Inicio / Mujer hoy / Sociedad y mujer / En todos estos países ser homosexual aún es un delito

© iStock
Mujer hoy

En todos estos países ser homosexual aún es un delito

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 19 de junio de 2017

Más de 70 países en el mundo consideran que las relaciones homosexuales son aún delito y, de ellos, 8 castigan esta orientación sexual con la pena de muerte. En pleno siglo XXI esta es una dura realidad contra la que queremos alzar la voz en la semana en la que Madrid se convierte en la capital mundial del Orgullo.

Tan solo a unos días de que Madrid se convierta en la capital del World Pride, hemos querido poner atención en todos esos países en los que la celebración de este tipo de evento sería impensable. Según la Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales, aún hay 72 países en el mundo en los que las relaciones homosexuales son delito y no solo eso: en 8 de estos países las parejas del mismo género pueden castigarse con la pena de muerte.

Un balance terrible que aún hace necesario hablar de la represión que hoy en día sufren muchos homosexuales debido únicamente a su orientación sexual. En este punto es importante destacar que en el último año han crecido notablemente en Europa el número de agresiones a homosexuales en países como Rusia, Alemania, Francia e, incluso, España. De hecho, en 2016 el número de denuncias por agresiones de este tipo superaron las 300 solo en la Comunidad de Madrid.

Y es que con datos como estos solo podemos certificar que existe un importante flaqueo en la educación de las nuevas generaciones y que sería más que necesario un extra de tolerancia y respeto en esos agresores que actúan como verdaderos animales. Motivos como este nos llevan a reivindicar la necesidad de celebrar el Día del Orgullo, una fiesta que muchos se empeñan en criticar. Es imprescindible que este colectivo, que durante tanto tiempo ha estado reprimido, se sienta querido e integrado en las sociedades en las que viven.

Descubre: Las 30 mejores películas de temática LGTB

Las mejores películas de temática homosexual © Mi nombre es Harvey Milk

Para abrir los ojos a quienes niegan la represión de este colectivo, hemos rescatado datos de algunos países en los que ser homosexual aún es poner en riesgo tu libertad, tu integridad o, en el peor de los casos, tu vida.

Irán

Irán es uno de los países en los que la homosexualidad está castigada con la pena de muerte. Por otro lado, la transexualidad se considera una enfermedad mental e ir vestido de mujer por la calle puede valerle a un iraní la acusación de escándalo público. Sin embargo, se trata uno de los pocos países eminentemente musulmanes en los que las operaciones de cambio de sexo están permitidas por un edicto religioso redactado en 1980. Precisamente por este motivo, muchos jóvenes homosexuales ven en la operación de cambio de sexo la única forma de poder vivir libremente sin correr riesgo de ser condenados a pena de muerte.

Arabia Saudí

Arabia Saudí se rige por las Leyes Islámicas a la hora de juzgar la homosexualidad. Por ello, las relaciones entre personas del mismo sexo son castigadas con agresiones corporales como latigazos que, en ocasiones, pueden llegar a provocar la muerte. Puesto que la forma de interpretar las Leyes islámicas depende del juez o clérigo, los castigos impuestos a los homosexuales pueden dar lugar también a penas tan crueles como la amputación de alguno de sus miembros o la ejecución pública.

Yemen

Ser homosexual en Yemen puede convertirse en un verdadero infierno si se hace público. Latigazos hasta la muerte es uno de los castigos más frecuentes si se descubre a una pareja de hombres o mujeres practicando sexo. Como ocurría con los países anteriores, esta pena se impone por la interpretación que los jueces hacen de la Sharia.

Sudán

El Código Penal de Sudán, aprobado en el año 1991, contempla por escrito los castigos que se pueden imponer a los homosexuales. Desde penas de cárcel hasta castigos físicos que pueden llegar al asesinato. A pesar de esta circunstancia, en el año 2012 nació la primera Asociación LGTB de Sudán, Rainbow Sudan, que intenta luchar por los derechos de los homosexuales dentro del país.

Somalia

Castigar la homosexualidad es muy frecuente en los países africanos. Además del nivel legal, la homofobia cala hondo en una sociedad que rechaza cualquier muestra manifiesta de esta orientación sexual. En Somalia, por ejemplo, las relaciones entre parejas del mismo sexo están también castigadas con la pena de muerte. En el caso concreto de este país africano, este tipo de agresiones se dan en el sur del país. En este clima, con la falta de libertad y de educación sexual, las infecciones por VIH/SIDA aumentan sin que nadie haga nada por prevenirlo.

Nigeria

Nigeria es otro de esos países africanos en los que ser homosexual puede ser causa suficiente para sentenciar tu muerte. Como ocurría en Somalia, en Nigeria las penas también varían en función de la zona del país. Por ejemplo, según el Código Penal, las relaciones homosexuales estarían castigadas con hasta un máximo de 14 años de cárcel. Sin embargo, en el norte del país, donde se aplica la Sharia, los hombres (cuando se habla de homosexualidad en estos países nunca se hace referencia a las mujeres) serán azotados con látigos en el caso de que sean solteros y pueden ser condenados a lapidación público si mantienen relaciones homosexuales y están casados.

Siria

Envuelta en un conflicto que se extiende ya más de seis años, Siria es actualmente uno de los países más crueles con los homosexuales. Además de ser repudiados por sus familias y pueblos, los yihadistas ejecutan públicamente a los gais. De hecho, hace un par de años dio la vuelta al mundo un vídeo en el que se veía como los extremistas lanzaban por la azotea de un edificio a homosexuales con los ojos tapados mientras se jactaban de haber cumplido las leyes del Islam.

Irak

Ser gay o parecerlo se paga con la muerte en Irak. Lo más trágico de esta situación es que muchos homosexuales son sentenciados a muerte por sus propias familias que ven en su orientación sexual un crimen de honor. Promovidos por diversas ONGs, en Irak existen incluso centros de acogida para homosexuales en los que pueden refugiarse del terrible destino que las leyes del país disponen para ellos.

La India

En La India son ilegales todos aquellos actos sexuales que "vayan contra el orden de lo natural". A pesar de ello, las autoridades del país asiático no persiguen a los homosexuales siempre y cuando lleven su relación con la máxima discreción y no se hagan muestras de cariño en público. La sociedad India está muy polarizada en este sentido, ya que algunas interpretaciones del hinduismo sí que dicen ver alusiones contra la homosexualidad en los principios de la religión, mientras otras se muestran respetuosas con la orientación sexual de cada cual.

Marruecos

Muy cerca de nuestra frontera, concretamente en Marruecos, el Código Penal del país determina tres años de cárcel para quien practique "sexo contra natura con una persona de su mismo sexo". Y no solo se trata de una cuestión legal, la propia sociedad marroquí es tremendamente homófoba y rechaza abiertamente la homosexualidad.

Otros casos aberrantes

Como sabes, hay países como Rusia en los que "salir del armario" puede suponer todo un riesgo para los homosexuales. De hecho, el porcentaje de agresiones a homosexuales es el más elevado de Europa. En Rusia la homosexualidad se condena como movimiento social y expresar en público la orientación sexual puede resultar problemático para gais y lesbianas. Lo más preocupante del país es que, según datos recogidos por El Mundo, casi un 40% de la sociedad rusa piensa que la homosexualidad es una desviación.

España es uno de los países europeos en los que los homosexuales, como es lógico, son tratados de igual modo que los heterosexuales. De hecho, Madrid se ha convertido en una de las capitales más abiertas y tolerantes en este sentido. Buena cuenta de ello da el hecho de que el World Pride comience en unos días en la capital. A pesar de ello, aún quedan algunos pequeños matices que deberían cambiar. Por ejemplo, mientras en otros países europeos se han prohibido las terapias de "reconversión" sexual, en España, aunque no muy frecuentes, estas terribles prácticas aún no están penadas por la ley.

Y si estás comprometida con los problemas sociales que hay en el mundo, no te pierdas estas emotivas palabras de Mabel Lozano sobre la trata sexual:

Y además:
Vacaciones gay friendly: 10 destinos de verano perfectos para lesbianas
25 canciones para disfrutar del Orgullo Gay

por Laura Sutil

Puede interesarte