Inicio / Cocina / Cocina internacional / Receta de crema chantilly o cómo hacer aún más deliciosos tus postres

Receta de crema chantilly o cómo hacer aún más deliciosos tus postres

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 31 de agosto de 2015

¿Qué podemos decir de la crema chantilly? Es como comer una nube, fresca, suave y dulce. Para las golosas empedernidas se trata de un verdadero manjar al que es difícil resistirse. Por eso, a continuación te damos algunos de nuestros mejores consejos para preparar una deliciosa crema chantilly. ¡Toma buena nota y deleita a todos con tus postres!

Nada más y nada menos que cuatro siglos hace que en una pequeña localidad de Francia comenzó a elaborarse este manjar. Y si la crema chantilly ha conseguido saciar la necesidad de dulce de tantas generaciones será por algo, ¿no? Esta crema batida azucarada y, a veces avainillada, es el complemento perfecto de muchos de nuestros postres favoritos. Desde la cobertura ideal para las tartas elaborados con frutos del bosque, hasta el topping de un helado o el broche de oro a un café vienés espolvoreado con chocolate en polvo. ¿Cuál de sus utilidades es tu favorita?

Los 7 mandamientos de la crema chantilly

1. Utilizar crema entera y líquida, no crema ligera, ya que es la materia grasa lo que permite la emulsión y la textura nubosa de esta crema con tanto éxito. Si tiene menos de un 30% de materia grasa, es imposible montarla. Un truco si no tienes nata líquida: utiliza nata espesa + 10% de su peso en leche para diluirla.

2. Meter la crema, el bol y la batidora en la nevera al menos 1 hora antes de empezar.

3. No batir demasiado tiempo, para no estropear la crema y formar grumos.

4. No conservarla más de 24 h y siempre en frío, ya que se estropea muy rápido.

5. Aromatizar al principio para evitar que se aplaque al final.

6. Endulzar con azúcar glas un poco antes de acabar o con azúcar en polvo al principio.

7. Manipular con precaución para evitar que recaiga.

¿Cómo se elabora?

Ingredientes (para 50 cl)

  • 50 cl de nata líquida o nata para montar con un 35% de materia grasa
  • 35 g de azúcar glas
  • Extracto de vainilla para aromatizar

Modo de elaboración:
Una hora antes de empezar, como ya te hemos contado, colocaremos los utensilios para batir y el bol que vayamos a utilizar para preparar la chantilly en el congelador y la crema en la parte superior de la nevera, ya que es la zona más fría.

Hecho esto, primero vamos a verter la crema en una ensaladera. Después, añadiremos el azúcar glas y comenzaremos a batir la crema con la batidora eléctrica de varillas. Iremos variando su velocidad, de lento a rápido progresivamente cada 30 segundos.

Sabremos que está lista cuando la crema haya alcanzado un color amarillento que indique que está a punto de convertirse en mantequilla. Una vez que esté preparada, la serviremos de inmediato o la mantendremos un mínimo de dos horas en la nevera. Por último, la sacaremos en el momento de servirla y la emplearemos para alguno de los usos que te comentamos a continuación.

¿Cómo puedo utilizar la crema chantilly en la cocina?

  • Como guarnición de pasteles, coles y otras pastas
  • Como mousse para fruta o chocolate
  • Para hacer cremas glaseadas
  • Para preparar bavarois
  • Como guarnición de carlotas
  • Como acompañamiento en copas de helado, profiteroles, cremas de chocolate...
  • Salada: natural o condimentada, sirve de acompañamiento para el salmón ahumado, los corazones de alcachofa, el asado de buey frío…

Algunas de nuestras sugerencias más originales:

Chantilly de aguacate: Incorporaremos la crema batida a un puré de aguacate para obtener este delicioso mousse de aguacate.
Chantilly con marisco: Colorearemos la chantilly con tinta de sepia y la serviremos con un carpaccio de vieiras o sobre tostadas con huevas de salmón ahumado.
Chantilly al mascarpone: Utilizaremos una porción de queso mascarpone y 1,5 volúmenes de chantilly (azúcar al gusto) y podremos utilizar la crema resultante como cobertura de algún bizcocho o tarta.
Chantilly al chocolate: añadir 50 cl de crema batida a 200 g de chocolate fundido frío. ¡Una verdadera delicia para las fans incondicionales del chocolate!
Chantilly de chocolate: batir hasta conseguir una emulsión de 250 g de chocolate fundido con 20 cl de crema (perfumada o no), colocando el bol al baño María helado, es decir con agua muy fría o cubitos de hielo.

Y además
¡Para chuparse los dedos! Las tartas femeninas más originales
Tarta de manzana: aprende a preparar todas sus variantes

Puede interesarte