Decoración

Cómo quitar la humedad de una habitación: 8 consejos para conseguirlo

por Elvira Sáez Creado en 10 de septiembre de 2019
Cómo quitar la humedad de una habitación: 8 consejos para conseguirlo© Getty

La humedad puede resultar muy incómoda, especialmente cuando se instala en casa de forma permanente. Pero no te preocupes, porque hay soluciones. Sigue leyendo y descubre cómo quitar la humedad de una habitación.

La humedad es un problema que afecta a muchos hogares, sobre todo aquellos que están situados en zonas en los que la humedad suele ser alta en el exterior, como la costa. Aunque puede parecer imposible deshacerse de ella con dichas condiciones climáticas, no lo es. A continuación te contamos cómo quitar la humedad de una habitación a través de diferentes trucos.

Video por Carla Dominguez

¿Qué problemas puede generar la humedad?

Antes de descubrir cómo quitar la humedad de tu casa, es interesante que tengas en cuenta por qué es importante hacerlo, sobre todo si esta supera el 70%. Ya que, como verás, va más allá de lo incómoda que es.

  • Mal olor en las diferentes habitaciones de la casa y en los tejidos (ropa de cama, toallas, ropa...).
  • Mayor cantidad de ácaros.
  • Proliferación de bacterias y hongos.
  • Manchas y moho en las paredes.
  • Deterioro de los muebles.

Todo esto puede traducirse en problemas para la salud, especialmente en el caso de personas que sufren alergias. Además, provoca que tu casa no sea un lugar tan agradable en el que estar sobre todo por los olores. Así que, llegados a este punto, lo mejor es descubrir qué remedios tienes a tu alcance para darle solución a este problema.

Consejos para eliminar la humedad de una habitación

1. Ventila las diferentes habitaciones de tu casa

La ventilación es fundamental para reducir la humedad en cualquier habitación. Lo ideal es que mantengas las ventanas de cada habitación abiertas por la mañana durante, al menos, 10 minutos. Esto ayudará a renovar el aire y a reducir el exceso de humedad. De hecho, este paso es importante en cualquier hogar, aunque no haya exceso de humedad ya que el aire se oxigena y se reduce el polvo. Asimismo, se evitan problemas como la proliferación del moho, se reducen los gases tóxicos y desciende el riesgo de alergias. Así que nuestro consejo es que te acostumbres a ventilar tu casa todos lo días.

2. Revisa cuáles son las fuentes de humedad

¿Hay alguna zona específica en tu casa en la que la humedad es muy elevada? Ya sea la pared, un rincón o el suelo, es importante que encuentres cuál es la fuente de dicho problema. Lo más habitual es que estas humedades se produzcan por alguna fuga de agua, por lo que es importante que lo revises y busques una solución profesional para que el problema no empeore. En caso de que no se trate de una zona específica como la pared, sino de un problema de humedad más general, ¡ficha el resto de trucos!

3. Tiende la ropa fuera de casa

Aunque pueda parecer una tontería, la ropa humedad emite una cantidad considerable de agua al ambiente (500 ml por hora aproximadamente), por lo que empeora el problema. Si dispones de un espacio exterior como la terraza o el jardín, lo mejor es que tiendas la ropa en esos lugares. Si no es así, una opción interesante es tender la ropa en una habitación con ventana y dejarla un poco abierta mientras la ropa esté tendida. La ventilación natural evitará que la humedad se extienda a otras habitaciones de la casa.

4. Utiliza la campana extractora mientras cocinas y tapa las ollas

La cocina es una de las estancias de la vivienda que más aumenta el grado de humedad, principalmente al cocinar con agua. Cuando esta entra en ebullición, se evapora y pasa al ambiente, incrementando los niveles de humedad. Por eso trucos tan sencillos como tapar las ollas o encender la campana lo evitarán. Tampoco debes olvidarte de cerrar la puerta cuando estés cocinando para que el vapor y la humedad que se genere no pase al resto de habitaciones.

5. Regula adecuadamente el termostato

Poner la calefacción a temperaturas muy elevadas puede empeorar el problema de humedad en el hogar. Poner el termostato a unos 21º en invierno es más que suficiente para tener una temperatura agradable, evitar que se produzca una condensación de la humedad en el aire y, además, ahorrar en calefacción.

6. Pon sobres o saquitos absorbentes de humedad en los armarios

Los absorbentes suelen estar compuestos de cloruro de calcio o gel de sílice y ayudan a eliminar el exceso de humedad en el ambiente. Son ideales para colocarlos en los armarios, las cómodas o en habitaciones muy pequeñas como una despensa o un sótano. Con esta pequeña solución tu ropa estará seca, no olerá a humedad y evitarás la aparición de moho.

Te damos 2 opciones:

  • Wisedry - Bolsa purificadora de aire de carbón activado de bambú: Ayuda a controlar la humedad de las estancias de tu casa y, además, absorbe los malos olores. Puedes colocarla en los rincones donde hayas detectado mayor nivel de humedad. El paquete incluye 5 bolsitas. Comprar en Amazon.
  • Audew - Bolsas Antihumedad de carbón activo: la estructura porosa del carbón es capaz de absorber el el exceso de humedad y las partículas de mal olor de cualquier rincón. No contiene ningún químico, se trata de un producto 100% natural. El paquete incluye 6 bolsitas. Comprar en Amazon.

7. Evita las duchas largas

Aparte de la cocina, el baño es otra de las estancias de tu vivienda que más humedad generan. Si quieres evitar que la humedad de tu casa aumente, lo mejor es que evites las duchas largas y de agua muy caliente. Así reducirás la cantidad de vapor o vaho que se produce y, por tanto, no aumentará la humedad. Al igual que ocurre en la cocina, lo mejor es que te duches con la puerta cerrada y que cuando salgas del baño también la dejes así.

8. Utiliza un deshumidificador

Aunque los pasos mencionados pueden ser de gran ayuda, si vives en una zona donde la humedad es muy alta, será necesario tomar medidas más eficaces como la compra de un deshumidificador. Este dispositivo te ayudará a eliminar el exceso de humedad de las habitaciones y disminuirlo al nivel que selecciones. Los encontrarás con diferentes capacidades y lo ideal es que lo elijas en función de los niveles de humedad que haya en tu hogar.

Te damos 3 opciones:

  • Pro Breeze - Deshumidificador de aire mini: tiene una capacidad de 500ml y es capaz de deshumificar hasta 250ml por día. Reduce la cantidad de humedad del aire, los malos olores y deja el ambiente mucho más fresco y agradable. Es perfecto si la cantidad de tu humedad en tu hogar no es demasiado preocupante y solo quieres absorber el exceso de humedad en algún rincón específico de tu casa. Puedes comprarlo en Amazon por 27,99€.
  • Kasimir - Deshumidificador eléctrico mini: también para pequeños rincones o estancias determinadas de tu casa, este deshumidificador mini permite absorber hasta 300ml de agua al día, tiene ligeramente más capacidad que el modelo anterior. Necesita muy poca potencia para funcionar, tan solo 23 vatios, no solo ahorrrás en el recibo de la luz, sino que es más ecológico. Además, uno de sus puntos fuertes es lo silencioso que es el aparato. Puedes comprarlo en Amazon por 37,99€.
  • Orbegozo DH 2050 - Deshumidificador: si el problema de tu casa es más preocupante, necesitarás un deshumidificador de mayor capacidad que sea capaz de absorber todo el agua que sobra en el ambiente de tu casa. Este, de la marca Orbegozo, tiene una capacidad de 20 litros de humedad diaria en unas condiciones con un 80% de humedad relativa (HR) y una temperatura de 30°C. Puedes comprarlo en Amazon por 193€.

Descubre: Más de 40 trucos para casa que simplificarán tu vida
Trucos para casa DIY © iStock

Y además:
¿Cuáles son los mejores ambientadores para tu casa?
Aceites esenciales: ¿por qué elegir un difusor humidificador?
En busca de un hogar acogedor: cómo decorar tu casa para sentirla tuya