Inicio / Pareja / Sexualidad / El orgasmo

El orgasmo

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 25 de enero de 2008

El orgasmo proviene del griego « orgh »: desear ardientemente. Es el paroxismo del palcer sexual, llega de repente, tras una fase de excitación y dura unos pocos segundos.

¿De dónde viene esta ola de placer inconmensurable? ¿Qué ocurre en nuestro cuerpo durante el orgasmo? A continuación analizamos este fenómeno psíquico que tanto nos gusta.

Un placer fulminante
El orgasmo proviene del griego « orgh »: desear ardientemente. Es el paroxismo del palcer sexual, llega de repente, tras una fase de excitación y dura unos pocos segundos. Es el placer más intenso que un ser humano pueda sentir. Este maremoto sensual está seguido de un periodo de relajación, de satisfacción y de sosiego.

Manifestaciones físicas
- En el hombre: eyaculación y contracción de los músculos del perineo.
- En la mujer: el clítoris se retrae; la vagina, el perineo y el útero se contraen y los pezones se ponen en punta. Algunas pocas mujeres también pueden segregar un líquido blanquecino durante el orgasmo.
El ritmo cardíaco se acelera y los vasos sanguíneos se dilatan tanto en el hombre como en la mujer.
El placer físico tiene como resultado la secreción de endorfina, una sustancia que aporta una sensación de relax y bienestar.

Lo que lo genera
En general, suele ser la estimulación de zonas sexuales que tienen como resultado el orgasmo: caricias preliminares, cunnilingus, felación, masturbación, penetración... Pero es verdad que a las mujeres les cuesta más llegar al orgasmo que a los hombres. La causa: una presión social que hemos heredado desde hace siglos, el peso de la educación y tabúes íntimos, además de la falta de conocimiento de nuestro propio cuerpo.

Consejos para llegar al orgasmo con más facilidad
La mejor manera de gozar es conociendo bien el cuerpo. Tenemos muchos puntos sensoriales que si se estimulan correctamente llegamos directamente al séptimo cielo ¡pero hay que saber donde están! La solución: practicar la masturbación para explorar las múltiples posibilidades orgásmicas.


Familiarízate con las siguientes zonas erógenas:
- El clítoris, es un pequeño apéndice que se encuentra en los labios vaginales. Se accede con facilidad y es muy sensible a las caricias.

- El punto G está al lado de la vejiga, detrás del hueco púbico y detrás de la uretra, a 4 cm de la entrada vaginal. Si se estimula en repetidas ocasiones presionándolo con el dedo o un consolador te permitirá sensibilizar la zona.

Si vas practicando poco a poco sabrás qué es lo que te gusta y podrás decirle a tu pareja cómo actuar para que te proporcione el máximo placer posible.

El orgasmo femenino en cifras
Hay que distinguir el orgasmo clitoriano del orgasmo vaginal, mucho más difícil de alcanzar.
- El 95% de las mujeres consigue tener un orgasmo clitoriano mediante la masturbación, y un 45% cuando es la pareja quien les acaricia la zona erógena.
- En cuanto al orgasmo vaginal, sólo un 30% de las mujeres lo consigue durante la penetración. No obstante, es una pena que sólo un 30% lo consiga ya que según algunos sexólogos el orgasmo vaginal es mucho más intenso y profundo que el orgasmo clitoriano.

Multi-orgasmos
Si los hombres conocen un periodo “refractario” después del orgasmo (fase de recuperación durante la cual son insensibles a cualquier tipo de estimulación), las mujeres, al contrario, podemos gozar de varios orgasmos seguidos.

Puede interesarte