Inicio / Cocina / Cocina española / Descubre cómo preparar esta tarta con forma de cupcake gigante

© Extraña obsesión por los cupcakes
Cocina

Descubre cómo preparar esta tarta con forma de cupcake gigante

por Redacción enfemenino Publicado en 30 de noviembre de 2015

Algunos dicen que las mejores cosas siempre van en envase pequeño. Sin embargo, nosotras contradecimos esta afirmación al descubrir esta tarta en forma de cupcake gigante. ¡Ojalá todos los cupcakes fuesen de este tamaño! ¿Te imaginas cuánto disfrutaríamos? No te pierdas esta receta para aprender a hacerlo.

Los cupcakes son una verdadera debilidad. La magdalena blandita y esas riquísimas buttercream que nos comeríamos a cucharadas aunque ello nos costase un subidón de azúcar. Si eres una de las nuestras, seguro que no puedes resistirte a intentar elaborar este cupcake gigante que esconde una tarta de chocolate. Tan solo tienes que ser un poquito mañosa con la fondue para crear una decoración tan bonita como la de la bloguera Laura de Extraña obsesión por los cupcakes. ¡Toma buena nota!

© Extraña obsesión por los cupcakes

Ingredientes:

Ingredientes para el bizcocho de vainilla:

  • 4 huevos
  • ​2 yogures naturales
  • 3 medidas de yogur de azúcar
  • 3 medidas de harina
  • Un sobre de levadura química
  • Una medida de yogur de aceite


Ingredientes apra la buttercream:

  • 300 g de mantequilla sin sal
  • 300 g de azúcar glass
  • 2 cucharadas de crema de chocolate

Modo de elaboración

Para empezar, precalentamos el horno a 180ºC. En un bol incorporamos los yogures y el azúcar y removemos muy bien con ayuda de unas varillas. Agregamos uno a uno los huevos hasta que se integre todo. En otro bol, tamizamos la harina junto con la levadura. Agregamos la mitad de nuestra mezcla de ingredientes secos a la mezcla de ingredientes húmedos y seguimos batiendo. Incorporamos el aceite y a continuación agregamos la segunda mitad de nuestros ingredientes secos. En este momento podemos agregar cualquier aroma, por ejemplo, vainilla.

Engrasamos nuestros moldes de cupcake con un poco de mantequilla o aceite y harina y echamos la misma cantidad de masa en las dos capacidades del molde. Para ello, repartimos la masa por igual ayudándonos de una cuchara de helado. Una vez que lo tengamos listo, lo metemos en el horno alrededor de unos 45 minutos más o menos, hasta que introduzcamos un palillo y éste salga limpio.

Mientras se enfrían, preparamos la crema de mantequilla y chocolate. Para ello, usamos una batidora de varillas ya que a mano es casi imposible. En un bol echamos la mantequilla cortada en cuadraditos y la batimos un poco. Después, vamos incorporando poco a poco el azúcar glass hasta que se integre por completo y, por último, agregamos la crema de cacao para untar.

Cuando estén fríos los bizcochos, los desmoldamos y con ayuda de una lira o un cuchillo los cortamos por la mitad (la base del cupcake y la parte de arriba del cupcake). A continuación, rellenamos cada bizcocho y le ponemos su correspondiente tapita de bizcocho. Cubrimos toda la parte externa de bizcocho de la parte de abajo del cupcake con crema y ponemos encima la parte de arriba del cupcake y también la cubrimos de crema. Para que la tarta no se caiga en ningún momento, introducimos una pajita de plástico por el centro de forma vertical y cortamos lo que sobre.

La dejamos enfriar y ya solo nos queda decorarla con fondant. Para la cápsula, cortamos unos rectángulos de la misma altura de la base en color azul y de ancho como un dedo. Los colocamos uno sobre otro y con ayuda de un poco de agua. De esta forma, se creará el efecto de una cápsula original. Para la parte de arriba, utilizamos fondant blanco, el cual hemos estirado previamente, colocamos encima y cortamos los sobrantes.

Como el bizcocho de la parte de arriba tenía ya de por sí unas formas simulando la crema del cupcake, marcando con el dedo presionando el fondant con cuidado. Por último, cortamos unos rectángulos muy pequeños y de diferentes colores para simular los sprinkles y los colocamos de forma alterna con ayuda de un pincel y un poco de agua.

Encima de la tarta no podía faltar una gran cereza para dar ese toque festivo. Para ello, utilizaremos un trozo de fondant al que le daremos forma de bolita y arriba en el centro le haremos un agujero con un palillo de madera para meter el rabito que hemos hecho con un poquito de fondant verde. Con ello, ya tendríamos nuestra tarta lista para cualquier cumpleaños o evento. Es preciosa y además está súper jugosa. ¿A qué esperas para probarla?

Artículo elaborado en colaboración con Laura del blog Extraña obsesión por los cupcakes.

Y además
R¿Cupcake o chocolate con churros? Ya no tendrás que decidirte

¡El ramo más dulce! Aprende a preparar un cupcake bouquet

por Redacción enfemenino

Puede interesarte