Inicio / Decoración / Ideas y Trucos

Decoración

¡Adiós al aburrimiento! 5 ideas DIY para hacer junto con tus hijos

por El equipo editorial Creado en 14 de agosto de 2015
15 141 compartidos
¡Adiós al aburrimiento! 5 ideas DIY para hacer junto con tus hijos© Pinterest

Seguro que no te es nada extraña esa frase de ¡mamá me aburro! ¿Sabías que en casa hay un montón de material para crear divertidos juegos? Entreten a tus hijos y fomenta su imaginación sin gastarte mucho dinero.

Video por Carla Dominguez

Hay días en los que los astros se alinean y tus hijos parecen no encontrar nada con lo que jugar: está lloviendo, la Play station no funciona y todo lo que ponen en la televisión ya lo han visto. No desesperes, no hace falta que salgas de casa para encontrar un entretenimiento sano y efectivo para tus hijos. Haz del bricolaje tu mejor aliado y recicla los trastos que encuentres. Aquí tienes 5 divertidas manualidades que encantarán a grandes y a pequeños.

Descubre: La magia del DIY: ideas para reciclar objetos cotidianos
© Euroresidentes

Minions en movimiento

Ya te han invadido el teléfono con sus juegos, has ido a ver varias veces la película y la mítica frase "hello papagena tu es belle comme la papaya" se repite constantemente en tu casa. Sí, la fiebre de los Minions ha sacudido el planeta, además de haber creado una amplia variedad de merchandising. Si quieres hacer las delicias de tus hijos, toma papel y lápiz.

Necesitas:

  • Varios envoltorios de sorpresas de huevos Kinder.
  • Ojos móviles (puedes encontrarlos en papelerías).
  • Un rotulador indeleble negro.
  • Cartulina azul.
  • Monedas de 1 ó 2 céntimos.

Manos a la obra

Coloca en el interior de una cajita de huevo Kinder un par de monedas de 1 ó 2 céntimos. Recorta una franja de cartulina con un ancho de 1,5 centímetros y pégala alrededor de la cajita. A continuación, pega los ojos en la caja, pero con mucho cuidado de qué Minion pretendes recrear, ya sabes que cada uno tiene unas caraterísticas oculares concretas. Por último añade los detalles con el rotulador negro y ¡listo! Su forma redondeada y las monedas de su interior, harán que tu pequeño Minion no pare de balancearse.

Tipi indio

© Pinterest

Jugar a indios y vaqueros es todo un clásico, pero si además le añades un refugio donde esconderse... ¡Tus niños serán los más felices! Su elaboración, como habrás podido imaginar, no tiene mucha complicación. Con unos sencillos pasos y cosas que seguro tienes por casa, lograrás recrear un auténtico tipi indio.

Necesitas:

  • 6 barras de 1,50 de alto (no importa el material).
  • Cinta adhesiva.
  • Algo de cuerda.
  • 1 pieza de tela de 2 metros de largo por 1 metro de ancho.

Manos a la obra

Toma todas las barras y únelas en abanico, asegurándote de que la estructura quede cerrada por arriba, pero que en la parte inferior quede abierta. Átalas con la cinta adhesiva e intenta que quede lo más estable posible, así luego no tendrás que estar retocándolo todo el rato cuando tus hijos jueguen en su interior. Ata la cuerda en la parte inferior del tipi, alrededor de las patas, de esta forma no se abrirá la estructura. El último paso consiste en cubrir con la tela toda la estructura. También puedes utilizar la cuerda para fijarla bien.

Recuerda que puedes personalizar al máximo tu tipi. Antes de comenzar con su construcción, pinta sobre la tela motivos indígenas o lo que se les ocurra a los niños.

Edificio de aparcamiento

¿Harta de que todos los coches de tus hijos estén tirados por el salón? Crea con ellos un fantástico aparcamiento para que además de recogidos, sus coches estén ordenados y les sea fácil encontrar el vehículo con el que quieran jugar.

Necesitas:

  • 1 cartón grande de forma rectangular.
  • Pinturas.
  • Rollos de papel higiénico.

Manos a la obra

Deja que tu hijo pinte los cartones de los colores que él decida, eso sí, debe pintarlos tanto por dentro como por fuera. Mientras se seca la pintura, aprovecha para adelantar trabajo y une los rollos de papel higiénico entre ellos, así crearás las filas de aparcamientos. Finalmente, coloca los rollos de papel en la caja, empezando desde abajo y de forma horizontal. Si ves que los niños están muy creativos, déjales que pinten también los rollos de papel higiénico ¡Cuánto más customizado esté todo, mucho mejor!

Futbolín

Puede que el fútbol no le guste a todo el mundo, pero sin duda no hay nadie que se niegue a echar un partidito al futbolín. Crea este fácil futbolín para que tus hijos se pasen las horas jugando en equipo.

Necesitas:

  • 1 caja de madera rectangular.
  • Pintura verde y blanca (los colores están abiertos a la elección de cada uno).
  • 6 barras de madera estrechas.
  • 12 pinzas de madera.
  • 1 pelota.
  • Algo de cinta adhesiva.

Manos a la obra

Haz 6 agujeros a cada lado de la caja, recuerda que deben ser paralelos entre un lado y otro ya que por ahí meteremos los palos de madera. Haz los agujeros lo suficientemente grandes para que las barras puedan girar sobre sí mismas. Pinta el interior de la caja de verde. Cuando esté seca, pinta los detalles del campo en blanco. Introduce las 6 barras, cada una por un de los agujeros.

Ahora vamos con los jugadores. Por si no lo habías imaginado, los jugadores van a ser las pinzas, así que píntalas de los colores de tus dos equipos favoritos ¡Recuerda que los porteros deben llevar la ropa de otro color!

A la hora de pegar a tus jugadores en las barras, debes de tener cuidado con cuántos pegas en cada uno. Los porteros deben ir pegados cada uno en una barra, y concretamente en el centro. En otras dos barras pega 3 jugadores, y en las que te quedan, pega 2 jugadores. Cada jugador tiene su lugar. En las barras de los extremos irán los porteros. En las siguientes debes de colocar los tres jugadores de la defensa, y en las barras centrales irán tus dos jugadores de ataque.

Antes de ponerte a construir tu pequeño futbolín, es aconsejable que le des un repaso a las normas básicas del fútbol ¡Seguro que te toca hacer de árbitro más de una vez!

Luciérnagas

El efecto que crearán por la noche, te encantará. Aunque muy rápidas de hacer, puede que antes de nada debas hacerte con el material necesario.

Necesitas:

  • Más cajitas de huevos Kinder.
  • Rotuladores indelebles de colores blanco y negro.
  • Un poco de papel de aluminio.
  • Alambres con pelo u otro tipo de adorno.
  • Luces LED.

Manos a la obra

En una de las mitades de la cáscara de huevo Kinder, pinta los ojos de tu luciérnaga. Perfora ambas mitades para luego introducir los alambres que posteriormente serán las piernas de nuestro insecto. En el extremo de una de las cáscaras, pega papel de aluminio lo más tirante que puedas, sobre él pegaremos la luz LED. Cuando cierres la cajita, la luz quedará justo en la mitad de nuestra luciérnaga, y así iluminará nuestra creación como si se tratase de una luciérnaga de verdad.

Como ves, entretener a tus hijos y pasar tiempo de calidad con ellos no es ni complicado ni caro. Deja volar su imaginación y seguro que se les ocurren un montón de inventos nuevos.


Y además:
Manualidades originales para los niños este verano
25 ideas para transformar cajas de huevos en objetos de decoración

Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …
15 141 compartidos