Inicio / Maternidad / Embarazo / Futura mamá, ¿has empezado ya a tomar ácido fólico?

Maternidad

Futura mamá, ¿has empezado ya a tomar ácido fólico?

por Elvira Sáez Creado en 27 de enero de 2020
Futura mamá, ¿has empezado ya a tomar ácido fólico?© Getty

Tener unos niveles adecuados de ácido fólico¹ es fundamental no solo durante el embarazo, sino desde el momento en el que se comienza la búsqueda del mismo. Si aún no has empezado a tomarlo y necesitas más información, esto es para ti. Nuestras expertas han puesto a prueba Femibion Pronatal y te contamos cómo ha sido su experiencia.

El ácido fólico es una vitamina necesaria para el correcto funcionamiento del organismo, pues interviene en diferentes procesos fundamentales para la salud. No se encuentra de forma natural en él, por lo que es necesario obtenerla de forma externa, a través de la alimentación o con suplementos.

Aunque los folatos son imprescindibles durante toda la vida, las cantidades varian según la etapa de la misma. De esta forma, los requerimientos de vitamina B9 de un niño, no son los mismos que los de un adulto o los de una mujer embarazada. La diferencia es notable, pues si una adolescente o adulta requiere 400 microgramos de ácido fólico diarios, una adulta o adolescente embarazada necesita 600 mcg.

Es en esta etapa cuando la obtención de la vitamina a partir de suplementos se recomienda de forma general, ya que aunque se puede obtener a través de alimentos como las verduras de hoja verde, la fruta, las legumbres, los cereales y algunos frutos secos, el aporte no siempre es suficiente. Para evitar que se produzca un déficit que pueda afectar al desarrollo² del embarazo, la recomendación general es tomar un sumplemento de 400 mcg diarios.

¿Pero cuándo hay que empezar a tomar ácido fólico?

Es posible que hayas escuchado que se tiene que tomar en el momento en el que te quedas embarazada, pero lo ideal es empezar a tomarlo cuando comiences a planificar el embarazo para llegar al mismo con unos niveles adecuados, que pueden ayudar a prevenir problemas en el tubo neural. Esto es así porque el tubo neural se cierra entre los días 22 y 28³ . Una vez finalizado el embarazo, es interesante seguir tomándolo, porque durante la lactancia también se requiere un aporte mayor de esta vitamina.

No obstante, es importante tener en cuenta que las necesidades del cuerpo de la mujer en la etapa de preconcepción y las primeras semanas de embarazo no son las mismas que cuando el embarazo está más avanzado o durante la lactancia. Por eso, tomar suplementos de ácido fólico combinados con otras vitaminas adaptadas a estas etapas puede ser muy beneficioso. Desde Femibion son conscientes de ello y por eso han creado Femibion Pronatal 1 y Femibión Pronatal 2, el primero indicado desde la fase de planificación hasta la semana 12 de embarazo y el segundo desde la semana 13 hasta el final de la lactancia.

Femibion Pronatal 1 contiene una combinación de nutrientes bien elegidos, entre los que destacan los folatos; (Metafolin® y ácido fólico). Una de la ventajas de Femibion es el Metafolin®, una "forma activa" de folato que no necesita ser transformado y puede ser utilizado directamente por el cuerpo. Esto cobra especial importancia en aquellas mujeres que no metabolizancorrectamente el ácido fólico, que se produce en el 50% de los casos por una alteración en una enzima. Femibión Pronatal 2 proporciona una selección de nutrientes folatos (Metafolin® y ácido fólico) y el ácido graso omega-3 DHA⁵, importantes en el embarazo y hasta el final de la lactancia.

Nuestras expertas han puesto a prueba Femibion y aquí puedes conocer su opinión:

  • 1. La ingesta suplementaria de ácido fólico incrementa el nivel de folato materno. Un nivel bajo de folato materno es un factor de riesgo en el desarrollo de defectos en el tubo neural en el feto en desarrollo. Por lo tanto, se recomienda que las mujeres tomen 400 microgramos de ácido fólico suplementario al día durante un período de al menos un mes antes de la concepción y hasta tres meses después.
  • 2. Los folatos contribuyen al crecimiento de los tejidos maternos durante el embarazo y al proceso de división celular.
  • 3. McNulty B. et al. Human Reproduction, 2011, Vol. 26, Issue 6, 1, p1530–1536.
  • 4. El 50% de la mujeres presentan una alteración en una enzima que hace que esta pueda perder parte de su actividad y por tanto no se pueda metabolizar de forma óptima el ácido fólicoᵇ ᶜ ᵈ. / a) Crider KS et al. MTHFR 677C-T genotype is associated with folate and homocysteine concentrations in a large population-based, double-blind trial of folic acid supplementation. Am J Clin Nutr 2011;93(6);1365-1372. / b) Yan L et al. PLoS One 2012;7(10):e416892012. c) Kirke P.N.: BMJ 2004; 328(7455): 1535–1536. d) Christensen B et al.: Am J Med Genet. 1999 May 21;84(2):151-7.
  • 5. La ingesta materna de ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye al desarrollo normal del cerebro y de los ojos del feto y del lactante alimentado con leche materna. Los efectos beneficiosos del DHA se obtienen con una ingesta diaria de 200 mg de DHA además de la ingesta diaria recomendada de 250 mg de ácidos grasos omega-3 para adultos (DHA + EPA)
  • Los productos de la gama Femibion son complementos alimenticios y no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable. No superar la dosis diaria recomendada de 1 comprimido (Femibion 1) y de 1 comprimido y 1 cápsula (Femibion 2). Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños.

Y además:
El papel del ácido fólico antes y durante el embarazo
Por qué deberías cuidar tu alimentación antes del embarazo