Inicio / Mujer hoy / Sociedad y mujer / La imagen de la mujer en los medios de comunicación: los estereotipos

© iStock
Mujer hoy

La imagen de la mujer en los medios de comunicación: los estereotipos

Sara Hormigo
por Sara Hormigo Publicado en 30 de junio de 2017

Hace un tiempo tuvimos la oportunidad de asistir a uno de los debates de comunicación que reunió a tres referentes dentro del mundo de los medios. Rosa María Calaf, periodista y excorresponsal de TVE en más de 30 países, Ana Porto, Subdirectora de Comunicación de Atresmedia y Mirta Drago, Directora de Comunicación y Relaciones Externas de Mediaset fueron las protagonistas. Hoy rescatamos sus palabras para poner en valor la imagen de la mujer en los medios de comunicación.

Estamos acostumbrados a que, cada vez más, la imagen prevalezca por encima de la palabra. En informativos la espectacularidad de las imágenes prima a la de la noticia lo que conlleva que la sociedad esté en cierta medida desinformada. Pero además, centrándonos exclusivamente en el medio televisión, más alla de las audiencias, es uno de los que posee una gran capacidad de influencia a través de sus contenidos y precisamente este, es el que más variedad ofrece. Tanto ficción, entretenimiento como información (y por supuesto, publicidad) se deben dar la mano para ofrecer una imagen veraz y real de la mujer, el tema que nos ocupa, y ahí es donde entran en juego los Dircom y aquellas profesionales que velan por la sociedad dando ejemplo.

Descubre: Frases empoderar mujeres

Frases para encontrar la fuerza que necesitas © iStock

¿Es real la imagen de la mujer que proyectan los medios?

Si existe una mujer con experiencia dentro del mundo de los medios, esa es sin duda Rosa María Calaf. Su imagen siempre la asociamos, y nos recuerda, a las corresponsalías de los telediarios de TVE. La periodista aclaraba: "Hablando desde el punto de vista del informador, comunicar no siempre es informar. Comunicar es contar al ciudadano aquello que se quiere que sepa pero el informador debe contar al ciudadano aquello que debe saber independientemente del soporte". "La responsabilidad del informador es no caer en el uso de eufemismos y no distraer la atención del ciudadano de aquello que es lo esencial e importante. Priorizar la importancia no el impacto". Por tanto, las palabras son esenciales y tienen siempre una "intención" cuando se "modifica el sentido de éstas se están modificando también las ideas", comentaba Calaf.

En el caso de las mujeres, depende de cómo mostremos su imagen será una u otra: "A veces aparece como víctima, como consumista, con comportamientos sumisos... Se está retrocediendo en valores que se habían conseguido. Se está conduciendo al modelo de mujer en el que prima la apariencia física y todo ello se va normalizando porque los informadores lo permiten". Pero existen muchos ejemplos de prácticas que se deberían de modificar como por ejemplo informes hechos por mujeres y transmitidos después por hombres o equipos de mujeres trabajadoras en los que después la cabeza visible es un hombre. "Tenemos una responsabilidad ineludible en el tema de la mujer (...). Aunque las estadísticas dicen que nos licenciamos muchas más mujeres que hombres, seguimos siendo menos en los puestos de dirección, aunque estamos avanzando", continuaba Ana Porto. "Los medios de comunicación estamos ayudando a la normalización de la imagen de la mujer".

Concretamente, en violencia de género, que por supuesto, fue uno de los temas que también se tocó durante el debate, se afirmó de forma unánime la utilización de una serie de "códigos" comunes a la hora de transmitir la información.

Ana Porto: "También necesitamos cuentos en las que no todas seamos princesas"

En ficción se han propuesto papeles en los que la mujer es fuerte, trabajadora, independiente... Como es el caso de series como CSI que impulsan la imagen de la mujer y promueven su ejemplo de capacitación y equilibrio con la figura masculina. Una historia de ficción que fácilmente se puede transportar a la realidad ya que existen estudios que aseguran que a partir de la emisión de esta serie hubo una mayor demanda de mujeres a la hora de estudiar medicina forense. "También son necesarios cuentos en los que no todas seamos princesas", comentaba Ana Porto. Pero independientemente de la historia que se cuente en una serie o película "el consumidor debe ser consciente de que se trata de ficción. Es más, muchas series españolas que se emitieron hace años son las que más hicieron por normalizar la situación familiar, de la mujer... aunque todavía queda mucho por hacer. Los medios de comunicación siguen siendo un vehículo muy importante para cambiar la sociedad", aseguraba Mirta Drago.

"El papel de los medios de comunicación es clave a la hora de la proyección de la imagen de la mujer pero no es menos clave que el de la educación o la familia (...). Cada vez somos más mujeres en el ámbito de la dirección y después de 11 años de experiencia por primera vez empezamos a tener valor dentro de la compañía y el discurso es diferente", continuaba Drago.

En definitiva, a través de campañas de concienciación y de una buena gestión desde los departamentos de comunicación de los medios se puede avanzar y de hecho, se está avanzando hacia una imagen real de las mujeres. Es esencial que desde los medios se reflexione, pero también desde la ciudadanía: "No sentarnos ante una pantalla y tragarnos todo lo que nos dan", tal y como advirtió Rosa María Calaf. "Los periodistas que trabajan en televisión estamos en el buen camino y debemos seguir apostando por mostrar a las mujeres en todas las facetas de la vida y no dejarlas siempre como víctimas, amas de casa o consumidoras. Somos la mitad de la sociedad y nosotros tenemos la responsabilidad de mostrarlo", concluyó Ana Porto.

Y además:
Mamás 2.0: ¿hacia dónde vamos?
Liderazgo femenino: la mujer en la regeneración de la política

por Sara Hormigo

Puede interesarte