Inicio / Maternidad / Bebés y niños / 10 claves para ayudar a los niños hiperactivos en su aprendizaje

© iStock
Maternidad

10 claves para ayudar a los niños hiperactivos en su aprendizaje

por Redacción enfemenino Publicado en 10 de octubre de 2016
161 compartidos

La hiperactividad infantil afecta a un 5% de la población infantil-juvenil. Se trata de un trastorno de origen neurológico que provoca una serie de alteraciones en la conducta de los pequeños. Te ayudamos a detectarlo y te explicamos cuáles son los tratamientos que recomiendan los expertos.

"Mi hijo no para quieto (solo cuando está viendo la tele)", "No puedo llevarlo conmigo a hacer la compra, es desesperante, lo toca todo"... "Yo creo que este niño es hiperactivo..." ¿Te suenan estas frases? Según la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad, el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es el trastorno psiquiátrico más frecuente en la infancia (entre un 2% y un 5% de la población infantil-juvenil lo padece, lo que equivale a uno o dos niños por aula). Este trastorno es biológico, de origen neurológico, provocado por un desequilibrio existente entre dos neurotransmisores cerebrales: la noradrenalina y la dopamina, que afectan directamente a las áreas del cerebro responsables del autocontrol y de la inhibición del comportamiento inadecuado.

Los niños hiperactivos (o con trastorno TDAH) presentan las siguientes alteraciones en su conducta:

  • Hiperactividad, cuando presenta un nivel superior de actividad dada su edad.
  • Impulsividad, cuando tiene dificultad para controlar sus conductas, emociones y pensamientos
  • Inatención, cuando tiene una gran dificultad o incapacidad para prestar atención y concentrarse.

Tareas como por ejemplo realizar manualidades le ayudarán a que aprenda a centrarse en una actividad, a resolver cualquier imprevisto que pueda ocurrir y a desarrollar su imaginación.

Relacionados: Manualidades infantiles

Manualidades para niños © iStock

¿Por qué se produce la hiperactividad?

Según los expertos, el TDAH tiene un alto componente genético. Así, de acuerdo con los datos que ofrecen estudios realizados, en el 77% de los casos, uno de los padres sería también hiperactivo. Asimismo, en su aparición juegan un papel importante otros factores médicos ambientales como que el niño naciera de forma prematura, que la madre tomase tóxicos, tabaco o alcohol durante el embarazo o haber sufrido problemas en el parto. No obstante, se trata de una patología controvertida, pues alrededor del TDAH sigue habiendo voces críticas que cuestionan la entidad médica del trastorno y su tratamiento habitual. ¿Cómo reconocer a los niños hiperactivos? La detección del TDAH suele ser más precoz cuando los síntomas, como la impulsividad o la hiperactividad, causan molestias al entorno. Sin embargo, la inatención pasa más inadvertida, por lo que en estos casos, que afectan mucho más a las chicas, el diagnóstico suele retrasarse. Para diagnosticar si un niño es hiperactivo o no es necesaria la intervención de un profesional (pediatra, neurólogo o psiquiatra infantil).

Consejos para favorecer el aprendizaje en niños hiperactivos

Los expertos en cuadernos didácticos Rubio, nos dan una serie de consejos para ayudar a los niños hiperactivos en su aprendizaje del día a día.

1. Crear unas pautas de trabajo correctas. Les hará sentirse más cómodos a la hora de comenzar una nueva tarea.
2. Propónle una serie de normas claras y sencillas y apúntalas. Suelen olvidar con frecuencia las instrucciones a seguir así que una agenda o un cuaderno de notas que se lo recuerde será una buena opción.
3. Un horario muy visual. Facilitarle el trabajo de tener que prestar mucha atención en algo será de gran ayuda así que lo mejor es que utilices colores y grandes esquemas para recordarle por ejemplo sus horarios, entrega de trabajos, exámenes... ¡Les será muy útil!
4. Tener un cuaderno de distinto color para cada asignatura les ayudará a organizar su material y apuntes mucho mejor.
5. La asignación de tareas debe ser muy clara. Ponerle una serie de objetivos diarios y que alcancen sus metas en el tiempo requerido será un gran paso para ellos.
6. Incítales a moverse. Que tengan asignadas una serie de tareas que les impliquen movimiento harán que el tiempo que tengan que estar sentados estudiando sea más provechoso y evitar así conductas disruptivas.
7. Destaca los puntos más importantes de sus apuntes. Los colores o subrayadores serán sus mejores aliados a la hora de estudiar. Centrar su atención en un punto clave les ayudará a retener lo que aprendan.
8. Es mejor que estén sentados en primera fila y comprueba cada día que han entendido la lección, resuelve sus dudas...
9. Los materiales audiovisuales suelen funcionar muy bien en el aprendizaje de los niños hiperactivos ya que atraen su interés: los cuentos, las imágenes, las fotos...
10. ¡Alégrate con él de sus logros! Cada pequeño pasito hacia adelante que de será motivo de celebración. Que se haya aprendido la lección en el tiempo estimado, que haya aprendido a sintetizar, que se acuerde de su horario... es motivo de celebración.

Relacionados: Cuentos para niños

© iStock

¿Qué tratamiento se aplica para el TDAH?

Una vez que hay un diagnóstico médico de que el niño padece TDAH, el tratamiento multimodal es el recomendado por los expertos, según nos informan los profesionales de lolapirindola.com, y consiste en:

>Un tratamiento psicológico. La terapia psicológica se dirige al niño y a sus padres, a los que se ofrecen pautas para el manejo conductual de la situación. Es un trabajo psicoeducativo con toda la familia.

>Un tratamiento académico. El niño con TDAH necesita contar con ciertas adaptaciones en el colegio y con la ayuda extra de profesores particulares en casa. Estas adaptaciones curriculares ya están vigentes por ley en algunas comunidades autónomas, y se concretan en medidas como subrayarles la parte más importante del enunciado en un examen, darles más tiempo o facilitarles el examen por partes.

>Un tratamiento farmacológico. Algunos niños con TDAH reciben medicación. Son tratados con metilfenidato o atomoxetina, fármacos estimulantes (anfetaminas) cuyo efecto es el de elevar los niveles de alerta y de actividad del sistema nervioso central, ya que esas conexiones fallan en el caso de niños con TDAH. Es este tratamiento el que resulta más discutido.

Además, las personas con TDAH tienen más riesgo de padecer depresión, ansiedad y baja autoestima, de abusar de las drogas o el alcohol, de llevar a cabo conductas delictivas, de mantener relaciones sexuales peligrosas e incluso de intentos autolíticos (suicidio). En el ámbito escolar, más de la mitad de los niños con TDAH ya han repetido en alguna ocasión cuando llegan a 2º de la ESO (Enseñanza Secundaria Obligatoria) y la mitad no consigue ningún título académico, lo que les lleva a desempeñar peores trabajos.

Es por todo ello por lo que los expertos piden un diagnóstico precoz del TDAH y un adecuado tratamiento del trastorno.

¿Cómo evoluciona el TDAH?

El TDAH remite en el 50% de los casos al llegar a la edad adulta, ya que hay una maduración de esas estructuras cerebrales que habían causado el problema.Al igual que sucede en otras enfermedades, un periodo especialmente difícil del trastorno es el paso a la adolescencia. Muchos de los afectados se niegan a seguir tomando la medicación y eso complica el adecuado control de síntomas del TDAH.

La otra mitad seguirá teniendo el trastorno de mayor. En los adultos, el TDAH se manifiesta en forma de impulsividad, depresión, ansiedad y dificultades para manejar la propia vida.



Y además:
Hábitos saludables para niños: cómo enseñarles a comer bien
Alimentos cariógenos para los niños: ¿cómo debe ser su dieta para proteger su salud dental?

por Redacción enfemenino 161 compartidos

Puede interesarte