:

Inicio / Maternidad / Embarazo / Quiropráctica y embarazo, ¿qué beneficios aporta a las mamás?

Maternidad

Quiropráctica y embarazo, ¿qué beneficios aporta a las mamás?

por Redacción enfemenino Publicado en 10 de noviembre de 2016
204 compartidos

¿Conoces la quiropráctica y sus beneficios en mujeres embarazadas? Descubre aquí en qué se basa esta práctica y en todo lo que puede ayudarte tanto a tu bebé como a ti.

Durante el embarazo las mujeres sufren muchos cambios físicos, hormonales y emocionales. La columna vertebral de las mamás debe ir adaptándose, mes a mes, a los cambios posturales, hormonales y emocionales, a los que se ve sometida debido al crecimiento del bebé, y esto crea desalineaciones estructurales y más cambios alrededor de los músculos y ligamentos de sostienen el cuerpo de las mamás.

El desequilibrio de los ligamentos uterinos y de las estructuras pélvicas reduce la cantidad de espacio disponible para el bebé. Esta restricción intrauterina no sólo afecta al espacio en sí, sino al desarrollo del propio sistema nervioso del bebé, pues el movimiento es lo que crea las conexiones en sus neuronas.

Mediante ajustes específicos restablecemos el equilibrio pélvico y la función del sistema nervioso, y las mamás pueden afrontar el esfuerzo de dar a luz así como del postparto con facilidad y una mayor vitalidad.

Relacionados: Evolución del embarazo

El embarazo semana a semana © enfemenino

Beneficios potenciales de la atención quiropráctica durante el embarazo

  • El mantenimiento de un embarazo saludable.
  • Controlar los síntomas de las náuseas.
  • Equilibrar los síntomas emocionales.
  • Mantener el pubis equilibrado para su apertura óptima.
  • La reducción del tiempo de trabajo de parto.
  • Aliviar la presión postural por el nuevo peso del bebé en la columna vertebral.
  • La prevención de un posible parto por cesárea reduciendo el estrés uterino y de los ligamentos de apoyo.
  • Reducir las presentaciones de nalgas con la técnica Webster. Aproximadamente en el 4% de todos los embarazos terminan en una presentación de nalgas.
  • Una recuperación con menos cansancio y más rápida.

Cómo cuidar tu cuerpo y mejorar tu salud durante el embarazo para tu propio beneficio y el del bebé

Muchas mujeres piensan que cuando estás embarazada no puedes hacer nada por mejorar la salud propia y la del bebé que se está formando. ¿Te imaginas la cantidad de trabajo que tiene tu cuerpo con tu vida y además formando a nuevo ser humano? Una visita al quiropráctico puede ayudarte a que todo esté en su sitio y a punto. La quiropráctica hace funcionar mejor todos tus sistemas, los embarazos, y los bebés se desarrollan con la mejor versión de ti misma.

Las camillas quiroprácticas para el embarazo son camillas especiales que se abren por el medio y así pueden estar boca abajo. El abdomen no tiene ninguna presión y los ajustes son suaves y agradables. La quiropráctica también se puede aplicar a bebés, que después de las variopintas posturas que adoptan en el útero por la falta de espacio y el estrés que les supone nacer, pueden ser ajustados para que empiecen su vida con la columna y el sistema nervioso al 100% siendo bebés más sanos, tranquilos y felices.

Sin riesgos: La quiropráctica es una ciencia segura y natural para todos

  • No hay casos en los que no está indicada pues cuenta con técnicas apropiadas para todo tipo de pacientes, desde bebés hasta personas de la cuarta edad.
  • Como la quiropráctica no es un tratamiento, sino un cuidado holístico de salud, puede ser utilizada por todos. La mayoría de médicos ya recomienda el cuidado para optimizar la salud, aunque en España, aún puedes encontrar algunos que no saben nada de ella, por eso al preguntarles pueden decirte que sí, que es fantástica o bien que no te la recomiendan. Es decir, que la controversia está formada por el desconocimiento de la profesión que se ejerce desde 1895 y cuenta con millones de usuarios satisfechos.
  • La quiropráctica está regulada e integrada en los servicios sanitarios en los EE.UU, Canadá, y en la mayoría de países europeos, a excepción de España y Portugal, goza de un reconocimiento legal.
  • El mayor riesgo para las personas, es ponerse en manos de profesionales no formados durante cinco u ocho años en la universidad. Debido a la falta de regulación por parte del gobierno en España, los licenciados en quiropráctica están asociados en la Asociación Española de Quiropráctica (AEQ). Te recomendamos que siempre compruebes las credenciales del profesional a que quieras asistir consultando su nombre en la web de la AEQ.

Si todavía no sabes qué es lo que la quiropráctica puede hacer por ti en la AEQ, o en cualquier consulta, podrás encontrar respuesta a todas tus dudas además de conocer todos los beneficios de cuidar tu salud de un modo natural y sostenible. Es un momento de felicidad que te mereces vivir feliz y la quiropráctica está aquí para ayudarte. Feliz embarazo mamá.

Contenido elaborado en colaboración de la quiropráctica Roser de Tienda


Y además:
Primeros auxilios para niños: lo que todos los padres deben saber
Estimulación acuática en bebés: un chapuzón beneficioso y divertido

por Redacción enfemenino 204 compartidos
Nueve meses en un minuto, ¡embarazo a cámara rápida!

Puede interesarte