Inicio / Maternidad / Embarazo / Parto de gemelos, ¿natural o con cesárea?

Maternidad

Parto de gemelos, ¿natural o con cesárea?

por María Viéitez Creado en 8 de octubre de 2019
Parto de gemelos, ¿natural o con cesárea?© Getty

Si estás embarazada de gemelos, seguramente te hayas planteado alguna de las siguientes dudas: ¿es posible tener un parto natural, o es preferible un parto con cesárea? ¿cuál de los dos métodos comporta menos riesgos para los bebés? A continuación, te explicamos todo lo que debes saber sobre el parto de gemelos.

El parto de gemelos es sin duda una de las situaciones más especiales y difíciles a las que se enfrenta una mujer embarazada. El nacimiento de gemelos, es decir, de dos hijos, es relativamente común, mientras que los embarazos de tres o más niños son menos problables. Además, en las últimas décadas las estadísticas de embarazo de gemelos han aumentado gracias a las técnicas de reproducción asistida.

En los ultimos meses del embarazo, un ginecólogo podrá determinar si en el parto será necesario recurrir a la cesárea o, de lo contrario, el parto de gemelos podrá ser natural.

Parto de gemelos natural, ¿cuándo es posible?

El nacimiento natural de gemelos no es precisamente el más común, ya que, para producirse, requiere de una serie de condiciones especiales. En primer lugar, en el momento del parto, ambos bebés deben deben estar en posición cefálica, es decir, con la cabeza colocada en dirección a la vagina. Si no los dos, al menos uno de los dos niños debe estar colocado de esta manera.

Por otr lado, las condiciones de salud de la madre deben ser óptimas, es decir, es conveniente que no haya sufrido complicaciones durante el embarazo. Además, su pelvis debe ser lo suficientemente grande como para expulsar a los bebés. Si una episotomía (incisión que se practica en el perineo para facilitar la expulsión del bebé durante el parto) no es suficiente, se deberá recurrir a la cesárea.

¿Cómo nacen los gemelos?

Cuando se inicie el parto, el médico que lo atienda utilizará un monitor que le permita controlar el estado y la evolución de los niños. En el caso del parto natural de gemelos, el primer hijo nace como si fuese el único. Si el bebé es cefálico, es decir, si tiene la cabeza orientada hacia el canal de parto y la salida de la vagina, descenderá hacia la pelvis de su madre a lo largo del útero. Este es el procedimiento normal. Si, por por el contrario, el bebé está colocado de nalgas, se buscarán los pies y se le dejará salir.

La administración de oxitocina, la hormona que induce las contracciones, se suspende para dejar al niño un espacio amplio en la pelvis. En ocasiones, la expulsión del segundo gemelo se complica y no termina de salir de forma natural. Por este motivo es común que el segundo bebé nazca por cesárea. Lamentablemente, aunque prefieras el parto natural, nunca contamos con la garantía de que sea así, ya que la salud de los bebés se puede ver comprometida.

Parto de gemelos por cesárea: los casos en los que es necesario

El parto de gemelos por cesárea simplifica las cosas de alguna manera. En primer lugar, y solo si se ha determinado de forma previa, este tipo de partos están programados. Si los niños están colocados de nalgas o si se trata de tres o más niños,, se realizará una cesárea. Este procedimiento también se aplica cuando la placenta está colocada delante del feto con respecto al canal de parto, condición que en un parto natural podría provocar hemorragias graves.

Otro de los casos en los que se recurre a la cesárea es cuando uno de los gemelos pesa un 25% menos que el otro. En el caso de los gemelos monozigóticos, que son aquellos que han sido concebidos por la unión de un solo óvulo y un solo espermatozoide (este embrión se divide en dos), existe el riesgo de una transfusión fetal, es decir, que los vasos sanguíneos alimenten a uno de los niños a expensas del otro. Como consecuencia, el segundo bebé crece menos y puede correr riesgos en el momento del parto.

¿Cuánto dura un parto de gemelos?

El parto de gemelos, por lo general, no tiende a durar mucho más que el parto de un solo bebé. Por supuesto, contamos con que puede haber excepciones y complicaciones, no diferentes a las que pueden darse en el nacimiento de un solo hijo. De hecho, en el parto de gemelos, sólo transcurren unos pocos minutos entre el nacimiento del primer y el segundo hijo.

Excepto en los casos en los que haya contraindicaciones, siempre se recomienda la epidural para asegurar el bienestar y la tranquilidad de la madre, y sobre todo para evitar el dolor. En los embarazos únicos, el porcentaje de cesáreas es de alrededor del 25%; en el parto de gemelos este porcentaje se eleva al 50% o 60%. Solo entre el 40% y 50% de los gemelos nacen por parto natural.

Video por Carla Dominguez

Y además...
Viajar en avión durante el embarazo, ¿existen riesgos?
¿Eres mamá primeriza? Este es el equipamiento básico que necesitas
¿Gemelos a la vista? Consejos para padres primerizos
Los mejores ejercicios de yoga durante el embarazo, ¿qué beneficios aportan?