Inicio / Maternidad / Concepción / Quiero ser mamá: ¿cómo puedo aumentar mis posibilidades de embarazo?

Maternidad

Quiero ser mamá: ¿cómo puedo aumentar mis posibilidades de embarazo?

por Elvira Sáez Creado en 3 de enero de 2020
Quiero ser mamá: ¿cómo puedo aumentar mis posibilidades de embarazo?© iStock

Lo has decidido, quieres tener hijos. El problema es que ahora que estás en la búsqueda de un embarazo recibes todo tipo de informaciones contradictorias sobre la concepción. Si no tienes claro cómo puedes aumentar tus posibilidades, aquí resolvemos tus dudas.

Hay mujeres que se quedan embarazadas rápidamente, casi como por arte de magia, “a la primera”, como quien dice. Sin embargo, en otros muchos casos, casi la mayoría, la tarea no es tan sencilla. Los factores que influyen en la concepción de un bebé son muchos, muy variados y variables de una mujer a otra. Dependen de muchas circunstancias. Hay factores que no se pueden controlar pero hay otros que sí... Te preguntas "¿cómo puedo aumentar mis posibilidades de embarazo?" ¡Toma nota!

Video por Patricia Álvarez

Las posibilidades de embarazo según la edad

Es probable que hayas escuchado que una mujer, de media, tarda entre 6 y 12 meses en quedarse embarazada, pero esto depende de diferentes factores como su edad. De hecho, esto último es determinante en lo que se refiere a la fertilidad.

La mayoría de las mujeres pasan por su periodo más fértil en torno a los 20 años¹. La fertilidad disminuye progresivamente a partir de los 30, especialmente después de los 35. Así, una mujer fértil a los 30 años tiene una probabilidad del 20% de quedarse embarazada por ciclo. Una década después, a los 40 años, la probabilidad de concebir por ciclo es inferior al 5%. De este modo, las probabilidades de lograr el embarazo en mujeres fértiles sanas, cambia notablemente con la edad.

A los hombres también el descenso de la fertilidad con la edad¹
Al contrario de lo que se cree popularmente, la edad del hombre también es un factor importante en la concepción, pero es cierto que empieza a afectar negativamente mucho más tarde que en el caso de la mujer. De forma general, en hombres sanos fértiles la calidad de los espermatozoides desciende a partir de los 60 años.

Descubre: 80 alimentos para favorecer la fertilidad
80 alimentos para favorecer la fertilidad © iStock

¿Cómo puedo aumentar mis posibilidades de quedarme embarazada?

1. Acude a una revisión médica

Antes de buscar el embarazo puede ser interesante hacerte un chequeo físico completo en el que se tenga en cuenta tu historial médico. ¿Tienes las vacunas al día? ¿Estás inmunizada contra enfermedades que pueden ser peligrosas para las mujeres embarazadas (rubéola, varicela...)? Si no es así, tu médico te indicará si es necesario que recibas un tratamiento preventivo.

También es recomendable que acudas al dentista, ya que los dientes y las encías son particularmente sensibles durante el embarazo. Según los Dr. Frydman y Rufo, un absceso dental puede provocar una infección que a su vez propague bacterias en el flujo sanguíneo que pueden dañar al feto. Por último, si estás intentando quedarte embarazada, no tomes ningún medicamento (aspirina, tranquilizantes, antibióticos...) sin prescripción médica.

2. Cuida tu alimentación y mantén un peso saludable

Para que se produzca el embarazo, te recomendamos que evites tanto las dietas extremas como el sobrepeso. Si tu peso es muy bajo puedes tener falta de energía, lo cual contribuye a una producción menor de hormonas hipofisarias y a la alteración de la ovulación. Por otro lado, el sobrepeso o los cambios de peso radicales también pueden afectar a la fertilidad. Lo ideal es que sigas una alimentación sana y equilibrada para mantener un peso saludable.

También es importante que cuides los niveles de folatos² desde el momento en el que planificas la concepción, ya que son necesarios tanto para preparar el cuerpo de la futura mamá, como para las primeras semanas del embarazo. Es por esto que se recomienda que las mujeres en edad reproductiva tomen 400 mcg diarios de ácido fólico al menos un mes antes de la concepción y hasta tres meses después.

La administración de estos suplementos, solos o combinados con otras vitaminas y minerales, pueden ayudar a prevenir problemas en el tubo neural. Su cierre se produce entre los días 22 y 28³ de la gestación, por lo que lo más adecuado es comenzar con su consumo previamente.

Por todo ello, para esta etapa te recomendamos Femibion Pronatal 1, que contiene una combinación de nutrientes bien elegidos, entre los que destacan los folatos; (Metafolin® y ácido fólico), indicado desde la fase de planificación hasta el primer timestre. Una de las ventajas de Femibion es el Metafolin®, una "forma activa" de folato que no necesita ser transformado y puede ser utilizado directamente por el cuerpo. Esto cobra especial importancia en aquellas mujeres que no metabolizancorrectamente el ácido fólico, que se produce en el 50% de los casos por una alteración en una enzima.

Descubre: 50 consejos de alimentación para tener un peso saludable
Consejos de alimentación saludable © Brooke Lark @brookelark Brooke Lark - Unsplash

3. Adopta hábitos saludables

No existe ninguna fórmula mágica para quedarte embarazada, pero llevar un estilo de vida saludable puede aumentar las posibilidad y mejorar tu calidad de vida en general.

- Deja de fumar: muchos estudios han demostrado que fumar disminuye la fertilidad en las mujeres y puede contribuir a la disfunción eréctil en los hombres.
- Evita el alcohol: el consumo de alcohol puede afectar a la fertilidad y como durante el embarazo no podrás consumirlo, ¡mejor déjalo ahora!
- Tómatelo con calma: dormir bien y las actividades relajantes puede facilitar el embarazo. ¡Un cuerpo relajado es más receptivo!

4. Elige el día correcto

Tendrás muchas más posibilidades de quedarte embarazada si mantienes relaciones sexuales en tu periodo de máxima fertilidad del ciclo. Este corresponde a los días previos y posteriores a la ovulación, es decir, durante la liberación de ovocitos de los ovarios. El periodo depende de la duración de tu ciclo menstrual.

El ciclo comienza el primer día de la menstruación y termina el primer día del periodo del mes siguiente. En un ciclo normal de 28 días, la ovulación generalmente se produce el día 14, pero la fecundación puede ocurrir en los días previos a la ovulación. Para calcular tu fecha de ovulación puedes controlar tu temperatura corporal basal (aunque la fiabilidad de este método es solo del 57%), observar el estado del flujo cervical o bien usar una prueba de ovulación. El periodo más fértil suele darse los 4 días anteriores y las 24 horas posteriores a la ovulación.

Por ejemplo, si tu menstruación comenzara el día 1 de cada mes y terminara el 6, la ovulación se produciría el 15 (si tu ciclo es de 28 días). Basándonos en estos datos tus días de máxima fertilidad serían entre el 11 y el 16 del mes. Durante este periodo de tiempo lo ideal sería mantener relaciones sexuales cada dos días para aumentar las posibilidades.

Durante los días de ovulación y de mayor fertilidad, la temperatura basal de tu cuerpo aumentará entre 0,2 y 1 grados. Para saber cuál es el mejor momento para concebir, te recomendamos que te tomes la temperatura nada más despertarte durante, al menos, un mes. Toma nota de las temperaturas que vas registrando a lo largo de los días, el día que veas un aumento en tu temperatura será el día de tu ovulación, es decir, el día que más fértil eres de tu ciclo menstrual. Utiliza un termómetro especial para medir la temperatura basal, será más exacto que un convencional.

5. ¿Estás tomando medicamentos?

En estos casos, te recomendamos que procedas con precaución. Consulta a tu médico, él podrá informarte de si el medicamento en cuestión puede interferir en tu deseo de ser madre. Es importante tener en cuenta que los órganos internos del feto se forman durante el primer trimestre de embarazo, por lo que es crucial que todos los tratamientos médicos estén aprobados por un médico.

Si eres diabética o asmática, las revisiones periódicas y llevar un control estricto del embarazo es esencial tanto para tu salud como para la de tu bebé. Por ello es importante que mantengas informado a tu médico sobre el embarazo para evitar riesgos.

6. No creas en los mitos

Todavía circulan muchos mitos en torno a la concepción. Enumeramos algunas de las creencias falsas más populares, para que puedas identificarlos y desterrarlos:

  • Después de mantener relaciones ponga sus piernas en alto para que los espermatozoides alcancen el óvulo más rápido. ¡Falso! Los espermatozoides están naturalmente preparados con su cola o flagelo para llegar al óvulo, no necesitan ayuda.
  • Te podrás quedar embarazada unos meses después de dejar de tomar la píldora. ¡Error! La ovulación se produce tan pronto como dejes de tomarla. Incluso si la has tomado durante 10 años sin interrupción podrías quedarte embarazada al mes siguiente de dejarla.
  • No existen las dietas milagro para quedarse embarazada más rápido, pero llevar una alimentación sana rica en alimentos frescos y baja en productos procesados contribuirá a mejorar tu salud general.

7. No te obsesiones

Solo una de cada seis parejas concebirá dentro del primer mes de la suspensión del uso de anticonceptivos. Muchas parejas tardan hasta un año en conseguir el embarazo. Por lo tanto, no te preocupes y procura ser paciente. Recuerda que si te obsesionas con el tema puedes dificultar el embarazo. Los psicólogos aconsejan a las mujeres que están demasiado preocupadas que se centren en otras actividades para relajarse.

  • 1. American Society For Reproductive Medicine. Edad y fertilidad: guía para pacientes, 2013 (4-5).
  • 2. La ingesta suplementaria de ácido fólico incrementa el nivel de folato materno. Un nivel bajo de folato materno es un factor de riesgo en el desarrollo de defectos en el tubo neural en el feto en desarrollo. Por lo tanto, se recomienda que las mujeres tomen 400 microgramos de ácido fólico suplementario al día durante un período de al menos un mes antes de la concepción y hasta tres meses después.
  • 3. McNulty B. et al. Human Reproduction, 2011, Vol. 26, Issue 6, 1, p1530–1536.
  • 4. El 50% de la mujeres presentan una alteración en una enzima que hace que esta pueda perder parte de su actividad y por tanto no se pueda metabolizar de forma óptima el ácido fólicoᵇ ᶜ ᵈ. / a) Crider KS et al. MTHFR 677C-T genotype is associated with folate and homocysteine concentrations in a large population-based, double-blind trial of folic acid supplementation. Am J Clin Nutr 2011;93(6);1365-1372. / b) Yan L et al. PLoS One 2012;7(10):e416892012. c) Kirke P.N.: BMJ 2004; 328(7455): 1535–1536. d) Christensen B et al.: Am J Med Genet. 1999 May 21;84(2):151-7.
  • Los productos de la gama Femibion son complementos alimenticios y no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable. No superar la dosis diaria recomendada de 1 comprimido (Femibion 1) y de 1 comprimido y 1 cápsula (Femibion 2). Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños.

Y además:
Verdades y mentiras sobre la fertilidad
El papel del ácido fólico antes y durante el embarazo
10 hábitos saludables que pueden favorecer la fertilidad