Inicio / Decoración / Ideas y Trucos

Decoración

¡El verano ya llegó! 8 consejos para un buen uso del aire acondicionado

por Redacción enfemenino Creado en 29 de junio de 2015
¡El verano ya llegó! 8 consejos para un buen uso del aire acondicionado

El calor es sin duda uno de los factores que más caracteriza al verano. Aunque nos encanta esta época del año, no podemos negar que a veces se hace un poco cuesta arriba afrontar las altas temperaturas. Llega el momento de poner en marcha nuestro aire acondicionado para combatirlas. Pero, ¿sabes cómo utilizarlo correctamente?

Sí, tener aire acondicionado en casa puede puede ayudarnos a sobrellevar de buena manera estos meses tan calurosos. Pero debemos tener en cuenta que su uso puede suponer el 10% del consumo total de energía de nuestra casa. Por eso, si queremos ahorrar y no derrochar energía, es importante que lo usemos con conciencia. Aquí tienes algunos trucos y consejos que te ayudarán a usarlo correctamente y, lo más importante ¡a no derrochar! ¿A qué esperas para aplicarlos este verano?

© iStock

1. Elige ropa cómoda y fresca

Es recomendable que la ropa que utilicemos para andar por casa sea holgada, de tejido transpirable y fresca. De esta manera aliviaremos la sensación de calor y evitaremos programar el aire condicionado a temperaturas innecesarias. Es un consejo muy sencillo a tener en cuenta.

2. Ventila la casa por la mañana y por la noche

Son dos gestos que pueden ayudar a reducir el consumo de nuestro aire acondicionado. La temperatura exterior más fresca del verano se da en las primeras horas de la mañana y durante toda la noche. Si abrimos las ventanas durante estos dos períodos contribuiremos a ventilar nuestra casa y a proporcionarle aire más fresco. Después de haber hecho esto ya podemos encender el aire acondicionado.

3. Ajusta correctamente el termostato

Si tu aire acondicionado no dispone de uno, o si el que tiene no precisa la información concreta de los grados de temperatura, te recomendamos que instales uno. Los expertos recomiendan que el termostato se sitúe lejos de fuentes de calor como la luz del sol, lámparas o focos. ¡Importante! No ajustes el termostato a una temperatura más baja de lo normal, pues, según indican los especialistas en eficiencia de Iberdrola, ni el aire funcionará con mayor potencia ni hará que nuestra casa se enfríe más rápido.

4. 26ºC, ni uno más, ni uno menos

Una temperatura de 26ºC es confortable, nuestro cuerpo no necesita que bajemos más los grados para experimentar una sensación de comodidad. Hay que tener en cuenta que por cada grado menos de temperatura, el consumo de energía en aire acondicionado aumenta entre un 4 y un 6%. Mantener la temperatura a 26ºC puede garantizarnos un pequeño ahorro en la factura.

5. Limita las estancias

Cierra las puertas que delimiten la estancia en la que tengas instalado tu aire acondicionado: es más sencillo enfriar una habitación que una casa entera. De esta manera evitaremos un consumo excesivo y un derroche de energía. Así que ya lo sabes, ¡no te olvides de cerrar la puerta del salón o de las habitaciones!

6. Baja el toldo y las persianas

De 12:00 de la mañana a 17:00 de la tarde tienen lugar las horas más calurosas del día (en verano, probablemente se prolonguen dos horas más). Por eso procura mantener el toldo y las persianas bajadas durante este periodo de tiempo. De esta manera garantizaremos que no se cuele tanto aire caliente en nuestro hogar. ¿Sabes que por pequeños gestos como estos se consiguen ahorros de energía de hasta el 30% en el aire acondicionado?

7. Filtros siempre limpios

Así tu aire acondicionado poseerá una eficiencia energética correcta. Y además prolongarás la vida del aparato, ahorrando por tanto a largo plazo. Recuerda que es aconsejable limpiar los filtros una o dos veces al año. Podemos hacerlo con un aspirador, con un cepillo o con agua fría, en el caso de estar muy sucios. No es recomendable hacerlo con productos químicos.

8. Asegura una correcta instalación

Es importante contactar con profesionales cualificados para instalar el aire acondicionado en casa. Además de servicios particulares, hay compañías energéticas que nos pueden ayudar en esta tarea, como Iberdrola, quienes además garantizan la instalación de aparatos de bajo consumo. Recuerda que la máquina de aire acondicionado tiene que estar protegida del sol y tener una buena circulación del aire. Si la instalan en la fachada del edificio, procura cubrirla con un material protector.


¿Qué te parecen estos trucos? ¿Los conocías? Todos ellos son consejos sencillos y lógicos que podrán ayudarnos a ahorrar dinero y energía este verano. ¡Apúntatelos!