Inicio / Decoración / Ideas y Trucos

Decoración

Consejos de decoración para conseguir el recibidor perfecto

por Redacción enfemenino Creado en 24 de septiembre de 2018
Consejos de decoración para conseguir el recibidor perfecto© Pinterest

Te damos varios consejos de decoración para que saques el máximo partido a tu recibidor. Tonalidades, espejos, plantas... ¡la clave del éxito está en los detalles!

El interior es lo que cuenta, sí, pero las primeras impresiones también dicen mucho. En el caso de una vivienda, el recibidor o entrada es el primer espacio que ve cualquier invitado, e incluso tú mismo al llegar de la calle, por lo que hay que tratarlo con el cariño que se merece y dedicar el tiempo necesario a su estilismo.

La decoración de tu hogar es una extensión de ti mismo, una forma de impregnar tu casa con tu personalidad, tus vivencias, tus olores… Y el recibidor no debe de ser menos: tiene que ser un espacio que invite a entrar, a quedarse y a decir aquello tan famoso de “hogar, dulce hogar”. Igual para tus invitados, que si se quedan con la boca abierta según pisan tu casa, mejor que mejor.

En palabras de la diseñadora e interiorista Sandra Marcos, “no importa si el recibidor es un espacio más o menos amplio; la magia se hace con los detalles. Hay que evitar que las paredes queden desnudas porque, así, lo que se transmite es una sensación de dejadez y de tener una zona descuidada”.

Video por Patricia Álvarez

1. Ten en cuenta el espacio que tienes

Los recibidores suelen ser espacios pequeños, sobre todo, en las nuevas construcciones por la reducción de metros cuadros que están viviendo las casas en los últimos años. Dado que es el principal punto de entrada y salida de cualquier residencia, tener en cuenta el espacio es esencial para evitar grandes aglomeraciones de objetos y que no se pueda salir o entrar en casa con comodidad.

Si tu entrada es reducida o apenas inexistente, evita a toda costa muebles que ocupen el espacio entero; muchas veces es mejor recurrir a algo simple, como una balda que haga de mesa, que a un mueble con puertas o un zapatero que abarque todo el lugar. Por el contrario, si tienes un recibidor más amplio y cuentas con varias paredes, puedes tener un perchero, una descalzadora, una zona para dejar los zapatos…

Lo importante es que juegues con tu imaginación, que sea una zona con la que realmente te sientas a gusto y, por supuesto, que sea práctica y vaya acorde con la decoración del resto de tu casa para que no haya fuertes contrastes que terminen por generarte incomodidad.

2. El color de los objetos sí importa

Los recibidores tienden a ser espacios cerrados, sin ventanas. Hay excepciones, por supuesto, depende de cómo sea la casa, pero lo habitual es que se trate de una parte de la vivienda en la que no hay – o, al menos, no demasiada – luz natural, por lo que los colores que elijas para la decoración son importantes.

Los colores claros siempre te ayudarán a hacer la estancia más luminosa y más amplia, sobre todo si tienes paredes con un papel pintado en tonos oscuros o una pintura muy fuerte. Si utilizas tonos pastel, blancos, beiges u otros del estilo no solo te será fácil combinar con el resto de los accesorios, sino que también te transmitirán frescura y tranquilidad.

Eso sí, no todo tiene por qué ser claro si no va contigo. Combina un mueble más oscuro o de un color más tenue con todo lo contrario: así, conseguirás que tu decoración tenga un estilo propio y rompa con la posible monocromía de la estancia.

3. Un punto de apoyo

¿Eres de los que, nada más entrar por la puerta de casa se vacían los bolsillos y lo dejan todo en la entrada para tenerlo a mano siempre? ¿De los que quieren tener algún perfume o vela aromática para que tu casa huela bien? Para todo o esto, u otras opciones como colocar floreros o marcos con fotos, necesitas una superficie o punto de apoyo.

Como ya hemos comentado antes, tienes que ver de qué espacio disfrutas en el recibidor para poner un objeto u otro. Una consola suele ser una gran opción para estos espacios; no ocupan demasiado y muchos modelos vienen incluso con una pequeña cajonera para dar algo de hueco extra.

Sandra Marcos te recomienda una consola de estilo neoclásico, ya que nunca pasa de moda. Encima, puedes poner un jarrón a modo de florero, una lámpara de mesa y algún objeto más de decoración. Para terminar de rematar, un espejo circular en la pared y, dado que la consola te permite ubicar objetos debajo al no ser cerrada, una pequeña cesta con cojines que puede venir bien si tu casa no tiene mucho espacio o simplemente para tener de reserva.

4. Espejito, espejito

¿El mejor recurso para vestir las paredes? Sin duda alguna, el espejo. Estos elementos amplían los espacios, consiguen que tengamos la sensación de que una estancia es mucho más grande de la realidad, y eso nos provoca sensación de relax, de bienestar, de estar cómodos con lo que hay a nuestro alrededor.

Los espejos pueden colocarse encima del mueble central o en cualquier otra pared que tengas libre en la entrada. Con ellos vestirás el espacio y, no solo eso, sino que también te servirá para ver lo guapo o guapa que estás antes de salir de casa. Todo son ventajas con ellos, ¿verdad?

5. ¿Alguien ha dicho plantas?

Las plantas alegran cualquier habitación de la casa. Al recibidor le dan un aire mucho más vivo, relajante y colorido. Si son verdaderas, se pueden ir cambiando para hacer que vayan acordes con la estación.

Una pequeña planta no ocupa mucho espacio si la colocas sobre el punto de apoyo que tengas. En caso de que tengas un recibidor muy amplio, puedes poner plantas más frondosas en maceteros en el suelo. También puedes decorar usando algún tipo de rejilla en la pared con enredadoras. ¡Juega con tu imaginación!

Contenido elaborado en colaboración con la diseñadora e interiorista Sandra Marcos

Redacción enfemenino
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …