Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / Ideas para vestir bien la mesa

Decoración

Ideas para vestir bien la mesa

por Elena Bonet Publicado en 12 de julio de 2010

Ideas para vestir la mesa:


>La vajilla

Cuando los invitados tomen asiento no deben encontrarse ante una montaña de platos. Nunca pondremos más de tres platos unos encima de los otros, sobre todo si son llanos. Para la “presentación” con un único plato hay suficiente, pero hay una excepción: el plato hondo, éste sí que se puede poner encima del llano desde el inicio de la comida. Colocados a dos centímetros del borde de la mesa, todos los platos desempeñan un papel: el plato de presentación se utiliza como base para el resto de platos y sólo se retira llegado el momento de los quesos o el café; el plato hondo se utiliza para las sopas y el llano para los platos principales, finalmente, dispondremos el plato para el pan arriba y a la izquierda del plato principal. Cuando los pongamos en la mesa deberemos respetar la distancia reglamentaria de treinta centímetros entre plato y plato, para que los invitados no se sientan como sardinas enlatadas.

>La cubertería
Lo repetimos por última vez: el tenedor va a la izquierda y el cuchillo a la derecha. Y para hacerlo aún mejor, las puntas del tenedor deben permanecer boca abajo, en contacto con el mantel, y la sierra del cuchillo mirando al plato. El salvamantel para cuchillos sólo se utiliza en cenas familiares porque demuestra que no tenemos la intención de cambiar los cubiertos entre plato y plato. Si, aun así, decidimos colocarlos, no pondremos el cuchillo encima en el momento de presentar la mesa. Si como entrante vamos a presentar sopa, deberemos colocar la cuchara adecuada al lado del cuchillo con la parte convexa en contacto con el mantel. En cuanto a los cubiertos de postre, se puede elegir. Si decidimos presentarlos desde el principio hay que saber que van entre el plato y los vasos. También se pueden colocar cuando introduzcamos el postre. Es cuestión de gustos.

>¡En fila!
Primero, segundo y postre: cada plato con sus cubiertos. Si servimos un menú algo más elaborado de lo normal, con cinco o seis platos, nos encontraremos con una retahíla de cubiertos con los que nos sabremos qué hacer. ¡No debemos preocuparnos! Sólo hay que organizarse y la norma es muy sencilla: los dispondremos según el orden de uso. En la parte exterior colocaremos los cubiertos que utilizaremos en primer lugar. Y en la interior, los del postre. Por ejemplo: si de primero tenemos pescado, cogeremos el tenedor de más a la izquierda y el cuchillo de más a la derecha. Si a continuación servimos carne, cogeremos los cubiertos más cercanos al plato.

>La cristalería
Colocados por orden de utilización, los vasos del centro, delante del plato, son los más importantes pues se trata del vaso del agua y del vino. Los de los extremos corresponden al aperitivo o a los digestivos que cierran la comida. De un modo general, los vasos deben estar colocados de más grande a más pequeño y de izquierda a derecha. El del agua (el más grande) se coloca a la izquierda. Las copas del vino van a continuación del vaso del agua, en ocasiones creando una ligera diagonal. Si quieres lucirte del todo, pon un tipo de copa para cada clase de vino.

>Las servilletas
Las colocaremos donde más nos guste: en el vaso, en el plato o sobre el mantel. En cuanto al plegado, deja volar tu imaginación: flor, rombo, estrella, etc. Dales tu toque personal siempre adaptándolo al estilo de la velada.

>La decoración
Evita los excesos, opta por lo sencillo. Con todo lo que hay encima de la mesa no vale la pena añadir toneladas y toneladas de elementos decorativos. Así que olvida los centros de mesa demasiado grandes que no nos dejan ver al invitado que tenemos en frente y las flores demasiado perfumadas que dan dolor de cabeza. Decídete por las velas (no demasiado aromáticas) para una iluminación íntima y elegante. Pon en la mesa el salero, el pimentero, el agua y el cenicero. Así te ahorraras tener que levantarte cada dos por tres durante la comida.
Con todo esto ya estás lista para recibir a los invitados con elegancia y en cualquier momento. ¡Buen provecho!

Consulta también en enFemenino.com:
Una terraza a la última
Iniciación al arte de las servilletas
¿Cuál es la mesa ideal para mi comedor?

por Elena Bonet

Puede interesarte