Inicio / Maternidad / Bebés y niños / ¿Qué es la fisioterapia obstétrica?: cuidados profesionales durante el embarazo y después del parto

© iStock
Maternidad

¿Qué es la fisioterapia obstétrica?: cuidados profesionales durante el embarazo y después del parto

por Redacción enfemenino Publicado en 21 de febrero de 2017
119 compartidos

Disfrutar y vivir más intensamente el embarazo protegiendo siempre tanto tu salud como la del bebé son los objetivos de este tipo de fisioterapia. Aquí tienes toda la información que necesitas saber para conocer qué es la fisioterapia obstétrica y cómo puede ayudarte durante y después del embarazo.

Hoy en día son muchos los pacientes los que desconocen qué es la fisioterapia obstétrica. Es una es la especialidad de la fisioterapia que se centra en la prevención y tratamiento de las disfunciones musculoesqueléticas que se dan a lo largo de la gestación y le ofrece a la mujer la posibilidad de ser acompañada en esa época tan especial de su vida, a descubrir su cuerpo, proteger su suelo pélvico y prevenir y tratar las patologías dolorosas típicas del embarazo. El objetivo es el de que pueda disfrutar y vivir más intensamente el embarazo, llegar en las mejores condiciones físicas al parto y que su recuperación después de dar a luz sea mejor.

Descubre: Evolución del embarazo

Evolución del embarazo © enfemenino

Objetivos de la fisioterapia obstétrica

  • En el embarazo se centra por una parte en la prevención, ya que se tratarán las disfunciones musculoesqueléticas, osteoarticulares, miofasciales y reeducación del suelo pélvico a través de técnicas como gimnasia prenatal, control de la respiración, conocimiento de la movilidad de la pelvis.

  • En el parto se centra en el aprendizaje del propio cuerpo y comenzar una rutina de posturas que nos beneficiaran a la hora de que el bebe nazca.
  • En el postparto, el tratamiento va enfocado a la normalización de las estructuras lumbo-pélvicas y para las alteraciones musculoesqueléticas producto del embarazo y volver a ser lo que éramos antes del parto. Aunque lo más importante es cuidarse durante el periodo de los 9 meses puesto que esto hará que el postparto o puerperio sea mucho mejor.

¿Cuándo debemos acudir al fisioterapeuta?

En principio, toda mujer que quiera cuidarse debe de acudir tanto al médico como al fisioterapeuta. La mujer embarazada tiene un deber y a la vez una necesidad: preparar su cuerpo para el momento del parto. Esto no es fácil. Requiere de un estudio completo de cada mujer, ver las características anatómicas y su estilo de vida y a partir de ahí se realizara un programa especifico. Además, se realiza un control fisioterapéutico para evitar que la región lumbopélvica y las articulaciones sacroilíacas padezcan la sobrecarga por el embarazo, además de ayudar a evitar lesiones del suelo pélvico y una mejor recuperación postparto.

Lo ideal es prepararte para la maternidad acompañada de una fisioterapeuta obstétrica y una matrona. La fisioterapeuta te enseñará ejercicios de biomecánica de la pelvis, fundamental para el momento del parto. Precisamente, el parto no es estático sino que es en movimiento, así que debemos conocer todo aquello que facilita ese momento.

© iStock

Es cierto que hasta hace escasos años el papel del fisioterapeuta en la educación maternal ha sido muy escaso, cuando en realidad son ellos junto a las matronas quienes cuentan con la preparación para ayudar a las mamás antes, durante y después del parto.

Además si la paciente embarazada tiene algún dolor muscular debe de acudir al fisioterapeuta. El dolor es por alguna razón y hay que estudiar su origen y ponerse manos a la obra para calmarlo. Sin embargo, hay que recordar que no hay que restringir la visita al fisioterapeuta solamente por el tema del dolor, sino como el mejor método para la preparación al parto.

¿A partir de qué mes es aconsejable que la embarazada acuda al fisioterapeuta?

Después del primer trimestre. A partir de la famosa semana 12, cuando ya se empieza a evidenciar el embarazo físico (aparece la tripita) y empieza a haber desórdenes lumbares o dorsolumbares. Ese es el momento en el que se informa a la embarazada de la importancia de la musculatura que cierra la pelvis, la cual es muy vulnerable a la incontinencia urinaria o a la caída de vísceras al exterior.

¿En qué consiste el cuidado postural?

En evitar la hiperlordosis lumbar, es decir, en llevar al bebé alto, en evitar los tacones, los pesos asimétricos, la bipedestación prolongada y el estrés. Procurar, en las últimas semanas, descansar en la mitad de la jornada, caminar entre uno y tres kilómetros al día y en hacer diariamente los ejercicios de gimnasia prenatal personalizados; puesto que cada mujer es un mundo y hay que prepararla de forma exhaustiva.

En el momento del parto, ¿cuál es el papel de fisioterapeuta?

En la actualidad el fisioterapeuta no está en el nacimiento del bebé, sino que de ello se ocupa la matrona. En este caso la fisioterapeuta experta en obstetricia puede ayudar previamente a las madres para el momento de la dilatación. Preparan el periné juntas y le enseñan posturas para disminuir el umbral doloroso y el dolor que sobreviene con cada contracción. De hecho, existen posturas que facilitan que el bebé pueda pasar por el canal del parto gracias al trabajo mediante movimientos pélvicos.

Pero la participación de un fisioterapeuta obstétrico no finaliza tras el parto. Tras embarazo, las mamás sienten como ha cambiado tantísimo su cuerpo y mediante técnicas de terapia manual, les ayuda a normalizar las articulaciones pélvicas, las sacroilíacas y el coxis.

Por otro lado, la madre debe realizar ejercicios de suelo pélvico tras examinar qué sucedió durante el parto: si hubo episiotomía o no, si se utilizo instrumental… y a partir de ahí comenzar un trabajo para evitar posibles disfunciones viscerales tales como ptosis o incontinencias.

También para las mujeres es muy importante recuperar su cuerpo, para lo cual tienen los ejercicios de gimnasia postnatal específicos, con especial interés en la gimnasia abdominal hipopresiva. Deben tener una buena higiene postural, ya que al dar de mamar y sostener al bebé en brazos se suele sobrecargar mucho la espalda. La valoración que se debe hacer a las madres tras el parto ayudará a diseñar un tratamiento específico para cada una de ellas.

Contenido elaborado en colaboración con la Doctora Flor María Trujillo, diplomada en Fisioterapia, C.O Osteopático y experta en el cuidado por y para la mujer, y fisioterapia obstétrica.


Y además:
La cosmética natural, la perfecta para las mamás
La tecnología nos lo pone fácil: 8 apps para mamás

por Redacción enfemenino 119 compartidos

Puede interesarte