Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Gimnasia para mamás y bebés: un deporte para dos

© iStock
Maternidad

Gimnasia para mamás y bebés: un deporte para dos

Sara Hormigo
por Sara Hormigo Publicado en 22 de mayo de 2015
946 compartidos

Una de las actividades más divertidas y enriquecedoras que una mamá puede incorporar a su vida es el practicar deporte con su bebé. Los beneficios son muchos: aumenta el vínculo madre-hijo así como el sentimiento de bienestar entre los dos, tonificas tu cuerpo, quemas grasas y lo mejor de todo, puedes pasar más tiempo con tu niño.

Tener un hijo es uno de los momentos más importantes en la vida de cualquier mujer pero también supone la interrupción de ésta durante unos meses. Todas las actividades que estabas acostumbrada a hacer antes de tener a tu hijo, e incluso mucho del tiempo que antes dedicabas exclusivamente a ti misma, ahora tienes que compartirlo con tu pequeño. Algo que por supuesto, las mamás desean hacer y es que el momento de volver del trabajo y poder compartir tus últimas horas del día con él es reconfortante.

© iStock

Tu tiempo ahora vale mucho más que antes y debes dedicarlo a las cosas realmente importantes para ti. Por ejemplo, el embarazo puede dejar algún que otro estrago en el cuerpo y en consecuencia tienes que dedicar un tiempo a cuidarte. Pues bien, muchas veces las mamás tienen que elegir entre cuidarse, verse guapas y saludables o pasar todo su tiempo libre con su bebé ya que los horarios agobiantes de la oficina no les dejan disfrutar de él como deberían. Este es uno de los problemas más frecuentes a los que se enfrentan las mamás trabajadoras y por el cuál nace un concepto de gimnasia diferente pero igualmente eficaz. Rocío Cuellas es licenciada en derecho, emprendedora, mamá e instructora de varios deportes concretamente de Matroaeróbic. Una disciplina creada por ella y con la que deseaba cubrir las necesidades de aquellas mamás que querían pasar más tiempo con sus hijos sin renunciar a cuidarse. "Los beneficios de hacer ejercicio con tu bebé son múltiples. Las madres sentimos la necesidad de tener alguna actividad en el puerperio pero a la vez tenemos muchas dificultades para ello. Bien porque no tenemos con quien dejar al bebé, bien porque en las ludotecas de los gimnasios no los admiten hasta que no cumplen tres años o bien porque sencillamente ya llevamos todo el día sin ellos y no queremos pasar más tiempo separados", nos cuenta.

Los beneficios del deporte para el posparto

"Entre los múltiples beneficios podemos mencionar que el ejercicio físico produce de forma natural endorfinas, una hormona que nos hará sentir bien, lo cual puede venir fenomenal a una mamá ya que aunque la crianza es algo maravilloso también puede hacerse algo cuesta arriba al colocar nuestro anterior mundo patas arriba. Realmente con endorfinas es mucho mas llevadero y eso nos lo proporciona el ejercicio físico", explica Rocío. Sentirnos bien y estar saludables será un plus para que la crianza de nuestro hijo sea mejor. Cuanto más fuertes estemos mejor podremos cuidar de ellos. Pero mantenernos en forma también implica una mejora física de nuestro cuerpo por lo que el ejercicio que practiques debe proporcionarte tanto la quema de grasas como la pérdida de peso, algo que también ofrece este deporte.

Muchas mamás dudan cuándo es el mejor momento después del parto para comenzar a hacer ejercicio. Sin duda, lo mejor es preguntar a tu ginecólogo ya que en cada mujer es diferente. Pero también debemos tener en cuenta el tipo de ejercicios a practicar ya que se aconseja que sean aeróbicos, sin impacto y respetuosos con el binomio madre bebé: "El inicio va a depender de la forma física previa de la madre antes de quedarse embarazada, la actividad que haya mantenido durante el embarazo y cómo haya sido el parto. Tanto una episiotomía, como una cesárea o un parto natural o intervenido son factores que influyen en el estado físico y anímico de la madre en el puerperio cercano. Evidentemente, para el inicio de la actividad física va a ser imprescindible que una matrona o ginecólogo efectúe una valoración de la madre, esto es algo que solo podrá evaluar el personal sanitario. Pero si no hay ningún problema médico se puede empezar a practicar progresivamente después de la cuarentena", explica la experta.

¿Cómo puedo practicar deporte con mi bebé?

Se trata de una técnica que permite el desarrollo de todas las capacidades físicas sin prescindir de la compañía de tu bebé. "Comencé a diseñar Matroaeróbic cuando nació mi hija Paloma. Al tener que proseguir con mi trabajo, ser mamá y portear pude darme cuenta de los beneficios que para madre y bebé tenían el entrenamiento conjunto", nos cuenta Rocío.

Es un método de entrenamiento adaptado que combina movimientos con los que el bebé se siente cómodo. Puedes practicarlo con él desde su nacimiento hasta los 22 kilos, que es aproximadamente el peso que soportan los portabebés ergonómicos, pieza esencial para practicar este tipo de deporte ya que ahí es donde las mamás portan al niño. "Desde que nació mi hija opté por el porteo ergonómico y ensayando coreografías para mis clases pude comprobar cómo le encantaba el vaivén y la música. Y fue así como comencé a desarrollar el método".

Un deporte para dos

A la hora de decidir practicar este deporte es importante que el porteo sea habitual en nuestra vida ya que de esta manera nuestra musculatura se irá acomodando progresivamente al peso. "No podemos pretender no portear en absoluto y de pronto hacer actividad física con un bebe de 13 kilos, debe ser algo gradual", aconseja Rocío.

No hay que olvidar que esta técnica está dirigida a los dos, tanto a la mamá como al bebé, por tanto hay que observar cómo se encuentra al niño al practicarla, si está cómodo, etc. Normalmente suelen dormirse o divertirse e interactuar con los movimientos de la madre, ríen... Además, permite afianzar el vínculo entre ambos así como aumentar la sensación de bienestar tanto físico como anímico. Indiscutiblemente, este deporte debe ser instruido por un monitor deportivo que también tenga conocimientos en maternidad y crianza natural así como de lactancia y parto... "En las clases se plantean esas cuestiones y la persona ha de tener conocimientos que ayuden a orientar a las madres", explica Rocío.

Pero la experta advierte que también es muy importante "tener en cuenta la tolerancia del bebé a ser porteado. Muchos bebés demandan explorar por sí mismos y no aguantan una hora en el portabebés. Yo he hecho clases con niños de dos años y medio o más completas y me ha sido imposible con algunos bebés de menos de un año. Depende del carácter del niño y de sus necesidades en ese momento, que han de ser atendidas de forma prioritaria", concluye. ¿Te apuntas a esta nueva forma de practicar deporte?



Y además:
Una sesión fotográfica que muestra la relación entre dos hermanas
20 mamás imparables para las que el embarazo no es ningún impedimento

por Sara Hormigo 946 compartidos

Puede interesarte