Inicio / Psico / Consejos / ¿Cómo gestionar la ansiedad? Consejos para combatirla

Psico

¿Cómo gestionar la ansiedad? Consejos para combatirla

por María Viéitez Creado en 17 de marzo de 2020
© Gettymages

La ansiedad y el estrés pueden jugarnos muy malas pasadas, especialmente en los casos en que son generados por causas que no podemos controlar. Sin embargo, es posible aprender a gestionar estas emociones para que no interrumpan tu vida.

Los trastornos de ansiedad son muy comunes en la actualidad y si no aprendemos a controlarla, puede llegar a impedirnos levar una vida normal. En muchso casos este sentimiento es desencadenado por la sensación de que hemos de enfrentarnos a un peligro, algo que, consecuentemente, provoca en nuestro cuerpo la necesidad de protegernos, evitar la amenaza o enfrentarnos a la situación que tememos, incluso sea poco probable que realmente se produzca.

La ansiedad es una emoción provocada por nuestra mente, que genera situaciones y escenarios ficticios que, aunque no hayan ocurrido, nos resultan alarmantes y, por tanto, los percibimos como una potencial amenaza. Este miedo, que puede ser más o menos justificado y racional, puede llegar a desembocar en un ataque de pánico.

A diferencia del miedo, que casi siempre es desencadenado por un acontecimiento contingente y real, es decir, por una situación que experimentamos en el presente inmediato, la ansiedad podemos experimentarla de cara a futuras posibles situaciones, incluso aunque sean vagas o poco verosímiles. Podemos decir entonces que la ansiedad vive en el futuro, no en el presente. Siendo así, debemos aprender a mantenerla a raya en los casos en que no esté justificada. Dicho de otro modo, la manera de aprender a gestionar este sentimiento de incertidumbre e inseguridad es aprender a diferenciar cuándo tienen una razón de ser y cuándo no y, por otro lado, comprender que no debemos paralizarnos ante posibles escenarios futuros que no podemos controlar y que, realemente, no sabemos si se van a producir.

Video por Elvira Sáez

Hay momentos de nuestra vida que son particularmente difíciles y generan en nosotros un fuerte estrés. Pero si estas emociones se prolongan en el tiempo, pueden tener un impacto muy negativo en nuestra rutina diaria y nuestra calidad de vida. En estas condiciones, lo ideal es contactar con un especialista.

Sin embargo, en situaciones menos alarmantes y más fáciles de manejar, es decir, que generan niveles de estrés y ansiedad gestionables por nosotros mismos, seguir algunos consejos y hacer algunos cambios en nuestro estilo de vida puede ayudarnos a manejar estas emociones.

En el momento histórico en que nos encontramos, donde existe una preocupación mundial común relativa a la pandemia y a la obligación de salir de casa lo menos posible, es probable que muchos individuos encuentren dificultades a la hora de gestionar tanta información y tantos sentimientos nuevos. En algunos casos, esta mala gestión puede derivar en problemas de ansiedad. Así, si te sientes abrumada por estas sensaciones, puede seguir los consejos que sugerimos a continuación para tratar de combatirla. El objetivo es que encuentres la manera de analizar la situación de la forma más objetiva que sea posible. Ser tú quien tiene el control.

¿Cuáles son los síntomas?

La ansiedad se manifiesta con síntomas que nos afectan tanto a nivel físico como psíquico. En cuanto a los primeros, en los peores casos podemos experimentar palpitaciones, taquicardia, temblores, sudoración, dificultades para respirar, necesidad frecuente de orinar, molestias gastrointestinales o insomnio. Por otro lado, a nivel mental, podemos experimentar nerviosismo, aprensión, pérdida de memoria y concentración, tristeza, inseguridad y miedo. Conocer estos síntomas es importante para aprender a reconocer los ataques de ansiedad y, de esta manera, conseguir controlarlos.

Más que combatir la ansiedad, es necesario saber cómo manejarla, pero también aprender a vivir con ella para minimizar su alcance y sus consecuencias, logrando, así, no sentirse abrumados por ella.

¿Cómo gestionar la ansiedad?

Es necesario recordar que los consejos que te damos son útiles para casos de ansiedad en que los niveles son manejables. Es decir, casos en los que el individuo experimenta un nerviosismo controlable. Para quellas situaciones en las que se den casos graves de ataques de ansiedad, será necesario acudir a un profesional que evalúe y trate el caso. Así, cuando el trastorno no es particularmente grave, estos remedios se pueden usar para combatir la ansiedad de manera efectiva:

  • Técnicas de relajación y ejercicios de respiración diafragmática. Puedes recurrir a música relajante o vídeos de ASMR que encuentres en Spotify, YouTube o en una de las múltiples aplicaciones de meditación que hay en el mercado.
  • Técnicas de meditación y atención plena. Estas dinámicas te ayudan a concentrarte en el momento presente, de manera que tu mente se libera de las preocupaciones y la ansiedad generados por esas posibles situaciones futuras que nos causan tanto temor. De esta manera, aprendes a controlar los pensamientos negativos y las emociones.
  • Mantenerse activo para liberar endorfinas. No es necesario que vayas al gimnasio ni realices ningún deporte específico, tampoco actividades de alto impacto. Basta con hacer ejercicio en casa o realizar actividades que te mantengan activo en tu día a día.
  • Haz cosas que te gusten. Es importante que dediquemos un rato al día a hacer cosas que nos entretengan y con las que disfrutemos, cosas que nos hagan sentir bien. Puedes concinar, leer, hacer actividades de jardinería, manualiades, realizarte un tratamiento de belleza casero, meditar o hacer deporte. Las posibilidades son infinitas.
  • Duerme lo suficiente. El sueño de calidad es importante para mantenernos sanos y en calma. Precisamente, la falta de sueño es la desencadenante de muchos casos de estrés y ansiedad.
  • Procura tener una rutina marcada. Los ritmos regulares son clave para llevar un estilo de vida saludable.

Además de estos consejos, hay algunos factores clave en nuestro estilo de vida que nos pueden ayudar a desconectar de las preocupaciones del día a día y, así, gestionar mejor la ansiedad.

Las mascotas, por ejemplo, son un excelente antídoto para combatir la ansiedad y el estrés, no solo porque nos dan cariño y nos hacen compañía, sino porque a ellas les dedicamos gran parte de nuestro tiempo y atención. Y es que la carga emocional que depositamos en los animales con los que convivimos es muy efectiva para controlar la inseguridad, el miedo y la ansiedad, tanto en niños como en adultos.

Por otro lado, las relaciones que tenemos con nuestro entorno son esenciales para llevar una vida plena y estar en calma. Por eso, es fundamental que te rodees de personas sanas y positivas que te ayuden a crecer y con las que poder construir bonitas amistades. Este es un buen motivo para que cortes las relaciones tóxicas y las amistades falsas que te procuran malestar psicológico o inseguridades.

Tan importante como tener relaciones sanas con los demás es tener una relación sana con uno mismo. Por eso, es fundamental trabajar la autoestima para liberarnos de la ansiedad. Trata de tomar conciencia de ti misma, de tus virtudes y tus cualidades. Para conseguirlo, dedícate tiempo a ti misma y haz actividades en las que sabes que eres buena. Esto te ayudará a controlar la situaciones a las que te enfrentas, así como a ser dueña de ti misma. Conocer tu fuerza, amarte y sentirte bien contigo misma son verdaderos amuletos contra la ansiedad y el etrés.

Remedios naturales para combatir la ansiedad y el estrés

Existen remedios naturales que pueden tener una influencia muy positiva en nuestro estado psicofísico. Te damos algunas ideas.

  • Fitoterapia. Se trata de un tratamiento natural a base de plantas medicinales como la valeriana, el bálsamo de limón, la pasiflora y el espino. Estos complementos disminuyan el estrés y el nerviosismo.
  • Oligoterapia. Se trata de un tratamiento natural a base de minerales como el manganeso y el cobalto, capaces de influir en el estado de ánimo para calmar la ansiedad.
  • La aromaterapia. Consiste en la inhalación o la absorción a través de la piel de aceites esenciales que tienen un poder calmante y relajante. Algunos ejemplos son la lavanda, el bálsamo de limón, la manzanilla y la naranja amarga.

Descubre: ¿El estrés? ¿los excesos? Estas son las famosas que aparentan más edad de la que tienen
Kylie Jenner nació el 10 de agosto de 1997 © Getty

Y además:
Trucos sencillos (y muy eficaces) para fortalecer tu sistema inmunitario sin salir de casa
Manténte en forma durante la cuarentena: apps, vídeos y productos imprescindibles para conseguirlo
Dime qué sientes y te diré cuál de estas infusiones saludables necesitas

por María Viéitez