Inicio / Maternidad / Embarazo / Enfermedades infantiles durante el embarazo

Maternidad

Enfermedades infantiles durante el embarazo

Elena Bonet
por Elena Bonet Publicado en 26 de octubre de 2009

Enfermedades infantiles durante el embarazo Si ya tienes un pequeño en casa o estás a menudo con niños, presta atención a las enfermedades infantiles y si contraes alguna de ellas estando embarazada, acude a tu médico para que te indique cómo proceder.

¿Cuáles son las enfermedades más peligrosas para una mujer embarazada? La varicela y la rubéola, sobre todo durante el primer mes de embarazo. Si no eres inmune a estas enfermedades, protégete con un tratamiento a base de gammaglobulinas. Si contraes la enfermedad, el médico te someterá a una amniocentesis para evaluar los riesgos de la infección.

El citomegalovirus (CMV)
Entre las enfermedades que transmiten los más pequeños se encuentra el citomegalovirus, acerca del cual solemos estar mal informadas. Esta enfermedad puede afectar al embrión y al feto e inducirle complicaciones neurológicas graves. El CMV se encuentra sobre todo en la orina, las heces y la saliva de los más menudos. De modo que si sueles estar en contacto con ellos o trabajas en una guardería, pide a tu médico que te ordene unos análisis de sangre. Si no estás inmunizada, lávate las manos después de cambiar a los niños y evita utilizar utensilios que hayan estado en contacto con la boca de los bebés. Hoy en día sólo se puede hablar de prevención porque de momento no existe tratamiento. Estas precauciones deben tomarse hasta el día del parto.

Advertencia: ¿cuándo consultar?
Cualquier singo anormal debe ponerte en alerta y hacer que consultes al médico: fiebre, estado gripal dolores abdominales, infecciones de orina, sangrado, etc. son razones suficientes para acudir a él con urgencia.
Y no te automediques. Pide siempre consejo a tu médico en caso de problemas: sólo él sabrá guiarte hacia medicinas suaves (homeopatía, fitoterapia, etc.).

Consulta también:
Toxoplasmosis y embarazo
Medicamentos y embarazo

por Elena Bonet

Puede interesarte