Inicio / Cocina / Cocina internacional / Tarta de manzana: aprende a preparar todas sus variantes

© Getty
Cocina

Tarta de manzana: aprende a preparar todas sus variantes

por Carla Dominguez Publicado en 7 de marzo de 2019
3 177 compartidos

Las tartas de manzana son todo un mundo. Una receta que da paso a mil variantes, algunas más light, otras al estilo de los pie americanos y también algunas creaciones sofisticadas basadas en la cocina francesa. Todo depende de la masa y el relleno que utilicemos y, por supuesto, de nuestra habilidad en la cocina. ¡No te pierdas nuestros secretos para que te quede deliciosa!

La tarta de manzana, un bizcocho de lo más popular, tiene multitud de variantes. Podrás encontrar desde la receta tradicional y más sencilla hasta otras elaboraciones que requieren mucho más tiempo y destreza. Esto también dependerá de la ocasión, de la masa que emplees para la elaboración, la consistencia e ingredientes del relleno e, incluso de la decoración y la formas. Por eso queremos compartir contigo distintas opciones perfectas para que puedas sorprender a tus invitados.

¿Qué tipo de manzana elijo para mi tarta?

Como es lógico, hay que elegir una variedad de manzana que no se deshaga al cocerla: reineta de Canadá, reina de reinetas, bella de boskoop, calvilla blanca (la más rara y deliciosa para hacer tartas). Todas esas variedades darán un sabor único a las tartas sin expulsar demasiada agua. Si queremos aún más sabor, podemos mezclar las variedades y utilizar manzanas para cocer y otras más ácidas: pink lady, ariane, elstar, fuji, braeburn, etc.

Dicho esto, llega el momento de ponerse el delantal y manos a la obra con estas delicias. ¿Cuál es tu variedad favorita?

© Meghan Campbell vía Pinterest

Tarta normanda

Esta receta de tarta de manzana es una de las más comunes y de las que más éxito suele tener, ya que su relleno elaborado con crema fraiche es muy cremoso, una opción perfecta para que los peques de la casa prueben esta tarta y coman fruta. ¡Anota bien la receta!

​Ingredientes (para 8 raciones):
Para la masa:

  • 300 g de harina
  • 150 g de mantequilla
  • Un pellizco de sal
  • Azúcar
  • 2 yemas de huevo
  • 30 ml de leche


Para el relleno:

  • 5 manzanas reinetas
  • 2 huevos
  • 80 g de azúcar
  • 250 g de crema fraiche
  • Azúcar avainillado


Modo de elaboración:
En primer lugar vamos a elaborar la masa. Para ello, pondremos todos los ingredientes en un robot de cocina siguiendo este orden: harina, mantequilla cortada en trocitos, un pellizco de sal, azúcar, yemas de huevo y leche fría. Tenemos que conseguir que la mezcla tenga la textura de unas migas. Una vez que lo hayamos logrado, lo pondremos una tabla de cocina y comenzaremos a amasar hasta obtener una capa fina. Otra opción más sencilla es que compres masa quebrada, la pinches ligeramente con un tenedor y precalientes el horno con calor arriba y abajo.

Una vez que tengamos lista esta parte, vamos a pelar y trocear las manzanas en gajos. En un bol aparte, batiremos los huevos, el azúcar, la crema braiche y el azúcar avainillado. Mientras terminamos con esta mezcla, metemos en el horno la masa cubierta con papel vegetal y legumbres durante quince minutos. Después, agregamos las manzanas y la crema que hemos preparado por encima y horneamos también a 200º durante unos quince minutos. Tras esto, mantenemos otros 40 minutos en el horno pero esta vez a 180º.

Una vez que esté lista, tan solo tienes que dejarla enfriar y podrás degustarla como postre o a la hora de la merienda.

Tarta de manzana tradicional

Esta tarta es la tradicional elaborada con compota de manzana y un toque de canela irresistible. A nosotras nos encanta comérnosla templada antes de que se enfríe totalmente.

Ingredientes (para 8 raciones):

  • Una plancha de masa quebrada
  • 2 manzanas
  • El zumo de medio limón
  • Azúcar para espolvorear


Para la crema pastelera:

  • 1/2 vaina de vainilla.
  • 2 yemas de huevo.
  • 250 ml de leche.
  • 25 g de maizena.
  • 50 gr de azúcar.


Modo de elaboración:

Para esta tarta vamos a comenzar por la compota. Para ello, pelamos y troceamos las manzanas y las ponemos en un cazo junto al agua y la mantequilla a fuego bajo- medio. Dejamos cocer durante unos 15 minutos y, a continuación, agregamos el azúcar y la canela y dejamos hacer otros 10 o 15 minutos. Después de este tiempo, la consistencia de la compota debe ser de puré espeso. Cuando esté listo, apartamos del fuego y dejamos cocinar.

Después de esto, precalentamos el horno a 180º y vamos forrando el molde con la pasta quebrada. Como ocurría en el caso anterior, pinchamos la masa y ponemos legumbres sobre ella para evitar que se hinche. De esta forma, horneamos durante 10 minutos y después retiramos el peso y horneamos durante otros 10 minutos.

Mientras tenemos la masa en el horno, iremos pelando las manzanas y troceándolas en láminas. Además, las rociaremos con zumo de limón para evitar que se oxiden. Cuando la masa esté lista, la cubriremos con la crema pastelera. Encima de la crema colocaremos las láminas de manzana y espolvorearemos azúcar. Después meteremos de nuevo en el horno y cocinaremos durante 35 minutos más. Cuando esté lista la sacamos del horno y dejamos enfriar. También podemos meterla en la nevera si vas a consumirla durante varios días.

Tarta de manzana crujiente

La versión ligera y crujiente de la tarta de manzana tiene una receta de lo más sencilla. Es la opción ideal si no tienes demasiado tiempo para elaborar una tarta y tienes invitados en casa.

Ingredientes (para 4 personas):

  • Una lámina de hojaldre
  • 4 manzanas grandes
  • 200 g de compota de manzana
  • 20 g de mantequilla
  • Mermelada de albaricoque
  • Azúcar


Modo de elaboración:

Para empezar, precalentaremos el horno a 200º y colocaremos en la bandeja de horno el papel vegetal. Sobre él colocaremos la lámina de hojaldre que pincelaremos con mantequilla derretida y con azúcar espolvoreada. Después, le daremos la vuelta al hojaldre y encima pondremos la compota de manzana que hemos preparado siguiendo los pasos de la receta anterior. Una vez que tengamos la compota de manzana bien extendida, colocaremos sobre ella las láminas de las manzanas, ordenadas de forma que resulte estético.

Tras esto, pincelaremos esta capa con mantequilla y espolvorearemos azúcar sobre las manzanas cortadas. Una vez que hayamos hecho esto, colocaremos otra bandeja de horno en la parte superior para evitar que el hojaldre suba. En esta posición hornearemos durante 35 minutos aproximadamente hasta que veamos que la tarta está dorada.

Por último, la sacamos del horno y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Antes de presentarla, te sugerimos que barnices la superficie con mermelada de albaricoque que le dará un toque muy sabroso a tu tarta.

Tarta merengada de manzana

Si eres una apasionada del merengue y eres de esas personas que siempre busca una excusa para incluirla en sus postres estás de enhorabuena. Esta tarta de manzana te permite añadir merengue a tu creación. ¡Ponte manos a la obra!

Ingredientes:

  • Masa quebrada
  • Medio kilo de manzanas
  • 15 cl de agua
  • 100 g de azúcar glas
  • Dos huevos grandes
  • 25 g de manteca
  • Ralladura de una cáscara de limón


Modo de elaboración:
​En primer lugar, precalentamos el horno a 180º. Colocamos la masa en un molde de unos 20 cm de diámetro y la pinchamos con un tenedor para evitar que se hinche. Después la metemos al horno hasta que se dore ligeramente. Mientras tanto, vamos a preparar el relleno de la tarta. Para ello, elaboraremos una especie de compota de manzana: cortamos las manzanas en daditos y las ponemos a fuego medio con el agua, la manteca, la mitad del azúcar glas y la ralladura del limón hasta que las manzanas se deshagan y consigamos una textura de puré espeso.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente y la añadimos sobre la masa que ya hemos cocinado. Sobre ella, añadiremos el merengue que vamos a elaborar con las claras de huevo y el resto del azúcar. Cuando la mezcla haya alcanzado la textura de merengue cubriremos la compota con ayuda de una espátula.

Por último, volveremos a llevar la tarta al horno durante unos 10 minutos hasta que veamos que la superficie se ha dorado. Podremos consumir esta delicia tanto templada con fría.

Apple pie o la clásica tarta de manzana americana

Es la típica receta que hemos visto una y otra vez en las películas. Si siempre has querido saber cómo se elaboraba, no te puedes perder nuestra receta.

Ingredientes:

  • Dos planchas de masa quebrada para tartas
  • 1,5 kg de manzana golden o reineta
  • Una yema de huevo
  • Una cucharada sopera de nata para postres
  • Una cucharada sopera del zumo de un limón
  • 50 g de azúcar
  • 15 g de mantequilla cortada en dados pequeños
  • Una cucharadita de canela
  • Un pellizco de sal


Modo de elaboración:
En primer lugar, vamos a preparar con el rodillo la masa que servirá de base y cobertura para la tarta. Una de las partes la colocaremos en el fondo de un molde redondo y cubriremos también las paredes. Al igual que en las otras recetas, en esta también pincharemos la masa para evitar que suba durante el horneado.

En un bol aparte, vamos colocando las láminas de manzana peladas y más o menos regulares y las 'aliñamos' con azúcar, zumo de limón, canela y sal. Removemos bien para que todos los trozos queden perfectamente impregnados. Después, colocaremos las manzanas encima de la masa que ya hemos preparado en el molde y añadimos algunos cubitos de mantequilla.

Por último, trabajamos la otra mitad de la masa y la colocamos sobre la torre de manzanas. Es importante que hagamos unos cortes grandes en la parte superior para que pueda respirar durante la cocción. Otra variante es que decoremos la parte superior solamente con algunas tiras de masa, de tal forma que obtengamos una redecilla.

Antes de hornear, barnizaremos la superficie con una mezcla de yema de huevo y nata que le aporte ese color tan característico. Después, meteremos al horno y coceremos durante unos 20 minutos a temperatura alta (unos 200º) y, tras esto, bajaremos la temperatura a 180º y dejaremos al menos unos 50 minutos más. ¡Realmente deliciosa!

Algunas de nuestras sugerencias...

Para enriquecer el sabor de tus tartas, nada como agregar algunos ingredientes. Nuestra sugerencia es que agregues vainilla (en polvo o azúcar avainillado), canela,nuez moscada o jengibre a la comporta de manzana que prepararás.

​También puedes enriquecerla con pasas, frambuesas secas o cualquier otra fruta seca a trozos. Mezcla manzanas, peras y membrillo para un sabor otoñal maravilloso. Y en primavera: tarta de manzana con ruibarbo. Además, fría o caliente, puede acompañarse con una bola de helado de vainilla, crema fresca o mascarpone y aliñarla con almendras picadas o un manto de azúcar glas.

Y además:
El zapote negro, una fruta con sabor a chocolate
¡Para chuparse los dedos! Las tartas femeninas más originales
La tarta Tatin, una forma deliciosa de comer fruta

por Carla Dominguez 3 177 compartidos

Puede interesarte