Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / Iniciación al arte de las servilletas

Decoración

Iniciación al arte de las servilletas

por Elena Bonet Publicado en 16 de febrero de 2010
A-
A+

¿De qué se trata? Es una técnica de ocio creativo que emplea servilletas de papel y que consiste en decorar objetos de nuestro entorno con recortes de dicho material.

Las herramientas
La base: una caja de cartón o madera, cristal, plástico o metal. Existe un amplio abanico de opciones.
Servilletas de papel: de colores, con motivos, incluso puedes crear tú misma una superposición de motivos.
Pinceles
Pegamento especial (disponible en las tiendas de manualidades)
Base acrílica
Pintura para la base
Barniz si los objetos son para el exterior y barniz marino para los potes de tierra cocida.

Preparación de la base
-Cubre la base con una capa de blanco acrílico. Adapta el material a la base con un pincel si trabajas una superficie pequeña y con un rodillo si es grande. Cuando la base sea de metal, frótala con cuidado con una esponja húmeda.
-A continuación, dale una capa de pintura acrílica del color que hayas elegido para el fondo. Éste debe combinar con las tonalidades y los motivos de la servilleta que hayas elegido.

Preparación de las servilletas
-Trabájalas con las tijeras para un corte limpio o con las manos si buscas imprecisión. Para que esto último quede bien, coge un pincel húmedo y traza sobre la servilleta la forma que quieres recortar. Así podrás moldear el papel con más facilidad.
-Desdobla la servilleta con cuidado y retira las capas que no vayas a utilizar. Sólo debes trabajar con la capa del motivo.

El encolado
-Con la ayuda de un pincel, encola la zona de la base donde quieras pegar la servilleta.
-Pega el motivo y presiona con los dedos.
-Alísalo desde el interior hacia el exterior para eliminar el máximo de burbujas que se hayan formado.
-Déjalo secar. Puedes utilizar un secador, no durante mucho tiempo, para que seque más rápido.

El barniz
-Cuando el pegamento esté bien seco y el motivo haya quedado bien liso puedes aplicar, si quieres, un barniz para proteger la creación. No pongas demasiado producto en el pincel, en lugar de secarlo podrías humedecerlo demasiado y estropearlo.
-En las grandes superficies se aconseja el uso de una esponja. Es más práctica y deja menos rastro que el pincel. En estos casos no es necesario frotar, simplemente empapa un poco la esponja en el barniz y pásala por la base.

Algunas ideas
Una bandeja para San Valentín con servilletas de corazones.
Un marco de fotos campestre sembrado de flores.
Una caja para los niños con servilletas de sus héroes o princesas favoritos (la Cenicienta, Spiderman, etc.).
Y también: cajas de pañuelos, floreros, tablas para la cocina, estanterías, etc.

Consulta también:
Fabricar una vela
Saber elegir las telas del mobiliario
Colgar cuadros

Y no te pierdas:
El mundo de las macetas

por Elena Bonet

Puede interesarte